bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
samu ortiga
grimner
beyond dystopia
haches
invaders
soul teller
brotherhood of wolves

Crónicas

Incineration Fest 2022: Acudimos a cubrir el festival más extremo del mundo

«Incineration Fest se celebra en pleno corazón del rockero y metalero barrio de Camden, último residuo de la capital inglesa donde todavía se puede disfrutar de la buena música en bares y salas.»

7 mayo 2022

Camden, Londres

Texto: Ñako Martinez. Fotos: Luis Rodrígues

Controversia, cancelaciones, y los españoles Noctem en uno de los festivales más importantes del mundo en cuanto a música extrema se refiere, el Incineration Fest reunió a varios miles de personas en las calles de Camden con un cartel con más de 25 bandas esparcidas en cuatro escenarios todos ellos a distancias cómodas para ir andando. Un sueño para el amante de lo más duro.

Lucifer's Child

No vamos a negarlo, los festivales suelen ser una paliza importante. Tres días en tiendas de campaña, con los accesorios justos de supervivencia y con pateadas importantes entre escenario y escenario. Lo de menos es perder a tus amigos en el primer día y encontrártelos en el último. Siempre suele ser el caso que los mejores festivales, los que más se disfrutan, son los que tienen un núcleo urbano cerca donde mezclarte con los locales, comer sentado tranquilamente o despejarte un poco entre banda y banda.

Incineration Fest lleva esto al extremo, nunca mejor dicho, y se celebra en pleno corazón del rockero y metalero barrio de Camden, último residuo de la capital inglesa donde todavía se puede disfrutar de la buena música en bares y salas. Con un cartel esparcido entre cuatro escenarios (Black Heart, Underworld, Electric Ballroom y Roundhouse, en orden de menor a mayor), de 80 personas a las 3000.

El festival realizó su primera edición en mayo de 2014 para 600 personas en la sala Garage de Islington. De ahí su crecimiento ha sido imparable hasta coronarse en esta edición con la inclusión de una cuarta sala, nada menos que la mítica Roundhouse de Camden. Sin embargo, jugar en primera división trajo también controversias. En febrero la organización anunció los motivos de porqué Dark Funeral cancelaron su aparición en el Incineration Festival 2022. Los suecos se negaban a tocar en el Electric Ballroom, querían tocar en el Roundhouse.

Calligram

Esta edición de Incineration Fest la abrió la banda inglesa Calligram en el Electric Ballroom, que ya tenía una inmensa cola de cabezas metaleras a la una de la tarde esperando la descarga.

Noctem

Más de 800 personas se reunieron para la presentación de su disco 'The Eye Is The First Circle’, una brutal y aplastante mezcla de metal extremo inclasificable que lo mismo haría sentirse orgulloso a Lemmy como a los Mayhem. Se despidieron tras 45 minutos arrolladores. Preparan disco y son una de las bandas con más futuro de la escena inglesa.

Por motivos obvios, no pudimos cubrir conciertos en las salas Black Heart o Underworld, ya sea porque coincidían con otros escenarios, o porque al ir a entrar ambas salas estaban absolutamente abarrotadas. La política en estos festivales itinerantes es que el primero que llega es el primero que entra, así que siempre es recomendable que estés antes de tiempo si quieres ver a algún artista en particular.

Akercocke

Había mucho morbo y muchas ganas por ver a los valencianos Noctem, que salieron llenos de satanismo sonoro a romperla ante mil personas que les recibieron como héroes. Con los torsos pintados y toda su escenografía, encarnaron el mejor black brutal metal muy en la escuela de Behemoth.  Beleth lideró una descarga monumental en la que todas las almas fueron corruptas con canciones como “Sulphur”. Desde que irrumpiesen en 2009 con ‘Divinity’, la banda se ha posicionado internacionalmente hasta el punto de que su próximo y sexto disco será editado bajo el sello MNRK Heayy.

Bloodbath

El death y el doom llegaba de la mano de los suecos October Tide, que recientemente tuvieron que cancelar una gira europea con los propios Noctem por motivos personales. La banda fue muy bien recibida, manteniendo el elevado nivel de asistencia a la Electric Ballroom. Mientras la Roundhouse, la última de las salas en empezar a programar, quedaba inaugurada por el black de los noruegos Tsjuder. No podría haber un título más black que “Kill For Satan”, y aunque la banda representa la antigua guardia del género, su pulcritud en la representación en directo les hizo ganarse el clamor.

En la Roundhouse había también mucho morbo por ver a los Bloodbath, la segunda banda más popular del cartel. Algo así como un grupo de death metal a la usanza nórdica liderado por el también cantante de Paradise Lost (acompañado de miembros de Katatonia) Nick Holmes, que hoy, con gafas de sol todo el concierto, realiza una demostración de la variedad que tiene su registro vocal. La banda acaba de fichar por el sello Napalm Records y el 1 de julio descargará en el Rock Fest de Barcelona.

Jo Quail

El cabeza de cartel de la sala Electric Ballroom parece que estaba endemoniado en esta edición del Incineration Fest. Dark Funeral fueron sustituidos el pasado febrero por Unleashed. A su vez los vikingos suecos se veían forzados a cancelar en la misma mañana del show por la rotura de varias costillas de su batería Anders. En su lugar se anunció a la artista londinense Jo Quail, que con su cello electrificado crea atmósferas oscuras y densas.

Para cerrar, los grandes del extremo, los Emperor de Ihsahn. El cantante y guitarrista vive desde los últimos años sus mejores tiempos como músico. Bien es sabido que su capacidad y sus gustos han evolucionado mucho desde aquellos primeros discos como ‘In The Nightside Eclipse’ o ‘Anthems To The Welkin At Dusk’. Su capacidad como cantante es demoledora y se mueve cómodo en las reuniones esporádicas de Emperor.

Emperor

Arrancaron con dos baterías sobre el escenario, con lo que la jugada de que presentarían los últimos temas de la noche con su miembro original Faust era controvertida. Después de pasar años en la cárcel por matar a puñaladas a una persona, su reaparición en el circuito sigue siendo muy comentada y a veces criticada. Mezcla de sentimientos entre la audiencia cuando le anuncian.

Controversias a un lado, y ante una Roundhouse llena hasta arriba, Emperor no se olvidan de versiones de Bathory y Celtic Frost (dos referencias en su sonido y en el de muchas bandas de extremo) para cerrar esta enorme edición del Incineration Fest.

Ya faltan promotores para armar algo así en territorios hispanoparlantes.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Ñako Martinez

1 comentario

  • Juandie dice:

    Extensa crónica hacia los potentes conciertos que se marcaron estas bandas en especial la de los españoles NOCTEM los cuales dejaron el listón bastante alto a base el mejor y más potente Black Metal presentando su último álbum de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *