Madness Live!

Kamelot

The Shadow Theory

Napalm Records (2018)

Por: R

8.5

La banda de Thomas Youngblood regresa a la actualidad tres años después de su anterior trabajo, ‘Haven’. Su duodécimo disco de estudio nos trae a un Tommy Karevik más que integrado en su papel como vocalista (heredero natural de Roy Khan) y unas composiciones que incluyen todos los elementos que esperamos en un disco de Kamelot.

Tras la intro de rigor, “The Mission”, el redondo se inicia con la potente “Phantom Divine (Shadow Empire)”, destacando esa mezcla de orquestación y partes de metal industrial. Todo estalla en un estribillo con voces melódicas, signo de identidad siempre en Kamelot. “Ravenlight” es un buen corte de power metal melódico, va in crescendo hasta rematar nuevamente con un estribillo de esos que se te quedan grabados en la mente desde la primera escucha. También encontramos un interesante solo de teclado y guitarra salido de las manos de Oliver y Thomas. En “Amnesiac” se luce el nuevo batería Johan Nunez, bordeando el rock / metal progresivo.

“Burns to Embrace” profundiza en el metal épico e incluye partes de violín que sirven de apoyo a la melodía principal. Además de contar con el mejor solo de guitarra de todo el trabajo, incluye unos interesantes coros infantiles al final del tema. La sentimental balada “In Twilight Hours” viene cargada del dramatismo propio que le aportan las voces de Karevik y Jennifer Haben (Beyond the Black). El doble bombo de “Kevlar Skin” marca la más power del plástico. De nuevo, aparecen esos juegos entre guitarra y teclado al más puro estilo Stratovarius, convirtiéndola en una de las más destacables.


¡No te pierdas la próxima gira de Kamelot!

La banda también formará parte del Leyendas del Rock 2018 de Villena (Alicante). Concretamente, actuará el 9 de agosto. 


Los medios tiempos de “Static” y “Stories Unheard” ponen de manifiesto que la sensacional voz de Karevik encaja a la perfección en estos tempos más comerciales. “MindFall Remedy” nos sumerge en un tema sinfónico y técnico, que mezcla voces limpias con otras guturales; en cambio, con “Vespertine (My Crimson Bride)”, nos recuerdan a esas canciones con tintes orquestales de Avantasia. Antes de finalizar con la instrumental “Ministrium (Shadow Key)”, nos atrapan con la teatral “The Proud and the Broken”, de nuevo en el top 3 del trabajo. Puede recordar a la era de ‘The Black Halo’ (2005) y cabe mencionar la colaboración de Sascha Paeth a la guitarra.

Tal vez discos como ‘Karma’ (2001) o ‘Epica’ (2003) son irrepetibles. De hecho, muchos de los que crecimos escuchando esas obras seguimos añorando ese power melódico que nos cautivó a principios del nuevo milenio. La buena noticia es que, tras algunos altibajos, Kamelot ha vuelto por el buen camino. Este ‘The Shadow Theory’ es su mejor disco en más de diez años.

Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Roberto Villalba