ENUMA ELISH: NUEVO DISCO

noviembre 30, 2011 by  
Filed under Noticias

Fuimos invitados al bar rockero Doom, ubicado en Vallecas, para hacer la primera escucha del segundo disco de esta banda madrileña que se titula ‘An Endless Tomorrow’. Allí pudimos constatar el gran salto cualitativo a nivel de composición y ejecución en comparación con su bastante irregular debut ‘A Shine of Darkness’ de 2009. Las incorporaciones del teclista Dave Imbernon, Diego Millán (guitarras) y Dani Cabal (batería) -más los ya existentes miembros Oriana Shadows (voz) y Fede Agudo (bajo)- han supuesto todo un chute de energía y calidad para su música, que ahora se mueve más por terrenos sinfónicos con toques progresivos sin perder ese toque de oscuridad característico de la banda. La potente voz de Oriana se complementa con las voces guturales de Dave al más puro estilo “bella y bestia”. Si os gustan bandas como Epica, Kamelot o Níobeth, no deberíais perderles de vista. El disco está disponible para ser descargado de manera totalmente gratuita junto con el artwork en su página web: www.enumaelishband.tk

Texto y foto: Yorgos Goumas

SPEKTRA + ENUMA ELISH + KILMARA

abril 28, 2010 by  
Filed under Volumen Brutal

22 de Abril de 2010

Animada noche en Vallekas la que nos proporcionó el tiempo de rock en directo ofrecido en la sala Excalibur por las bandas Spektra, Enuma Elish y Kilmara. Arrancar el siempre esperado fin de semana con una triple oferta como esta es siempre una buena recompensa a los cinco largos días de trabajo que comprenden del lunes al viernes.

Kilmara

La ya habitual costumbre de arrancar este tipo de eventos a tempranas horas volvía a complicar el trabajo de la primera banda en actuar, dada la consiguiente baja afluencia de público que, por otra parte, se torna lógico. Así, con menos de una veintena de presentes, saltaban a las tablas los músicos de Kilmara. Venían desde su Barcelona natal, y desde el inicio hicieron gala de la profesionalidad que atesoran. Lejos de perder fuerzas o ánimos ante el escaso público, llevaron a la práctica aquella frase “tocamos lo mismo para 20 que para 200.000″, y así descargaron su particular derroche de heavy metal. Vienen la escuela clásica del heavy de los ochenta, y está claro que han aprendido bien la lección. Respetan los cánones, aunque también saben empaparse de detalles más contemporáneos, y de esta forma consiguen envolverse de un sonido que va a gustar a todos los fieles al heavy metal clásico, el de la escuela de los más grandes. En un concierto en el que no era difícil percibir que con cada canción la banda se venía arriba y donde los mismos músicos se dejaban llevar por el sonido de sus instrumentos, correteando de lado a lado del escenario y girando una y otra vez sus ya fortalezidas cervicales, la actuación finalizaba. Excelente sabor de boca el que nos dejaba la banda catalana, de la que estamos seguros vamos a seguir recibiendo buenas noticias. Tiempo al tiempo.

Enuma Elish

No más de diez o quince minutos de descanso y ya se presentaban antes los asistentes que comenzaban a engrosar la pista del “Excali” los madrileños Enuma Elish. Llegaban con las canciones de su primer disco en el mercado como la mejor de las cartas de presentación. Practican un atractivo metal de ciertos toques oscuros con vocalista femenina al frente, y ya contaban con un significativo número de fans entre el público. La propuesta es realmente interesante, y parece estar orientado a metas más internacionales que estatales. Como citaba anteriormente, su mayor baza eran sus canciones, unos temas de fuerte pegada que en el disco dejan buena cuenta del potencial de Enuma, pero que necesitaban unas condiciones más aptas en el sonido de la sala. Con una batería superpuesta al resto de sonidos en la mayor parte del recital, y un teclado al que en rara ocasión conseguimos escuchar con un mínimo de claridad, no podemos hablar de un mal concierto de la banda, ni mucho menos, pero sí de la necesidad de volver a presenciar uno de sus directos en un recinto con unas condiciones sonoras más preparadas. Las canciones de esta banda lo merecen.

Spektra

Por último cerraba la jornada Spektra, cabeza de cartel y sin duda el combo más esperado de la noche. Tras el directo de Kilmara y Enuma Elish, ahora podemos hablar de una buena entrada en la sala, y después de otro descanso de diez a quince minutos se colocaban bajo los focos sus cinco músicos. He de apuntar que Spektra son una de esas bandas que son capaces de sorprender desde el primer minuto en el escenario. Su descarga es de un metal a medio camino entre la elegancia y la chulería más callejera, con letras en castellano, una fuerte puesta en escena, y una apuesta visual, que de poco definitoria se torna original. Un ejemplo de ello es el momento en el que Alberto Sánchez, su vocalista, salta a escena. Con camiseta de Queen, sus vaqueros gastados, su barba y gafas, y su pelo largo hasta la cintura, imprimían en él un estilo más propio de un jippi que de un metalero, una imagen que los que aún no conocíamos a Spektra rápidamente desterraríamos de nuestras cabezas tras su primer grito. Derrochando tanto cuerdas vocales como la actitud de un inquieto frontman, apenas tardó los primeros compases del primer tema para llevarse con él a toda la sala. Tono arriba y tono abajo, “ruleteando” su larga melena y animando constántemente a los presentes, Alberto lo tiene todo para poner patas arriba cualquier recinto.

Con sus músicos funcionando al 200%, durante todo el bolo la banda puso en práctica sus mejores canciones, funcionando como una engrasada máquina de hacer rock, empeñada en no dejar un solo segundo de descanso a los asistentes, y revelando al respetable la excepcional conexión sobre el escenario de Alberto, Raúl García, Sergio Berrocosa, Adolfo Hernández y Javier Díaz. Al llegar la hora del final el público entregado, correspondido, sudado y sediento, símbolo claro, absoluto e inequívoco del resultado de un buen concierto.

Texto y fotos: XANTI FAKIR

KISS 
KISS