Mortis Cruentus

Hellthrone

La Cupula Music (2017)

Por: Pablo Camacho

7.5

Oscuridad y misterio nos llegan de la mano de la banda alicantina Mortis Cruentus. ‘Hellthrone’ es el título de su segundo largo, un esfuerzo producido entre Héctor Domenech y la propia banda, que les consolida en la escena independiente levantina.

Tras varios cambios de formación, al guitarrista Toño Raymundo y al batería Daniel de Larrazabal se unen la voz de Manthor y la guitarra de Savage Jouretz. Juntos nos transportan en un viaje a través de 13 oscuros cortes que harán las delicias de los aficionados a la música que acostumbra a venir de climas más fríos.

La instrumentación tiene un peso clave en la banda, son varios los temas que prescinden de las voces y son plenamente instrumentales. Es el caso de “02:42” (duración de la misma), que abre el disco en forma de  rimbombante introducción. La cuenta atrás llega a cero en forma de brutalidad pura con “Demonic Veil”, toda una declaración de intenciones respecto al sonido de la agrupación. “Legitimus Rex Daemoniorum” sirvió de single antes de la publicación del álbum, recogiendo a la perfección la esencia de este: guitarras cargadas, pasajes épicos y las voces de Manthor, que nos hace viajar de un black sinfónico a un death metal clásico.

Esa es precisamente la incógnita que tenemos a lo largo de la escucha, pero lo mejor es no encasillar, dejar que la música fluya, reclinar el asiento y disfrutar. Las guitarras más limpias nos llegan en ”A Diabolical Subjugation”, donde podemos disfrutar de los solos más afilados del disco. “Blood and Blazing Flesh” aúna lo mejor de la Mortis Cruentus al ofrecernos una oscura agresividad y un pasaje calmado pero lleno de tensión que desemboca en un golpe de rabia. ‘Hellthrone’ se despide con “Two Worlds Collide (02:22)” un bestial tema que se va diluyendo hasta partir como una barca que se va perdiendo en la lejana niebla.

Atmósferas blackers y espíritu de death metal es lo que encontramos en este cóctel, que nadie reconocería como patrio si no fuese avisado de antemano. La identidad de Mortis Cruentus se afianza en este ‘Hellthrone’, que merece un largo recorrido sobre las tablas.

Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Pablo Camacho