guadaña octubre
jorge salan
puente rock 2021
eyrem
frack carducci
mar de fondo
higgs
hyde xxi
escuela de rock de palencia
pipo & travelin\
sodom
rob halford

Crónicas

B.O.W. en Finestrat (Alicante): Ken Hensley estaría muy orgulloso

«Una banda que ha desplegado sus alas y ha demostrado que va a volar muy, muy alto, y no solo en nuestro país. Tiempo al tiempo»

Plaça de la Unió Europea, Finestrat (Alicante)

Texto y fotos: Josep Fleitas

Poco a poco vamos recuperando una normalidad ya más que añorada en cuanto a las presentaciones en directo se trata, haciéndose de una forma ordenada y respetuosa con las normas impuestas, tanto en salas como en eventos abiertos y gratuitos, como en esta ocasión. El público del rock demuestra su condición y adaptación a la situación actual con la máxima consideración, respeto y tolerancia, lo que, viendo lo que acaece en otros ámbitos, es cuestión a destacar, alabar y, por qué no, imitar.

La presentación de B.O.W. estuvo enclavada en los actos festivos locales del “Nou d’Octubre” y contó con la colaboración de la comisión de fiestas La Llampuga, que gestionó una barra con precios más que populares, precios de los que pudimos disfrutar los aproximadamente 300 asistentes al evento (1€ cervezas y refrescos, y 2€ y 3€ montaditos y bocatas).

Por su parte, el escenario contó con buenos medios técnicos, un muy buen sonido, un juego de luces más que espectacular, una pantalla central e, incluso, efectos pirotécnicos y ocho cámaras, incluyendo la de un dron, que grabaron el evento para que en breve pueda ser visionado en el canal de YouTube de la banda.

Antes de entrar directamente en materia, iniciaré comentando y reivindicando que, en muchas ocasiones, nos quejamos de que las autoridades locales tienen en poca cuenta a la cultura del rock y que destinan pocos recursos a su apoyo, ya que en muchas ocasiones nos ven más como un ámbito minoritario que como parte de la cultura popular. Por ello, cuando las instituciones se implican, tienen en cuenta la validez del rock en su parcela cultural y apuestan y facilitan el merecido espacio que merece el estilo, hay que destacarlo y reconocerlo. En ese sentido, el ayuntamiento de Finestrat tiene aquí su merecido reconocimiento, no solo por ceder el espacio y permisos para realizar el concierto, sino también por facilitar y apoyar eventos como el de la presentación del primer álbum de B.O.W. y de la banda en sí misma.

Como es pertinente en casos así, hay que conceder el merecido crédito a B.O.W., una formación de ámbito internacional compuesta por músicos que destacan por su experiencia y buen saber hacer. De hecho, la banda se constituyó gracias a que varios de los miembros de ella colaboraron musicalmente con el tristemente desaparecido Ken Hensley (D.E.P.), caso del batería, productor y compositor Tommy López; el guitarrista Izzy Cueto y el bajista Moisés Cerezo. Así, la colaboración de estos en la última obra de Ken, ‘My Book Of Answers’, cuyas letras fueron coescritas por el ex de Uriah Heep y su amigo de origen ruso, Vladimir Emelin, fueron la motivación para que B.O.W. naciera como banda, incorporando en ella al cantante de origen mexicano Marco May, al guitarrista Rob Wolf y al teclista Omar Martínez.

Confluyeron todos en la creación de un excelente doble álbum que, editado bajo el título ‘Brotherhood Of Wolves’, expone en él las letras de los poemas que Vladimir quiso que fueran arropadas por B.O.W. en ámbitos como el hard rock, el A.O.R., el country, el blues, el funk y el rock urbano, estilos que en directo adoptan un aire enérgico y funcional, acelerando con ello el cristalino aporte que podemos disfrutar en el álbum.

El concierto estuvo rodeado por la incertidumbre de un clima que amenazaba lluvia, pero, por fortuna, la meteorología fue benévola y nos respetó, dejando una noche perfecta para el disfrute del buen rock ‘n roll.

Por ello, la fiesta inició con algo más de media hora de retraso con respecto al horario previsto (21:00), y lo hizo con una banda que desde un primer momento mostró sus ganas y dotes, exhibiéndolas desde el principio en el hard rock intenso y bien estructurado de “War Combate Machine”, tema influenciado por las partes más americanizadas del estilo, destacando en ellas la intensidad y eficacia de las bases rítmicas, las buenas estructuras de unas guitarras muy bien perfiladas, una voz potente y unos teclados básicos pero excelentemente exprimidos, elementos que, junto a los efectos de la pantalla, el humeante ambiente y los efectos lumínicos, apoyaron a la inyección de adrenalina que todos los conciertos deberían ofrecer en su inicio.

Tras ese buen arranque y una breve presentación de la banda por parte del siempre comunicativo Marco May, siguió el hímnico y pegadizo “Road to You”, tema cuyas líneas recuerdan a las partes vocales y clásicas de Def Leppard y a los dinámicos ritmos que se rigen por la guitarra de Neil Schon en Journey, aportes que apoyaron a que la motivación inicial siguiera en buena sintonía. Estas dos exposiciones inaugurales dejaban clara la capacidad del sexteto, la buena sincronización entre ellos y su capacidad de crear ambientes tan motivadores como convincentes.

Tras el agradecimiento a los estamentos, al público por su asistencia y descubriendo los parajes por los que viajan las letras de Vladimir en B.O.W., “el amor, el desamor, la vida y el rock ‘n roll”, la banda nos adentró en un espacio en el que los medios tiempos y las melodías del hard rock melódico y el A.O.R. confluyeron de forma excelente por medio de “The Foyer of My Life”. Con este medio tiempo, el concierto siguió en presentando su parte más melódica, esta vez con la esencia de las baladas “Wayfarer”, “Wings of Love” y “Travel Van”, baladas que se apoyaron en el feeling que aportaba la diversidad de las escaladas progresivas, los buenos solos de guitarra, los teclados ambientales y, en el caso de “Travel Van”, el recuerdo a los Whitesnake más esenciados.

Aprovechando el final de “Travel Van”, y con el acompañamiento de Omar a los teclados, Marco presentó al que B.O.W. considera como el séptimo miembro de ésta, Vladimir Emelin, y lo hicieron ejecutando apasionadamente el primer poema que Emelin escribió para el proyecto y que B.O.W. musicalizó en un erizante, amplio y progresivo “The Ghost of Time Apart”, tema que, gracias a su conformación y a los reflejos de los Bon Jovi del ‘7800º Fahrenheit’ que contiene, hizo elevar el aposentado ambiente. Un ambiente que siguió elevándose gracias a la eficacia en los coros del animoso medio tempo “Our Last Tango”, pieza con la que se llegó al ecuador de un concierto que cerró la parte melódica con otra muestra de sensibilidad, aposentada ésta en otra apasionada y sentimental balada, en otro recuerdo a Whitesnake, reflejado esta vez en la técnica y excelsa “Cry of the Wind’.

En este momento del concierto la banda se notaba tan sólida, conjuntada y resuelta que costaba pensar que estábamos ante su primera actuación. Quizás los únicos “peros” estarían en que la voz de Marco estaba demasiado elevada, oprimiendo con ello parte de las excelencias del trabajo del resto de la formación y que esta parte melódica del set apareció demasiado pronto en él, máxime pensando en que los temas aún no son conocidos, lo que influyó en que el público estuviera más dedicado a la escucha de las canciones que a unas emociones que seguro que en directo se transmitirán mucho más efectivamente cuando estemos más familiarizados con ellas.

B.O.W. al completo junto a Vladimir Emelin y Monica, viuda de Ken Hensley

Tras la gran exposición de “Cry of the Wind”, llegaba el momento de aparcar la ternura y levantar el ánimo. Como dijo el cantante de origen chilango, “B.O.W. no solo son baladas y medios tiempos… ¡También es fiesta y rock n’ roll!”, y la explosión de la banda coincidió con la de un público que saltó disparado de sus asientos gracias al hard rock bañado en funk rock de un explosivo y dinámico “Shout”. Las ganas de fiesta eran muchas y habían estado muy retenidas en la parte romántica del evento, por lo que una nueva inyección de adrenalina de ámbito funky ochentero de “Defiant” hizo que parte de los asistentes acompañasen bailando sus animosos ritmos.

Sin dejar el efecto del funk y con el público totalmente entregado, B.O.W. descargaron “Hypocrisy” arropados por unos juegos de luces que apoyaban y ensalzaban el excelente trabajo que el sexteto estaba proyectando sobre unas tablas que motivaron aún más gracias al efecto de las chispeantes fuentes de efectos pirotécnicos y a la efectividad del rock n’ roll apasionado de “My Spanish Friend”, preámbulo de la parte más potente de la noche que se dio con el hard & heavy de “Rock n Roll of Glass and Metal”, himno que entrecruza la reminiscencia a los Deep Purple más potentes y la elegancia que Sammy Hagar profería en el contenido de discos como el mítico ‘B.O.A.’, elevando con ello unos ánimos explícitamente sincronizados entre lo ofrecido por la banda y lo disfrutado en el público.

Y como guinda final, B.O.W. apuntillaron su actuación con los metalizados e hímnicos momentos que propusieron “The Beginning of the End” y “The Glitter of Powerty”, himnos que ayudaron a cerrar por todo lo alto un set compuesto por 16 de los 23 temas que configuran su doble álbum debut, temas que la formación eligió para expresarse en la presentación en directo de ‘Brotherhood of Wolves’.

Tras la despedida, la insistencia del público obligó al sexteto a salir de nuevo al escenario y cerrar la noche con una última exhibición de su calidad. B.O.W. lo hicieron repitiendo el tema con el que habían abierto el concierto. Así, “War Combate Machine” se convirtió en el práctico capicúa de un concierto en el que el sexteto había tenido su bautismo de fuego.

Personalmente, en Finestrat pude vivir momentos intensos y emotivos con encuentros y reencuentros, arropados por lo que fue la presentación de una banda que ha desplegado sus alas y ha demostrado que va a volar muy, muy alto, y no solo en nuestro país. Tiempo al tiempo…

En memoria de mi amigo Ken Hensley, con cariño.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Josep Fleitas

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Potente actuacion por parte de los B.O.W en dicha localidad alicantina con algunos invitados como la viudad de KEN HENSLEY en ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.