peter martinez
sons of exodus
jorge valverde
brote

AC/DC: 40º aniversario de “Back In Black”. Artículo en profundidad del disco de rock más exitoso de todos los tiempos

Blog: Mariano Muniesa

24 julio, 2020 3:24 pm Publicado por  6 Comentarios

25 de julio de 1980: El nuevo disco de AC/DC, el primero sin su legendario cantante Bon Scott, llega a las tiendas. Mismo año crucial en el que explotó como un fenómeno extraordinario la New Wave Of British Heavy Metal, nació el mítico Monsters Of Rock Festival en Donington Park, Led Zeppelin se separó tras la muerte de John Bonham y John Lennon cayó asesinado por un enfermo mental. Un año controvertido, en el que una vez más muchos agoreros auguraban que el rock iba a desaparecer… gracias a ‘Back In Black’, el rock entró en la década de los 80 con una fuerza incontenible, y AC/DC, que se lo jugaban todo a una carta con este álbum, firmaron con él su obra cumbre, la masterpiece que los elevó a lo más alto del mundo del rock. La increíble historia de este disco, el cuarto más vendido de todos los tiempos, la recuerda y la comparte con todos vosotros y todas vosotras Mariano Muniesa en este blog-reportaje.

“Back in black, I hit the sack, I've been too long I'm glad to be back…”

 Del funeral de Bon Scott a una interminable partida de billar en Londres: Los antecedentes de ‘Back In Black’

Madrugada del 19 al 20 de febrero de 1980: El cantante de AC/DC, Bon Scott, es hallado en el interior de su coche inconsciente, en apariencia por un coma etílico. Trasladado urgentemente a un hospital, pocas horas más tarde, como es sabido, los médicos extienden oficialmente su certificado de defunción. Uno de los vocalistas más carismáticos de la historia del rock y el líder en escena de AC/DC junto a los hermanos Angus y Malcolm Young, había muerto.

El golpe que supuso para el grupo a todos los niveles, profesional, personal e incluso afectivo, fue absolutamente devastador, hasta el punto de que en los días inmediatamente posteriores a la muerte de Bon Scott los dos hermanos consideraron seriamente la posibilidad de disolver la banda, tal y como se hicieron eco algunos medios de prensa musical de la época en Australia y en Gran Bretaña. Sin embargo, además de sus managers, sería el propio padre de Bon Scott quien tras el funeral de su hijo, les exhortó a que continuasen con AC/DC fuera como fuese. “No, después de haber llegado hasta aquí no podéis parar. Tenéis que encontrar a alguien y seguir adelante. Se lo debéis a mi hijo”, nos dijo literalmente”, recordó en 2005 Malcolm Young en declaraciones a la revista Mojo. Una semana después, y recuperados anímicamente de la tragedia, Malcolm llamó a Angus para empezar a ensayar y retomar el trabajo en un nuevo disco de AC/DC, así como para empezar a pensar en quién podría ocupar el lugar de Bon.

En gran parte sugeridos por sus managers, hubo varios nombres que se barajaron para ser llamados para hacer una prueba con el grupo, algunos de ellos con un currículum realmente prestigioso: Terry Wilson-Slesser, vocalista de Back Street Crawler, la banda del ex guitarrista de Free Paul Kossoff; Jimmy Barnes, cantante de The Starfighters, grupo del sobrino de los Young y actual miembro de AC/DC Stevie Young; o Gary Holton, de Heavy Metal Kids estuvieron entre los candidatos, aunque ninguno de ellos les convenció. Una vez que ya iniciaron las audiciones regulares en un local de ensayo alquilado en Pimlico, Londres, hubo un cantante australiano, Allan Fryer, proveniente de una banda llamada Fat Lip, que en cambio sí les sorprendió muy positivamente; incluso parece ser que Malcolm y Angus filtraron a la prensa que Fryer podría ser el elegido para sustituir a Bon Scott… pero justo en esos días, el grupo recibió una cinta de cassette de una banda teóricamente desecha desde mediados de los 70 llamada Geordie, y cuyo cantante era Brian Johnson.

Sobre cómo se produjo la elección de “Jonna” –mote que le pusieron al poco de entrar en AC/DC- como nuevo cantante hay dos versiones. La primera, la que contó el propio Angus Young a Mariskal Romero en septiembre de 1995 en Londres, en la entrevista que el guitarra le concedió con motivo de la edición del álbum de AC/DC ‘Ballbreaker’, según la cual, la idea de llamar a Brian Johnson fue suya, cuando recordó que Bon Scott les había dicho personalmente que si algún día tenían que buscar alguien que le tuviera que reemplazar en el grupo, le llamasen. Bon Scott -cuya banda, Fraternity, teloneó una actuación de Geordie en Londres- se quedó, según decía Angus, impresionado por la capacidad y los registros del frontman de Newcastle.

La otra versión, proveniente de sus managers y que se recoge en el excelente libro biográfico de la periodista norteamericana Susan Masino “Let There Be Rock: The Story of AC/DC”, relata que un fan de Chicago se las ingenió para hacer llegar a la oficina de management del grupo una cassette de Geordie que el resto de la banda escuchó. Entonces fue cuando Angus Young recordó los comentarios que Bon le había hecho sobre este grupo y su vocalista, decidiendo invitarle a hacer una audición con ellos en Londres.

Es conocida la anécdota acerca de esa primera audición de Brian Johnson con AC/DC, el 29 de marzo de 1980, después de que cuando le llamaron para invitarle, Jonna pensara que se trataba de una broma y colgase el teléfono. Llegó al local donde le habían citado y en la planta baja, había una barra de bar y una mesa de billar en la que estaban los técnicos y roadies de AC/DC echando unas partidas. El cantante creyó que eran otros de los aspirantes que habían ido, como él, a hacer una prueba, con lo que esperando su turno, se puso a jugar con ellos. No fue hasta pasada más de una hora cuando Malcolm Young bajó preguntando por él, creyendo que les había dado plantón.

Tras ensayar “Whole Lotta Rosie”, “Highway To Hell” y algunas piezas más, la decisión estuvo tomada: Brian Johnson sería el nuevo cantante de AC/DC. Se lo comunicaron el 1 de abril y ésta se hizo oficial cara a los medios el 8 de abril, anunciándose en la misma nota de prensa que la banda empezaría en breve la grabación de su nuevo álbum de estudio.

Infierno en Bahamas

Brian Johnson fue cantante de Geordie desde su formación a principios de 1972, y nuestro hombre grabó con ellos tres álbumes hasta la primera separación del grupo, justo antes de la salida de su álbum ‘Save The World’ de 1976. Paradójicamente, una compañía discográfica independiente ofreció un contrato a Geordie para reunirse y volver a grabar justo unas semanas antes de que Jonna recibiera la invitación a integrarse en AC/DC. De hecho, cuando el grupo conoció la situación, indemnizó económicamente a Geordie como compensación por el fichaje de su cantante, e incluso le adelantó algo de dinero al propio Jonna, que vivía en condiciones económicamente muy alejadas de la abundancia.

Los ensayos para la grabación de ‘Back in Black’ iban a durar en principio tres semanas en los E-Zee Hire Studios de Londres, pero se redujeron a una semana cuando se presentó la oportunidad de grabar en los estudios fundados por Chris Blackwell, descubridor de Bob Marley y fundador del sello Island, los Compass Point Studios en Nassau, Bahamas, que ofrecían una doble ventaja al grupo en ese momento: por un lado, era un lugar en el Caribe tranquilo, lejos del acoso de la prensa musical, que les permitiría trabajar con calma; y por otro, dada la situación financiera de la banda, les ofrecía no acumular una deuda demasiado copiosa con la hacienda británica, que gravaba por aquel entonces de manera especialmente fuerte los ingresos por actividades relacionadas con el mundo del espectáculo.

Sin embargo, la grabación estuvo lejos de resultar cómoda o sencilla. Durante gran parte de las cuatro semanas entre abril y mayo que el grupo estuvo en Nassau, hubo frecuentes huracanes y tormentas tropicales que descargaban lluvias torrenciales casi a diario, hasta el punto de que se produjeron varias inundaciones, a raíz de las cuales en más de una ocasión se quedaron sin fluido eléctrico y sin televisión. Por otro lado, la comida de la isla, cocinada en su mayoría a base de una carne de moluscos llamada “Conch” típica del lugar, no sólo no les gustaba, sino que les produjo algunos problemas estomacales, haciendo que el grupo tardase en aclimatarse y progresar adecuadamente en un álbum que no llevaron demasiado trabajado al estudio, en especial en lo que se refiere a las letras, ya que muchas de ellas fueron escritas allí mismo. Incluso temas como “Back In Black” fueron prácticamente montados en el propio estudio, a partir de un riff de guitarra que surgió en las pruebas de sonido de la última gira que hicieron con Bon Scott.

Al que más le costaba concentrarse en la grabación y que más tomas tenía que repetir era a Brian Johnson, hasta que un día sucedió un episodio supuestamente sobrenatural relacionado con Bon Scott del que nunca quiso dar detalles, se desbloqueó y todo su trabajo avanzó en un tiempo récord. La grabación del disco finalizó el 21 de mayo de 1980, y las cintas viajaron con Robert John “Mutt” Lange y Malcolm Young a los Electric Lady Studios de Nueva York para hacer la mezcla final de ‘Back In Black’, que fue entregado a la dirección de Atlantic Records a mediados de junio de 1980.

Tema a tema

Hells Bells

Pocos discos, por no decir ninguno, tienen un comienzo tan descomunal e impresionante como ‘Back In Black’ con este demoledor “Hells Bells”. Tema con un estructura tipiquísima de AC/DC, incluso muy similar a muchos de los temas con Bon Scott en los años 70, y con uno de los mejores solos de guitarra de toda la historia del grupo. Es un clásico de clásicos total, aunque tal y como recuerda el propio Brian Johnson en la serie de videos con la historia de este disco que la banda está publicando en YouTube, y tal y como ha dicho en numerosas entrevistas, su elaboración fue complicada, en especial en la forma en la que escribió la letra, ya que se bloqueó y no conseguía avanzar más allá del primer verso. “Mutt” Lange se ofreció a ayudarle: “Se sentó conmigo, y en ese momento empezó una de esas estruendosas tormentas tan frecuentes en los primeros días de la grabación, con rayos y truenos en medio de un verdadero diluvio. Lange propuso “rolling thunder” y quizá inspirado por la lluvia, me salió “pouring rain”. Sonrío y me dijo: “¡Ya lo tienes!”.

La campana no estaba prevista cuando se acabó de grabar el disco, pero en la mezcla Malcolm Young pensó que unas campanadas siniestras, que evocasen la atmósfera de una película de terror, serían idóneas para abrir la canción y el álbum. El ingeniero Tony Platt se fue a Inglaterra a grabar el sonido de la gran campana de una torre en Loughborough, pero había demasiado ruido de ambiente producido por bandadas de pájaros. Finalmente se encargó a una fundición de Leicester una campana de bronce de tonelada y media de peso con el logo del grupo en relieve, con el doble objetivo de grabarla para el álbum –las campanadas se grabaron en el estudio móvil propiedad del ex bajista de los Faces Ronnie Lane- y de que después se convirtiera en parte del espectáculo en directo de AC/DC, como ha venido sucediendo en cada uno de sus conciertos desde entonces.

Historias de la historia: En 1993, el piloto del ejército estadounidense Michael Durant fue localizado tras un accidente en Mogadiscio, Somalia, después de que los equipos de búsqueda tocaran "Hells Bells", su canción favorita, desde el avión de rescate. Este hecho se recogió después en la famosa película de Ridley Scott “Black Hawk derribado”.

Shoot To Thrill

La segunda pieza de ‘Back In Black’ es otro hard rock muy clásico, con un tempo y un ritmo muy para el directo, de hecho, es un tema que aunque no fue interpretado en algunas giras, fue recuperado en los últimos años y es un verdadero cañonazo. Llama la atención por ser dentro del álbum, junto al propio “Back In Black”, en el que desde la mezcla y la producción está más en primer plano la base de ritmo, con un bajo y una batería casi en igualdad con respecto a las guitarras.

What Do You Do For Money Honey

Seguimos con una suerte de blues a ritmo rock ‘n’ roll boogie, con un estribillo muy pegadizo, la voz de Brian Johnson muy en primera línea, y que es un tipo de canción muy característica de AC/DC. Si se quiere muy básica, muy ajustada al patrón, al arquetipo reconocible del grupo, pero ejecutada y producida –es de justicia reconocer ese mérito a “Mutt Lange”- con un estilo y una personalidad absolutamente inconfundibles.

Givin’ The Dog A Bone

Otra canción de la más pura escuela AC/DC, basada en una estructura que repetirán muy a menudo en futuros álbumes, y en el que las guitarras de Malcolm y Angus recuperan el protagonismo, con un sonido en el que en especial el solo de la parte intermedia es puro heavy metal de los 80.

Let Me Put My Love Into You

Aunque AC/DC es pura y esencialmente una banda de rock ‘n’ roll “Son Chuck Berry con toneladas de vatios detrás”, se ha dicho a menudo sobre ellos- el blues es otra importante influencia en el bagaje musical del grupo. Aunque obviamente pasado por su personal estilo y convenientemente matizado, como se puede comprobar en este “Let Me Put My Love Into You”, un blues algo acelerado que entronca con el hard rock marca de la casa de la corriente alterna/continua.

Back In Black

Siempre me ha parecido interesante que el tema que por su instrumentación y el tratamiento de la voz de Brian Johnson sea quizá el más heavymetalero y más duro de ‘Back In Black’, de nuevo sea en esencia un blues, un blues que va in crescendo, hasta convertirse en una incontenible tormenta de intensidad y electricidad pura. Una fabulosa descarga de adrenalina, energía y fuerza, de las piezas que justifican la leyenda creada en torno a este álbum y su multimillonario éxito. "Back In Black" fue incluida en la lista del canal VH1 de las mejores canciones de hard rock de todos los tiempos en el puesto nº2, y en el puesto 187 de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos de la revista Rolling Stone en Estados Unidos.

You Shook Me All Night Long

Esta es otra de las canciones de AC/DC cuya historia ha contado la propia banda en su serie de YouTube. Un hard rock con un punto blues muy pegadizo, con un estribillo muy marcado, muy coreable –resultó una acertadísima elección como single-  y nuevamente, un solo de guitarra de los que han elevado al grupo a la categoría de auténticos dioses del rock. De nuevo Jonna tuvo problemas a la hora de hacer la letra, ya que como él mismo recuerda: “Escribí los primeros versos de “You Shook Me All Night Long”, ya sabes, aquello de “She was a fast machine / She kept her motor clean / She was the best damn woman I had ever seen / She had the sightless eyes / Telling me no lies…” y cuando la probamos con Angus y Malcolm, no les gustó. “Brian, esto tiene demasiadas palabras, tienes que acortarlo”. Lo intenté, pero no conseguía encontrar nada que me convenciera, así que insistí y finalmente logré que la letra se quedara tal y como la había escrito”.

Have A Drink On Me

El título se traduciría algo así como “Tómate una a mi salud”. ¿La canción – homenaje de AC/DC a su amigo y compañero Bon Scott? Así parece, aunque no existe constancia de ello, dado que aunque se sabe que la memoria de Bon Scott inspiró mucho del contenido de este álbum y tanto la portada como el título hacen inevitablemente referencia indirecta a su trágica muerte, no se le menciona en una sola línea de los créditos del disco. La canción, otro hard rock in crescendo de la más clásica escuela AC/DC, que empieza lento y suave para terminar en una descarga eléctrica vibrante y poderosa como ninguna.

Shake A Leg

Esta es otra de las canciones que más entronca a AC/DC con el naciente heavy metal de los 80. Otro tema muy de directo, muy rockero, fuerte y potente que creo que debería ser más reconocido tanto por la propia banda como por sus fans.

Rock ‘n’ Roll Ain’t Noise Pollution

Sin ser ni mucho menos una mala canción, este “Rock ‘n’ Roll Ain’t Noise Pollution” siempre me pareció el tema menos trabajado y quizá más ramplón de ‘Back In Black’. Un blues lento llevado al hard rock, pero al que siempre me dio la impresión de que le podían haber sacado infinitamente mucho más jugo. Cuando años más tarde se supo que fue escrita en tan solo 15 minutos para completar el álbum tras darse cuenta de que necesitaban una canción más, no me sorprendió demasiado. ¿Habéis escuchado a Brian Johnson encender un cigarrillo y dar una calada antes de empezar a cantar el tema?

The 1980/81 "Back In Black World Tour”

Casi un mes antes de que se pusiera a la venta ‘Back In Black’, AC/DC empezó una histórica gira, su primera gira mundial como cabezas de cartel de su propio show presentando en todo el planeta ese nuevo disco. Se inició el 29 de junio de 1980 en el Palais Des Expositions de Namur, Bélgica, y tras recorrer Europa en tres tramos diferentes, Estados Unidos, Japón y Australia, finalizó el 22 de agosto de 1981 en la segunda edición del gran festival “Monsters Of Rock” en el circuito de motor de Donington Park, junto a More, Blackfoot, Slade, Blue Oyster Cult y Whitesnake.

Recientemente, el propio grupo ha recuperado una grabación que durante mucho tiempo circuló por el mercado de los discos y los videos “bootlegs” de sus actuaciones en Japón en febrero de 1981, donde a pesar de las deficiencias técnicas lógicas debidas a la antigüedad de la cinta, se transmite a la perfección la energía, la devastadora potencia y la intensidad sin límites que el grupo desprendía en cada una de sus actuaciones.

Entrada del concierto de Donosti.

Pero indudablemente, aquella gira será siempre muy especialmente recordada en nuestro país por que fue la primera ocasión en la que AC/DC actuó en directo en el estado español, en las ciudades de Barcelona (Palacio de los Deportes, 15 enero 1981), Madrid (Pabellón de Deportes del Real Madrid, 17 enero) y Donostia (Velódromo de Anoeta, día 18).

Fueron en los tres casos shows absolutamente bestiales, para muchos fans las mejores actuaciones que han hecho nunca AC/DC en toda su historia en nuestro país, pero hubo problemas con la venta – o mejor dicho la reventa- de entradas en Madrid, el sonido del Palacio de Deportes de Barcelona dejó mucho que desear, la policía quiso detener al grupo mientras paseaba por Donosti, y la prensa generalista habló de ellos en general de manera despectiva. Ahora bien, quienes tuvimos el inmenso privilegio de verlos –quien suscribe estas líneas acudió por primera vez en su vida a un concierto de rock justamente para ver a AC/DC en el pabellón madrileño- gozamos una de las experiencias más inolvidables que se pueden vivir con una banda encima de un escenario.

El legado

Quizá volver a repetir el seguramente ya conocido dato de que es a día de hoy, a 40 años de su edición, el segundo disco más vendido de la historia, con unas ventas estimadas en todo el mundo de 50 millones de copias, sea suficiente para dar una idea clara y objetiva de lo que ‘Back In Black’ ha significado en nuestra música. Convirtió a un grupo que estuvo a punto de desaparecer justo cuando con ‘Highway To Hell’ habían tocado el cielo con la punta de los dedos, en una de las bandas más grandes, admiradas, influyentes y queridas por millones de fans en todo el planeta a lo largo de cuatro décadas.

El éxito de ‘Back In Black’ –que sin embargo, nunca llegó a ser nº1 en charts ni en Gran Bretaña ni en  Estados Unidos- tuvo un “efecto arrastre” sobre su discografía anterior espectacular: A las pocas semanas de su lanzamiento, ‘Highway to Hell’, ‘(If You Want Blood) You Have Got It’ y ‘Let There Be Rock’ volvieron a entrar en las listas británicas, lo que los convirtió en la primera banda desde los Beatles en la década de los 60 en tener cuatro álbumes en el Top 100 británico simultáneamente. Atlantic, la compañía discográfica estadounidense de la banda, lanzó su álbum ‘Dirty Deeds Done Dirt Cheap’ de 1976 por primera vez en los Estados Unidos; en mayo de 1981 superaba a ‘Back in Black’ en la lista estadounidense situándose en el número tres.  En cambio, ‘Back In Black’ fue el primer álbum en a la historia de AC/DC que sí fue nº1 en su Australia natal. Y la leyenda continúa…

Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

6 comentarios

  • Mr. Self Destruct dice:

    Nunca me ha gustado este grupo, y cuanto más me lo quieren vender menos me gusta.

  • Juandie dice:

    Extenso y cojonudo resumen el que se ha marcado Mariano Muniesa hacia tan histórico álbum en su 40 aniversario resumiendo de puta madre cada tema que lo compone. Me siento muy orgulloso de que AC/DC sean mi banda favorita desde que me inicie en el Rock hace 20 años y tener toda la discografía como muchos de sus Dvds en directo es todo un honor. Después de 40 tan ilustre álbum sigue sonando tan freco y potente como aquel dia en que entraron al estudio en las Bahamas a grabarlo bajo la batuta de uno de los mejores productores rockeros de la historia del Rock como era Robert John Mutt Lange. Feliz 40 aniversario.

  • ANTIJUANDIE dice:

    Discazo , lo compre dos veces , en le 81 y diez años mas tarde por que se lo deje a alguien y se esfumó.Después de este poco mas se salva de AC/DC canciones sueltas de cada disco y no de todos , pues los dos últimos son infumables.
    Si alguien se siente ofendido lo siento , pero no es nada personal, es una opinión y nada mas,UN SALUDO: A ti no juandie CABRÖN.

  • ANTIJUANDIE dice:

    Evidentemente hablo de los discos con Brian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.