dadá
leaving mars
titeres ok
barrena
Anunnaki
grave digger
korriban
the rasmus
aienruta
leo carnicella

Tommy Lee (Mötley Crüe) y sus reflexiones: “Las mujeres ya no cocinan como sus madres; ahora beben como sus padres”

29 diciembre, 2021 10:53 am Publicado por  5 Comentarios

Las excentricidades son casi un aspecto fundamental a la hora de hablar del carismático batería de Mötley Crüe Tommy Lee. Todavía resuenan aquellas declaraciones en las que detallaba curiosos métodos para esconder las drogas de la policía o la locura que pidió a un piloto de un jet privado. Recientemente, también hemos podido ver al aporreador caerse en el borde de la piscina mientras jugaba con su perro.

Otro ejemplo que a buen seguro será recordado en el futuro es el peculiar post que compartió hace unos días por Facebook acerca de las consecuencias de hacerse mayor con impactantes reflexiones entremedias. Así comenzaba: “Tengo todo lo que podría desear cuando era adolescente, solo que 59 años más tarde. No tengo que ir a la escuela o a trabajar. Soy rico de cojones, recibo una asignación cada mes. Tengo mi propio ordenador. No tengo toque de queda. Tengo carnet de conducir y mi propio coche. La gente con la que salgo no tiene miedo de quedarse embarazada ni tampoco tengo acné. La vida es genial. Cambié el claxon de mi coche por sonidos de ametralladora. Ahora la gente se aparta mucho más deprisa”.

No duda en caer en la nostalgia: “Lejos han quedado los días en los que las mujeres solían cocinar como sus madres, ahora beben como sus padres. Hoy no he ido al gimnasio. Al igual que el resto de los últimos cinco años. Dejé de llamar al baño “John”, ahora le he bautizado como “Jim”. Me siento mucho mejor diciendo que fui donde Jim esta mañana. Hacerse viejo llega en un mal momento. Cuando era chaval, pensaba que la hora de la siesta era un castigo, ahora lo veo como unas pequeñas vacaciones”.

Tommy termina su reflexión con algunos apuntes sobre la edad adulta: “La mayor mentira que me digo a mí mismo es que no tengo que anotar nada, que me acuerdo. No tengo canas, sino “retazos de sabiduría”. Soy muy sabio. Si Dios hubiera querido que me tocara los pies, los habría puesto a la altura de las rodillas. El año pasado me uní a un grupo de indecisos, todavía no nos hemos conocido. ¿Por qué tengo que marcar el uno para que me atiendan en inglés si me van a pasar con alguien al que no voy a entender? Hablo conmigo mismo, por supuesto. A veces necesito consejo de un experto. A mis años tener suerte significa entrar en una habitación y acordarse por qué estás allí. Tengo muchos amigos a los que debería enviar esto, pero ahora no me acuerdo de sus nombres. Ahora me pregunto si yo os mandé esto o vosotros me lo mandasteis a mí”.

PARA LEER MÁS:

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.