keith richards
el rey salitre
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

Entrevistas |Peter Wilson (Four Trips Ahead)

«Muchas de nuestras bandas favoritas tampoco dudaron a la hora de mezclar sonidos heavies con varias capas y texturas sonoras»

Por: Yorgos Goumas

Foto: Shervin Lainez

Nos guste o no, la escena rockera internacional actual no puede presumir mucho a nivel de propuestas interesantes o que simplemente dejen de mascullar y reproducir lo de siempre con una falta de vigor casi alarmante. Este cuarteto neoyorquino, aparentemente, quiere reivindicar la esencia del rock, su energía y su capacidad de transportarnos a otros mundos a través de su música. Aunque llevan en la brecha desde la década pasada, ahora acaban de editar su segundo larga duración, ‘… And the Fire Within’, y tal como indica el título, el frontman, Peter Wilson, quiere convencer a Yorgos Goumas que ellos sí que pueden reavivar la llama del rock que está latente dentro nuestro. ¿Le convencerá?

Este disco ha tenido un largo periodo de elaboración ya que basicamente es una extension del EP ‘Love and Rebellion’ (2014), ¿verdad?

“Hasta cierto punto, sí. En realidad compusimos muchos más temas durante estos años y nos aseguramos que no solamente acabarían en él los mejores, sino que además iba a haber un hilo común entre las canciones para crear así un ambiente que haría del disco un todo. Este disco iba a ser nuestra declaración de intenciones definitiva” .

¿Cómo describirías vuestra evolución musical desde vuestro homonimo debut del 2008?

“Haber podido tocar juntos a lo largo de más de una década nos ha permitido experimentar y extender nuestros parámetros musicales, siempre dentro de lo que se puede denominar como hard rock. Hay un respeto mutuo sobre las capacidades musicales de cada uno de nosotros, y nos sentimos a gusto cada vez que nos de por experimentar. Esto sólo ocurre cuando compones, ensayas y tocas en compañía de buenos músicos y buenos amigos. No somos una banda solamente, sino un grupo de amigos que ha compartido experiencias, viajes e incluso tiene una visión común acerca del estado de las cosas en el mundo. Todos estos factores han contribuido a lo que es la banda hoy en día”.

Habéis retocado los cinco temas del EP que repiten en el disco?

“Oh, sí. Nick Cipriano, nuestro fantástico ingeniero de sonido, retocó las mezclas mientras que Roger Lian remasterizó los temas, igual que el resto del disco, dándoles así este sonido jugoso y grande que estábamos buscando”.

Muchas bandas neoyorquinas afirman poseer ese sonido característico de su ciudad o que han sido influenciados por el mero hecho de ser de allí. ¿Hasta qué punto es esto cierto para vosotros y cómo definirías el sonido de tu ciudad?

“Es verdad que el hecho de ser de Nueva York automáticamente te puede dar una vitalidad y una originalidad de las cuales ni siquiera uno es consciente de que las posee. Ser músico en Nueva York te hace querer ser el major, porque hay una increíble cantera de talento artístico. El público neoyorquino está acostumbrado a poder acudir continuamente a bolos de alta calidad y de vanguardia; está casi consentido, se podría decir. A nivel personal, pude disfrutar en directo desde muy joven de actuaciones fantásticas de artistas procedentes de varios géneros, así que todo esto inevitablemente acabó impregnando mi ADN musical. Para mi, el alcance del término ‘sonido neoyorquino’ es mucho más amplio que desafía cualquier intento de simplificación: son Ramones, Kiss, Blondie, Plasmatics, Living Colour, Anthrax, Helmet, 24-7 Spyz, The Notorius B.I.G., RUN-DMC, Whodini, KRS-One, Eric B. and Rakim, LL Cool J, Nas, Sonny Rollins, Randy Weston, Richie Havens, Prong, Sick Of It All, Twisted Sister, The Dictators, Life Of Agony, Biohazard, Candiria y Type O Negative. Tener a todos estos músicos a mi alcance, haber crecido con ellos, sin contar a los músicos procedentes de otras ciudades o países que pasaban sus giras por la ciudad también, influenciaron enormemente a la hora de definirme como músico y compositor. Por último, el propio estilo de vida neoyorquino te hace que conozcas las durezas de la vida de primera mano desde muy temprano, ya que eres uno entre otros diez millones de habitantes que intentan sobrevivir y prosperar en esta megaurbe”.

Como productor, ¿qué tipo de sonido querías conseguir en este disco?

“Mi objetivo era capturar la energía y la emoción de los temas cuando los tocábamos completos por primera vez en el local del ensayo pero añadiendo a la vez una especie de capa sonora gruesa, casi grandiloquente, cual muro de sonido. Hablando de capas, no dudamos a la hora de añadir diferentes texturas, algunas incluso de corte progresivo, y profundidad sonora para hacer así que el oyente se transporte en otros lugares cuando escuche el disco. Muchas de nuestras bandas favoritas, como Queen, King’s X, Led Zeppelin o Tool, tampoco dudaron a la hora de mezclar sonidos heavies con varias capas y texturas sonoras, y es por eso que sus discos son atemporales, eternos. Por otra parte, esta es la razón por la que en directos sonamos más crudos, ya que faltan esos overdubs de guitarras o de otros instrumentos que hacemos en el estudio“.

Temas como “There’s a Time” tienen mucho groove. ¿Qué es el groove para ti?

“Lo es todo. Nos aseguramos de que esté presente en todos nuestros temas, así que crear el ritmo apropiado en el momento apropiado es algo muy importante para nosotros. Sencillamente nos encanta crear temas como “There’s a Time”, que juega con diferentes ritmos creando así un ambiente casi de locura. El ritmo y la melodía son las bases de nuestra musica, e intentamos conseguirlos en cada uno de ellos”.

Otra cosa que os cuidais mucho son las lineas y melodías vocales. ¿Eres un vocalista autodidacta?

“Todas las bandas del rock, metal u otros géneros que nos gustan tienen o han tenido grandes vocalistas con mucho arte y que conectan con la gente, aparte de las elaboradas líneas vocales. Haber podido apreciar a géneros tan orgánicos como el rock, el reggae y el blues me ha permitido acercarme a la labor del vocalista con una manera organica también. Empecé a cantar debido a mi madre, quien participó, se fue de gira y grabó discos con un coro durante décadas. Por otra parte, he estado tomando clases de voz durante más de treinta años. Es la mejor manera de expandir tus posibilidades vocales, te permite asumir el control total de tu voz como instrumento, expande tu alcance a nivel de octavas y, lo más importante, te ayuda a cuidar de tu voz a nivel de salud y aumenta su durabilidad y consistencia”.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Yorgos Goumas

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.