Madness 2
gusylosimpostores
Ars Amandi
omniatransit
reinodehades
mrgoliath
emgrace
azrael
bronco
marionettes
puenterock
noctambul
kingaspo

LETZ ZEP: La magia de un recuerdo

31 enero, 2009 1:46 pm Publicado por  2 Comentarios

La mejor banda de versiones de Led Zeppelin de todo el planeta volvió a girar por España para demostrar el calco en todos sus aspectos. Bueno, bonito y sobre todo, barato.

TEXTO: OSCAR LUJURIA
FOTOS: THAIS ROJANO

LETZ ZEP
Heineken, Madrid
23 de enero de 2009

¿Robert Plant? No!!! Billy Kulke

¿Robert Plant? No!!! Billy Kulke

2008 fue el año en que se celebraba el 40 aniversario de la formación de Led Zeppelin, llegó a haber rumores de reunión, de vuelta, pero Robert Plant no nos acaba de dar una alegría. Y en estas se anuncia la gira de Letz Zep por nuestro país y los fanáticos de los Zeppelin se disponen a vivirlo con ansia. Letz Zep traen la vitola de ser la mejor banda tributo a Led Zeppelin, se cuenta que Robert Plant dijo al verlos que había sido como verse a sí mismo. Se cuenta también una anécdota curiosa de ellos, su vocalista, Billy Kulke es también el vocalista de The Led Zeppelin Project, banda australiana que junto a The Auckland Philharmonia Orchestra tocan temas de Led Zeppelin con orquesta. Pues bien, parece ser que el manager de Led Zeppelin quiso denunciarles si no dejaban de usar una foto de Robert Plant para promocionar la banda y fue cuando le dijeron, que no es Robert, es Billy Kulke.

Ante tan buenas críticas y tan curiosas anécdotas no pudimos resistirnos y ese viernes, tras acabar la cita semanal con los oyentes de la radio de esta web volamos a la Heineken. Llegamos y, como siempre que es Rockservatorio quien hace el evento, el trato es exquisito y eso hay que agradecerlo públicamente. El aspecto de la sala es impresionante, prácticamente lleno y a lo lejos nos parece oír “Rock and Roll” nada menos. El público está entregado desde el inicio y nada más entrar, casi me caigo de la impresión, creo ver a Led Zeppelin. Esa melena rubia y rizada y esos movimientos inconfundibles, ese traje blanco del guitarrista con flores estampadas y pantalones acampanados, esa cinta en el pelo del batería… y ese tema sonando a gloria bendita. Pero sobre las tablas no está Led Zeppelin están Billy Kulke a la voz; Chris Cawte a la guitarra; Steve Turner al bajo y los teclados y Simon Jeffrey a la batería.

A este concierto lo he llamado la noche de las sensaciones porque éstas iban y venían de las mejores a otras que no lo eran tanto, me explico. Tras esta primera impresión y una charla con Carlos Tarque de M Clan a quien me encontré disfrutando del evento mi atención es toda para la banda. Para entonces había caído “Celebration Day” y encaraban uno de mis temas favoritos de los Zeppelin “Black Dog” y la sensación fue entonces bien distinta, para desgracia de cada banda tributo que aparezca en el mundo en la memoria está grabada a fuego la voz de Plant, sus increíbles agudos, y a eso, es casi imposible llegar. Pero uno no puede luchar contra su memoria musical, han sido miles (a saber si millones que uno ya tiene cierta edad) las veces que he oído esos temas y los tengo grabados a fuego y la evidencia de que no llega  a esos tonos me baja bastante la ilusión. En esos momentos soy incapaz de reconocer que es un gran vocalista, que está cantando muy bien los temas y que lo que mi fuero interno pide es imposible incluso si fuese el mismísimo Robert Plant quien estuviese sobre el escenario, porque no nos engañemos, si hoy día hay una vuelta de Zeppelin no oiremos esos tonos. Entonces, sin apenas darme cuenta vuelvo a caer atrapado por la banda, poco a poco vuelve la ilusión,  mucha culpa la tiene Chris Cawte el guitarrista que toca pues a ver, va a sonar a exagerado pero toca, como Jimmy Page. De mucha ayuda es la base rítmica porque el bajista y teclista  Steve Turner es un musicazo, sabe crear con el teclado los ambientes zeppelinianos a la perfección y el bajo es un tercer brazo para él. También tiene culpa de esa magia el batería porque también toca como los ángeles. Si hasta clava el solo de “Moby Dick”  atizando a mano limpia, impresionante.

Hasta llegar aquí la magia había ido en aumento de ahí lo de la noche de las sensaciones hasta llegar a sentir un concierto de los mismísimos Zeppelin salvando algún tono al que no se llegaba y que yo ya había aceptado sabiendo lo que os dije que ni el mismísimo Robert Plant podría ofrecérnoslos hoy día. Pero el amigo Chris es mucho. Por la puerta de camerinos que accede al escenario vemos salir al pipa con una preciosa guitarra de doble mástil (qué poco se ven ya esas guitarras y que impresionantes son) y la banda empalma “The Song Remains The Same”, “The Rain Song” y “No Quarter” y en la sala se roza el clímax, pero el clímax había que lograrlo y para eso está el temazo “Dazed and confused” y, ay dios mío que la sala se viene abajo, el arco de violín sobre la guitarra. Un arco que se va deshilachando a medida que aquello cobra intensidad (los arcos de violín están hechos con crin de caballo) dando aun más espectáculo porque Chris levanta y agita el arco a medida que se van rompiendo pelos y el arco parece agitar la melena resultando espectacular.

El público se ha rendido ya y las palmas acompañan los temas hasta llegar a “Kashmir” que empieza a anunciar el final del concierto. Se comenta en la sala que en otros conciertos llegan a estar 3 horas sobre el escenario, aquí nos tendremos que conformar con dos horitas largas y daremos las gracias, gracias porque según están las cosas Heineken, a pesar de que por sus horarios a veces nos da estos disgustillos, se ha convertido en casi la única sala de un Madrid que no se a qué espera para hacer llegar a quien haga falta la absoluta necesidad de más salas para la música en vivo, es de vergüenza absoluta que Madrid esté como está pero bueno centrémonos en el concierto.

Decía que era la noche de las sensaciones y que estaba entregado totalmente a la banda pero llegaba la hora de un tema que este sí, seguro, han sido millones las veces que no sólo yo, mucha gente hemos oído, estoy hablando de “Escalera al cielo” (me niego a poner el nombre en inglés, toda la vida fue Escalera al cielo entre la basca con la que me he criado) Lo cierto es que la cantó toda la sala pero no era “mi” Escalera y eso que la clavaron pero bien además. Pero no importa, se despiden con “Whole Lotta Love” y de nuevo la agradable sensación de estar ante un conciertazo de los Zeppelin que ya no decae, ellos se iban de verdad pero Madrid no se lo consintió, coño si hasta el pipa pilló el micro y les pidió otra, ¡que grande! Y nos la dieron “Inmigrant Song”  atronó la Heineken y aquello toca a su fin. A pesar de las sensaciones que os he dicho aquello fue un conciertazo de 10, verdaderamente son la mejor banda tributo a Led Zeppelin que hay y a riesgo del linchamiento me atrevo a afirmar que tal vez los mejores Led Zeppelin posibles en 2009, ni se te ocurra perdértelos si tienes la posibilidad de verlos. Y ya que estamos con las confesiones al final del todo, mientras abandonamos la sala Thais, la fotógrafa de este reportaje, me dice bajito, me ha gustado mucho pero yo siempre fui de Deep Purple… la verdad, yo también, pero eso no quita que aun sueñe con una vuelta de Led Zeppelin y que me encantase el concierto.

Etiquetas: ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por nakomartinez

2 comentarios

  • Julio says:

    Solo con el comentario que nos ha hecho el colega Óscar casi me emociono así que el concierto tuvo que ser la puta bomba.
    Ojalá pueda verles y disfrutar de los temas de los dioses LED ZEPPELIN.

    Un saludo

  • xavirock says:

    Los vi la última vez que vinieron a Barna y me parecieron muy profesionales y emotivos. Con la sala apolo llena y con un concierto de 3 horas, se me hicieron la una de la madrugada volando. Realmente valen la pena, no son la típica banda tributo para emborracharte y echarte unas risas. Son muy buenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.