ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

ECUADOR:Cuando el brillo del fuego…

5 mayo, 2008 1:56 am Publicado por  1 Comentario

CUANDO EL BRILLO DEL FUEGO SE OBSCURECIO

(sumario) Un concierto de rock gótico en Quito, Ecuador, realizado en un galpón conocido como Factory,  terminó en una catástrofe: 17 fallecidos y varios heridos resultantes de  un incendio producido por una bengala que impactó entre un techo cubierto de colchones de espumaflex.

Había tres motivos para celebrar el encuentro gótico Ultratumba 2008: lanzar el compilatorio Ecuador gótico –disco con 14 bandas de rock gótico de Guayaquil, Loja y Quito-, exhibir un documental sobre el movimiento gótico en Quito, y premiar a bandas como Zelestial, por su aporte al movimiento gótico en Ecuador.

Todo iba de acuerdo a lo previsto, varios grupos ya recibieron sus premios, consistentes en un pequeño ataúd, bandas nuevas como Hempírica y Lamento, de Ambato, habían hecho buen uso del escenario, y casi a la mitad del show de Vendimia, tercera banda del cartel, algunas bengalas empezaron a subir raudas y fugaces hasta el techo. Una logró colarse en el centro del techo, cubierto de colchones de espumaflex envueltos en tela para insonorizar el recinto, produciéndose una letal combinación que en menos de cinco minutos provocoó una tragedia sin precedentes en el mundo del espectáculo ecuatoriano.

Eran las 16:20 del 19 de abril, diez minutos después todo estaba consumado. Había aproximadamente 200 personas –en un lugar para cerca de mil-,  que empezaron a salir del recinto cuando desde la cabina de sonido, alguien alertó del fuego en el techo.
La única puerta bi personal que estaba abierta, se convirtió en un cuello de botella. Quienes estaban cerca del escenario y en camerinos llevaron la peor parte: la puerta de salida del camerino estaba cerrada. También la salida de emergencia.

Desesperados, algunos chicos lograron abrir un boquete en la pared del cemento y ladrillo del baño. Por allí solo se salvaron unos cuantos. Otros intentaban dominar las latas que formaban parte de las paredes, pero muchos de ellos cedieron  por el inmenso calor de dichas latas, que doblegaron sus manos hasta quemarlas.

Afuera,  quienes lograron salir, miraban estupefactos el humo negro que salía del techo y trataban, confundidos y desesperados, de ayudar a quienes salían quemados, muchos no pudieron sostenerse en pie, y otros tenían la ropa hecha jirones y la piel reventada por las llamas que los alcanzaron.

Adentro, Pablo Bernal, músico de Zelestial, ya estaba casi a salvo cuando se percató de que su esposa Paola Flecher estaba tras un muro de llamas, Pablo regresó a salvarla, pero ella no pudo saltar las llamas, hasta que una enorme bola de fuego los envolvió inmisericordemente. En casa, su hija Martina, de cinco años, acababa de quedar huérfana.

Cristian Torate ya estaba a salvo, pero al percatarse de que su amigo, de quien nunca reveló su nombre, seguía adentro, ingresó a salvarlo, Lo logró, pero salió con la totalidad de su cuerpo quemado, pocos días después, su madre le oraba a Dios pidiendo que se lo lleve, ventajosa y dolorosamente estas oraciones fueron escuchadas, si sobrevivía, las condiciones de recuperación que le esperaban hubieran sido largas,  crueles y dolorosas, su cuerpo estaba totalmente quemado y su traquea hubiera requerido de varias cirugías para recuperarse.

Y así los casos aumentaban. La banda Zelestial perdió a cinco de sus siete integrantes, y entre los heridos está Federico Calderón y su hijo, quien era músico de la banda. Federico era dueño de gran parte de los equipos de la banda, por esó regreso a tratar de salvar algo, pero salió con el 40% de su cuerpo quemado. Mientras estaba hospitalizado, su hijo menor falleció. Por su estado anímico, no le avisaron que uno de sus amados hijos no resistió.

Paco Moncayo, alcalde de Quito, llegó al sitio del flagelo, no rindió declaraciones a la prensa pero la consternación de su mirada lo decía todo. El domingo 20, decretó tres días de luto nacional, y luego presentó su renuncia al cargo. El concejo metropolitano no la aceptó.

Rafael Correa, presidente del Ecuador, hizo una ofrenda floral. “Son las flores más dolorosas que he levantado”, dijo antes de pedir que todos hagamos que desgracias como esta no se repitan jamás.

Los medios de comunicación desplegaron una cobertura que, ni siquiera sumada en las tres décadas de vida del rock en Ecuador, ha llegado a los niveles de atención que estos últimos días ha tenido el rock ecuatoriano.

En nombre del diablo

Sorprendió ver como en pleno siglo 21, varios periodistas y algunas personas que se manifestaban a través de cartas y mailes a los medios, siguen creyendo en ese cuento de los ritos satánicos dentro de los conciertos de rock. “Murieron por no entregar su vida al señor”, fue mas o menos la tónica de estos comentarios prejuiciosos.

Tanta fue la “atención” de los medios, que hoy, miércoles 30 de abril, a las ocho y diez de la mañana, uno de los periodistas mas detractores del rock, hace una entrevista al presidente de la Cámara de la construcción, cuyo tema es la inseguridad en los edificios públicos en Quito.

En contrarréplica, el movimiento se unió en un gran concierto solidario donde, exactamente, 10056 personas asistieron  pagando una entrada de cinco dólares, que serán destinados a los familiares de las victimas, muchas de las cuales requieren 350 dólares diarios para su recuperación. Igualmente, las recetas mas baratas no son menores a los 300 dólares.

El concierto fue el domingo 27, con Basca, de Cuenca, Notoken, de Guayaquil, Jaime Guevara, Descomunal, Aztra, Suburbia, Abadon y Escarlathia de Quito, y Obituary, que debían tocar ese día en Factory.

Ese concierto fue espectacular, todo en absoluto orden y momentos sublimes, como la ocasión en que Rodrigo Polit, manager de Zelestial, hizo escuchar al público el tema nuevo de la banda que tenían  previsto lanzarlo el día del desgraciado incidente. Luego Danny Calderón, guitarrista sobreviviente, dedicó un solo de guitarra a su hermano fallecido, que se lo entregó mirando al cielo con una sentido “para ti, ñañito”.

Obituary, a través de la presentadora del concierto, pidió un minuto de silencio por los fallecidos.  Luego de la primera parte del show, Rodrigo agradeció públicamente el gesto de Obituary, con un sentido abrazo entre él y John Tardy. No era para menos, la banda de Florida no cobró por la presentación nada más que boletos de avión, hospedaje y alimentación.

Al otro lado del silencio
Un día antes de este concierto, el movimiento roquero del sur de Quito, llamado Al sur del cielo, convoco una marcha desde la Plaza Grande, ubicada al centro de esta ciudad, en cuyos alrededores esta el Palacio de Carondelet, residencia del Presidente Correa, y al frente el Palacio Municipal. En el centro de dicha plaza está una estatua enorme que refleja la libertad conseguida en las luchas de la independencia en la colonia. Reflejar esa libertad que propugna el rock, fue la motivación para escoger esa plaza como sitio de encuentro.

Allí llegaron aproximadamente 500 personas, el sábado 26, que luego de las diez de la mañana emprendieron rumbo al sur de la ciudad, hacia la Concha Acústica de la Villa Flora, sitio emblemático del rock de Quito, donde cada 31 de diciembre se realiza el “festival Al sur del cielo” desde hace 20 años. Allá llegaron alrededor de tres mil personas, quienes en el camino entonaron las notas de Al otro lado del silencio, de Ángeles del Infierno.

Enormes fotos de las víctimas, cargadas por sus familiares, rendían tributo a su memoria. En el suelo del escenario, pequeñas pancartas con los nombres de Zelestial y  Naagrum, (grupo que perdió a su baterista en el incendio), estaban tendidas en el suelo, rodeadas de muchas flores rojas.

Varios familiares de los fallecidos dieron sus mensajes de las formas más dolorosas, pero el más emotivo fue el del niño Juan Fernando Cárdenas, hijo de Juan Carlos Cárdenas, quien dijo “Gracias por venir, mi papi siempre me va a cuidar. A él le gustaba  mucho esta música y tenía muchos discos”.

Como él, varios niños quedan huérfanos, sus padres se fueron luego del infeliz hecho que tiñó de sangre y dolor a muchas familias de roqueros ecuatorianos. También quedan muchos padres solos y tristes, que hubieran dado todo por ser ellos los abrazados por el fuego, como aquella enfermera que no sabía que uno de los irreconocibles cadáveres que atendió, era el de su hijo.

Pablo Rodríguez.

ATENCIÓN!!!
Aquí os dejamos un vídeo de la televisión donde se ve el horror vivido ene. Interior de la discoteca:


Nuestro colaborador ecuatoriano Javier Endara, nos envía el siguiente comunicado sobre la tragedia ocurrida este pasado fin de semana durante un concierto de black en Quito en el que perdieron la vida 15 personas, resultando 13 heridas de gravedad.

COMUNICADO PÚBLICO

Preocupados por la situación de desesperación y ansiedad producida por la tragedia ocurrida este día sábado 19 de Abril en el sur de Quito, nos pronunciamos al respecto de la siguiente manera:

En el concierto denominado “ULTRATUMBA 2008” organizado por “ENSAMBLE OF SHADOWS”, desarrollado en la discoteca “OLD FACTORY” desde las 11h00, ocurrieron varias irregularidades en términos de seguridad, entre las que podemos mencionar la clausura de las puertas de escape, el uso de fuego y material pirotécnico dentro de un lugar cerrado, construido con materiales altamente inflamables y que para colmo no contaba con un sistema automático contra incendios adecuado a este tipo de locales.

Podemos mencionar como antecedentes que las culturas urbanas nos vemos permanentemente privados de apoyo y espacios para desarrollar nuestros eventos, lo cual nos motiva a aceptar cualquier tipo de condiciones para poder expresar nuestras culturas.

Es así, como la Policía Nacional, Defensa Civil, Cruz Roja y Bomberos, organismos encargados de la seguridad, nos plantean  inalcanzables costos para realizar hasta el más pequeño evento, lo cual obliga a tener altos precios en las entradas y agudiza el fenómeno de elitización de la cultura, del cual somos victimas todos los Ecuatorianos.

Esta problemática se ve agudizada por los altos impuestos cobrados por Municipios, SAYCE y FENARPRE, que conjugados con los anteriores motivan a los organizadores de conciertos a no reportar sus eventos a las autoridades pertinentes.

Es en este contexto que rechazamos enérgicamente la actitud con la que los medios de comunicación masiva distorsionan la información generando ansiedad y caos en la población, aprovechándose del dolor de las familias y de todo el movimiento rockero para su beneficio. Además condenamos las acusaciones infundadas que vinculan al evento ritos satánicos y a todo nuestro movimiento con prácticas violentas y degradantes, con la clara intención de generar rechazo por parte de la sociedad hacia nuestra cultura, por ser esta una clara muestra de rebeldía y disconformidad con el sistema que ellos defienden.

Así mismo informamos que reconocemos a la comisión veedora conformada tanto por autoridades, familiares y amigos de las victimas, como la única instancia competente para pronunciarse oficialmente con respecto a responsabilidades del hecho.

Al momento de realizar este comunicado contamos con un número de 15 fallecidos, 3 de los cuales no han sido identificados, y 13 heridos, para los cuales nos encontramos desarrollando diversas estrategias que nos permitan canalizar la solidaridad de los ecuatorianos con nuestros caídos.

Es así que solicitamos a quién interesado en aportar económicamente con los heridos a depositar dinero en la cuenta de ahorros 0600735486 del Banco Internacional a nombre de Fernando Cabascango, o a la vez entregar las medicinas requeridas, comunicarse con Verónica Monar al teléfono celular 084790625 para cualquier consulta sobre las mismas.

Por último, informamos a la ciudadanía que este día sábado 26 de Abril, nos estaremos sumando a la marcha en homenaje a nuestros compañeros convocada por la organización “Al Sur del Cielo”, movilización que saldrá desde la Plaza Grande a las 10h00 y culminará con la colocación de una placa recordatoria en la Concha Acústica de la Villaflora, lugar de referencia histórica para el movimiento rockero.

DIABLUMA
Organización Político-Cultural


Según informa el diario El Comercio de Ecuador, 15 personas han perdido la vida y al menos 45 han resultado heridas en Quito, Ecuador, durante la celebración de un concierto de la banda de black metal ZelestialVendimiaLamento en la discoteca The Factory a causa del incendio del recinto provocado por el empleo de bengalas.

De acuerdo con declaraciones vertidas al citado periódico por parte de varios testigos, en
el local se encontraban unas 300 personas en el momento del incendio, triplicando
el aforo máximo permitido.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por nakomartinez

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.