Madness Live!
mago de oz
leyendasdelrock
resurrection
farragua
left4ever
frenzy
jesfalcon
landevir
loszigarros
rivasrock
leize
keithrichards
valira
mrc

Crónicas

Slash Ft. Myles Kennedy and The Conspirators: Otra incombustible noche de rock

«¡Slash sacó brillo a su chistera una vez más en Madrid!»

13 marzo 2019

WiZink Center, Madrid

Texto: Alejandro Rico. Fotos: Alfonso Dávila

¡Slash sacó brillo a su chistera una vez más en el WiZink Center de Madrid! Lejos de tomarse un descanso tras el exitoso “Not in This Lifetime Tour”, gira que le llevó a recorrer el mundo durante más de dos años con Guns N’ Roses, el guitarrista presentó anoche ante el público madrileño su última referencia discográfica, ‘Living the Dream’, junto a sus ya inseparables Myles Kennedy and The Conspirators.

Con un WiZink Center con poco aforo todavía, saltaban a escena Bishop Gunn desplegando un blues rugoso, mezclado con soul electrificado y rock sureño sacado desde el mismo delta del Mississippi. Con tan solo un EP homónimo y un larga duración en honor a su ciudad natal, ‘Natchez’, tienen todos los ingredientes para volar muy alto. Nunca es fácil ejercer la labor de telonero y menos cuando lo haces para un músico consagrado. Sin embargo, también es una oportunidad impagable de acceder a público potencial y, aunque el sonido no fue precisamente el mejor, dejaron buen sabor de boca.

Sobre las 21:30 de la noche caían las luces del recinto en señal inequívoca del pistoletazo de salida a un gran show de hard rock. La primera píldora en sonar fue “The Call of the Wild”, tema inicial también del último disco, que enlazaron con “Halo” y “Standing in the Sun” subiendo la temperatura del antiguo Palacio de los Deportes de manera súbita. Personalmente, tenía una deuda pendiente con Myles Kennedy ya que no pude asistir a sus últimas visitas a nuestro país, ni con Alter Bridge, ni en solitario, defendiendo ‘Year of the Tiger’. Una vez más, volvió a demostrarme que es una de las mejores voces del rock actual con interpretaciones fabulosas como la de “Ghost” o “Back From Cali”, ambas de la etapa en solitario de Slash.

Mientras que en Alter Bridge toma la figura de alma mater, es curioso ver cómo cada vez que Slash afila su guitarra con algún solo, se posa en un segundo plano, como si fuera un mero músico de directo que quiere pasar desapercibido, algo que le honra. Los tres siguientes temas en sonar, “My Antidote”, “Serve You Right” y “Boulevard of Broken Hearts”, demuestran que no necesita vivir del pasado, ‘Living the Dream’ es un disco fabuloso, lo sabe y confía plenamente en él.

Turno para que Kennedy se tome un merecido descanso dejando el timón vocal al bajista Todd Kerns, muy activo durante el todo el concierto. De su garganta nacen “We’re All Gonna Die” y “Dr. Alibi”, recordando al gran Lemmy Kilmister con quien grabaron este tema en el estudio. Ya con Myles de vuelta y reduciendo las revoluciones, aparecen “The One You Loved Is Gone” o “Starlight”. Es una delicia ver converger versatilidad y talento innato en las canciones más melódicas. Dicen que después de la calma viene la tempestad, y a los allí presentes nos cogió el huracán “Wicked Stone” agitando una corriente de riffs arenosos que te pegan directamente en el pecho, momento que Slash aprovecha para demostrar su virtuosismo con un solo interminable, y por qué no decirlo, un poco denso.

Curiosamente, en los conciertos de Slash siempre se produce una disyuntiva musical: Una gran parte del público espera que el setlist se centre en la época más fructífera de Guns N’ Roses, Velvet Revolver o incluso Slash’s Snakepit, mientras que otros lo que buscan cuando van a verle en solitario es justamente lo contrario, escuchar su discografía de la última década. En la noche de ayer este segundo bloque salió ampliamente vencedor. Al contrario que en otras ocasiones, “Nightrain” fue el único zarpazo reminiscencia de los angelinos en favor de pistas como “You’re a Lie”, “World on Fire”, alargada para presentar a la banda y que Myles Kennedy juegue con el público al más puro estilo Freddie Mercury, o “Anastasia”, con la que ponían punto final a otra incombustible noche de rock.

Slash envejece como el buen vino y parece que tenemos cosecha para rato.

 

Alejandro Rico

Alejandro Rico

Un melómano sin medicación, entusiasta del hard rock de los 80 que disfruta de la música intentando aportar mi granito de arena
Alejandro Rico
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alejandro Rico

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.