whisky caravan
adventus

Basati

Basati

Autoeditado (2020)

Por: Alfredo Villaescusa

7

Al igual que determinados olores o sabores pueden llegar a evocar un verdadero torrente de recuerdos, eso mismo sucede con algunos géneros que tampoco se estilan demasiado en la actualidad y te hacen viajar de inmediato en una suerte de máquina del tiempo. El heavy metal euskaldún constituiría un ejemplo palmario a la hora de retroceder hasta comienzos de los noventa sin moverse del sofá, pues existe una intermitente tradición de combos en ese rollo que han seguido más o menos solapados por las circunstancias del momento hasta alcanzar nuestros días. Pensamos así a bote pronto, con Su Ta Gar en la cúspide, en Latzen, Idi Bihotz, Urtz, o incluso EH Sukarra, pioneros que se tuvieron que abrir paso en una tierra que entonces apostaba por otro tipo de sonidos.

Herederos absolutos de todos ellos son estos guipuzcoanos con un potente debut que encantará a los forofos de Aitor Gorosabel y compañía, en especial del periodo del ‘Jaiotze basatia’, no me extrañaría que el propio nombre de la banda tuviera algo que ver con esto. Solos de guitarra doblados en la senda de Helloween o Iron Maiden, gritos agudos hasta la extenuación y letras en la lengua de Gabriel Aresti que no desentonan en absoluto, eso es lo que hay por aquí. Echo de menos quizás una batería tan apabullante como la de Borxa Arrillaga, pero bueno, nadie es perfecto.

Las composiciones que encontramos en este redondo brillan a un nivel que ya quisieran otras bandas y eso es bastante en los convulsos tiempos que vivimos. La intro a piano “Kondaira Baten Hasiera” hace pensar de inmediato en aquella que se marcaron sus mentores Su Ta Gar en el álbum ‘Hortzak Estuturik’ antes de que “Izan Basati” adquiera los mimbres necesarios de himno euskérico para entonar a pleno pulmón, en directo tiene que atronar. “Beldurrik Gabe” posee unos riffs no muy distantes del “Wrathchild” de los primigenios Iron Maiden, mientras que “Amalurra” opta por las cabalgadas y el ambiente épico, como no podría ser de otra manera en una canción dedicada a la madre patria.

La instrumental “Basarde” certifica el más que aceptable nivel instrumental de este combo y “Basalegedia” sigue subiendo puntos en el resultado final con un estribillo para corear cerveza en alto. “Gaueko Itzalak” apela al heavy más tradicionalista y en “Oroitzapenak” no renuncian a colar la típica balada sentimentaloide en un plástico de estas características, aquí vuelvo a acordarme de “Laztana” de Latzen, un fenómeno social que en su época lo cantaban hasta las chavalitas pijas, pero no está tampoco nada mal este intento de Basati para arrimar la cebolleta.

“Edan ta Edan” se antoja otra pieza para levantar jarras en la taberna local y en “Guda Irabazi Arte” se ponen de nuevo la armadura y la espada para ir de guerra santa a exterminar infieles a las faldas del Amboto, con un punteo muy pegadizo y un estribillo de los que debería reventar en las distancias cortas. Para convertirse a su culto de inmediato.

Quizás en la actualidad la peña esté más a otras corrientes, pero eso no quita para reconocer el mérito de estos guipuzcoanos que por derecho propio merecen incluirse entre lo más reseñable del heavy euskaldún de nuevo cuño. Una receta tan clásica como las albóndigas de la abuela e igual de apetitosa. Algunos hasta rebañarán el plato.

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Cojonudos ambos temas y videoclips por parte de esta genial banda vasca de Heavy Metal y con más mérito aun cantando en el idioma de su tierra. De calidad andan sobra y la portada de su nuevo álbum me encanta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.