43 años de la muerte de Bon Scott (AC/DC): Sus cinco mayores locuras

19 febrero, 2023 4:47 pm Publicado por  3 Comentarios
Estatua de Bon Scott AC/DC en Kirriemuir (Escocia)

Estatua de Bon Scott en Kirremuir (Escocia).

Tal día como hoy de hace 43 años el carismático vocalista Bon Scott (AC/DC) enfilaba su particular autopista hacia el infierno en unas circunstancias de lo más extrañas que ya recordamos tiempo atrás. Seguimos sin renunciar a rendir homenaje a una figura clave en la historia de la música, por lo que en esta ocasión recordaremos las cinco mayores locuras que cometió en vida. Alfredo Villaescusa se encarga de rebuscar en los archivos.

1. El accidente que lo cambió todo

Dicen que no hay mal que por bien no venga. Esta frase podría aplicarse al dedillo a tenor de lo que le sucedió a Bon Scott a raíz de un accidente de motocicleta que condicionaría por completo su futuro en una casualidad casi cósmica.

A comienzos de mayo de 1974, Bon grababa voces para Mount Lofty Rangers y en un ensayo con estos tuvo una acalorada discusión con un miembro de la banda. Salió enfurecido del lugar, lanzó una botella de Jack Daniels al suelo y metió caña a su Suzuki GT550. Como no iba despejado precisamente, tuvo un grave accidente que le mantuvo tres días en coma, aparte de más de dos semanas en el hospital.

Gracias a la mediación de Vince Lovegrove, que por aquel entonces llevaba una agencia de management, pudo conocer a la que sería la banda por la que pasaría a la posteridad, AC/DC. Durante la recuperación del accidente, Bon desempeñó trabajos curiosos como colocar pósters o pintar la oficina de Vince y en un momento dado George Young llamó buscando un cantante para el grupo de Angus y compañía.

Vince le sugirió que probara a Bon, pero George respondió que las secuelas del accidente le impedirían todavía subirse al escenario y que era “demasiado mayor”, a pesar de tener únicamente 9 años más que los hermanos Young. Scott acudió una noche al hotel Pooraka en Adelaida (Australia) y se quedó impresionado con lo que por aquel entonces era AC/DC. Había encontrado a su banda. Y todo en parte debido a un fatal accidente del destino.

2. La noche loca de aquel año

A pesar de que la historia sea conocida, en un artículo sobre Bon Scott no podemos pasar por alto aquel rocambolesco episodio que desembocó en la canción “Whole Lotta Rosie”. El guitarrista Angus Young relató a Guitar World cómo sucedió esta historia: “Bon había salido una noche después de que tocáramos. Estuvo deambulando por las calles de las zonas de los pequeños clubes, y esta chica le agarró desde un portal. Ella tiró de él y dijo: "Oye, Bon, ven aquí". Y Bon pensó: "Oye, ¿por qué no?" La chica estaba allí con su novia, y él pasó la noche con ellas.

Al parecer, Scott tenía una obsesión con las chicas exuberantes de gran tamaño y parece que su encuentro con Rosie se produjo en más de una ocasión. Solían verse en concreto en el hotel Freeway Gardens de Melbourne. Estas eran las declaraciones de Bon incluidas en la caja ‘Bonfire’: “Todos nos quedábamos en el mismo hotel y esta chica llamada Rosie vivía justo enfrente. Era el tipo de chica que en cuanto se cerraba la puerta ya se ponía encima de ti, era demasiado grande para decir que no. Solía mirar qué banda había en la ciudad y se pasaba para saludar a los chicos y tener una fiesta. Vino a uno de nuestros conciertos, ella era de Tasmania, y se puso en primera fila. Pesaba como unos 120 kilos. Aquella chica era una montaña, así que os podéis imaginar los problemas que tuve. Pero tuve que sucumbir… Lo tuve que hacer. Dios, desearía no haberlo hecho”. Otra locura con final feliz, por lo menos dio para una gran canción.

3. Padre por partida doble

La desmedida afición de Bon Scott a las mujeres no era ningún secreto, pero al igual que otras adicciones, también le ocasionó no pocos problemas. En teoría se casó con Irene Thornton en 1972 y se separaron a los dos años antes de divorciarse definitivamente en 1977.

Michael Browning, que se encargó de llevar a AC/DC en sus primeros años de trayectoria, en su libro ‘Dog Eat Dog’, recuerda un particular episodio que le sucedió cuando visitó a Scott en un hospital de Melbourne en 1975 tras sufrir una sobredosis por drogas: “Bon estuvo alardeando de que la última vez que estuvo en ese hospital fue para visitar a dos chicas por separado, que no se conocían entre sí, pero ambas iban a dar luz a un hijo de Bon al mismo tiempo. Hay por ahí al menos dos hijos de Bon Scott, o por lo menos dos que pueda confirmar”. Qué ganas de complicarse la vida, tendría que estar todo el día estresado. Otra locura por derecho propio.

4. En pelota picada

Aparte de la predilección por las féminas, Scott también poseía cierta afición a quedarse en pelota picada sobre el escenario, lo cual le causó no pocos problemas con las autoridades. En una entrevista concedida en 1976 al espacio Double J de George Wayne en la ABC conocíamos algunos detalles interesantes respecto a esta tendencia a despojarse de la vestimenta.

Así lo recordaba el propio Bon Scott: “Durante doce conciertos seguidos tuvimos a la brigada antivicio inglesa siguiéndonos por todo el país. Empezó en Birmingham, donde me quité la ropa y todo el mundo dijo: “Date la vuelta”. Cuando la gente lo pide, ¿qué otra cosa puedes hacer sino darte la vuelta?”.

Esta situación provocaba del mismo modo algunos equívocos: “Por desgracia, me acusaron los padres de algunas chicas que estaban entre el público del concierto de masturbarme en el escenario. Podría haberlo hecho si hubiera querido, ¿no? Querían arrestarme en Liverpool por eso, pero me libré. Si me hubieran arrestado, me habrían tenido encerrado durante tres días, así que mantuve toda mi ropa en su sitio”.

5. Al ejército de locurón

Nadie imaginaría que el estilo de vida disoluta de Bon Scott encajaría en un ambiente tan estricto y disciplinario como el del ejército. En 1963 Scott había pasado una temporada en la cárcel de Fremantle y también nueve meses en el centro juvenil de Riverbank debido a cargos tan surrealistas como la suplantación de identidad o el conocimiento carnal ilícito, entre otras cosas.

Desconocemos la ventolera que le daría para tomar esa decisión, pero sabemos que intentó ingresar en el Ejército de Australia. Por fortuna, su perfil no cuadraba entre los militares, por lo que fue rechazado y considerado un “inadaptado social”, según cuenta Clinton Walker en ‘Highway to Hell: The Life and Times of AC/DC Legend Bon Scott’. ¿Alguien puede vislumbrar al legendario cantante poniéndose firme, o peor todavía, mandándoselo hacer a los demás?

Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

3 comentarios

  • Juandie dice:

    Cojonudo resumen hacia estas interesantes anécdotas hacia la figura de mi vocalista de Rock favorito de todos los tiempos como fue el mitico Bon Scott de mis adorados e históricos AC/DC hacia este 43 aniversario de su fallecimiento.

  • Carlos Jose dice:

    Era Autentico.

  • Israel dice:

    De como se conocieron Bon Scott y los integrantes de AC/DC que se describe en esta reseña es muy diferente al que se conoce por Wikipedia, en este dice; Un día mientras Scott realizaba un pequeño trabajo en la escena musical de la ciudad de Adelaida (más poblada de) Australia, Scott conoció a los miembros de AC/DC ya que el conducía la furgoneta en la que transportaban al grupo de rock y según palabras textuales del fundador del grupo AC/DC Malcolm Young “Scott conducía como un loco y a toda velocidad". Como saber cual es la historia real de como conoció Scott a la banda AC/DC?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *