whisky caravan
adventus

Entrevistas |Mario Radetzky (Blackout Problems)

«No pertenecemos a ningún movimiento reivindicativo porque creemos que el cambio tiene que empezar por uno mismo»

Por: Yorgos Goumas

Blackout Problems opta por hacer una mezcla interesante entre el emo, el metalcore, el R’n’B y la música electrónica, tal como queda patente en su tercer disco de estudio, ‘Dark’, que estará disponible a partir del 15 de enero. Es por eso por lo que Yorgos Goumas se ha puesto en contacto con su frontman, guitarrista y letrista Mario Radetzky para que nos presente en más profundidad esta interesante propuesta

Múnich, y en extensión, Baviera, suele considerarse como la parte más conservadora de Alemania. Dinos algo de tus raíces musicales…

“En realidad soy de Heidelberg, que está en el estado de Baden- Wurtenberg y no en Baviera. Mis padres escuchaban rock clásico como Bruce Springsteen o Neil Young, y hard rock de Bon Jovi, por ejemplo. Empecé a tocar la guitarra cuando tenía unos once años, y claro, con esas referencias musicales, pensaba que para hacer rock tendrías que ser un guitarrista de la hostia, así que andaba algo intimidado. Posteriormente, mis padres se mudaron a Austri,a y aunque vivíamos en una ciudad de unos tres mil habitantes donde obviamente no había una escena musical ni por asomo, conocí a un par de chicos que me introdujeron en el mundo del punk rock cuando por entonces dominaban bandas como Blink-182 o Green Day. Uno de ellos tocaba la guitarra en una banda local de punk rock. Era autodidacta, y me hizo ver que con tres acordes era posible hacer buena música. Me enseñó los acordes básicos, y poco a poco empecé a componer mis primeros temas siendo aún un adolescente. Posteriormente, empecé a escuchar a otros géneros como el rap o la música electrónica”.

Como he descubierto vuestra música en el mismo día de la entrevista, os diré que mi primera impresión es que sois una mezcla entre Enter Shikari, Bring Me the Horizon, Muse y la última etapa de Steven Wilson, que es más electrónica…

“Me encantan estas comparaciones, y me las tomo como un cumplido, aunque admito que no conozco a ese Wilson y tendré que investigarle ya que le mencionas” (risas).

Mencionaste a las influencias del rap, y esto se hace patente en temas como “House On Fire” o “Seven” que tienen un marcado toque a lo R’n’B…

“Es curioso que menciones al R’n’B, ya que nunca fui fan de ese estilo. Sin embargo, una amiga mía que es fan de este tipo de música, me dijo exactamente lo mismo. Por otra parte, Michael (Dreilich, batería) es el mayor fan del rap entre nosotros, mientras que yo soy más bien fan del rap que tiene una conciencia social y habla sobre los problemas de la comunidad en la que pertenecen los artistas. Desgraciadamente, el rap actual está plagado de raperos que sólo saben rapear acerca de coches y ropa de lujo. También me gusta el rap cuando experimenta, musicalmente hablando: por ejemplo, me gustó lo que hizo Post Malone con su homenaje a Nirvana (NdR: el pasado abril hizo un concierto benéfico en streaming  para recaudar fondos en la lucha contra la COVID-19, de una hora de duración, con temas de la banda), aunque aún no he escuchado el resultado de su colaboración con Ozzy”.

El tema “Darling” me recuerda a Placebo…

“Este tema precisamente es uno especial para mí, ya que fue compuesto durante una etapa muy oscura de mi vida: en octubre de 2018 estuve visitando a una amiga en Nueva York, como parte de mi proceso de sanación, ya que en 2016 salí de una relación de ocho años y llevaba dos años metido en un estado de depresión muy profundo (de hecho, mi amiga pasaba por un proceso similar por entonces). Además, el disco anterior, ‘Kaos’ (2018), giraba entero alrededor de este tema. Total, que me acuerdo de estar solo en la orilla del río Hudson mirando el famoso perfil de los rascacielos con el cielo del atardecer como telón de fondo y diciéndome a mí mismo que tenía que superar aquel estado de ánimo pero ya. Cuando volví a Alemania, decidí componer un tema acerca de las sensaciones que tuve durante mi estancia en Brooklyn”.

¿Es el tema “Lady Earth” acerca del ecologismo?

“Sí. Hicimos este tema después de participar en una marcha estudiantil en contra del cambio climático. Me acuerdo que cuando era un adolescente, nunca participé en alguna organización activista, aunque era consciente de los problemas ambientales, y de hecho seguimos sin pertenecer a ningún movimiento, ya que continuamos pensando que el cambio tiene que empezar por uno mismo y predicar con el ejemplo. Aún así, eso no nos impide apoyar y participar en eventos reivindicativos, cuando el tiempo nos lo permite, o componer temas con conciencia social”.

Uno de mis temas favoritos es “Dark” porque tiene precisamente un toque oscuro post punk…

“Me alegro mucho que te guste este tema precisamente porque fue el último que compusimos para el disco. Los orígenes son algo peculiares: justo la noche anterior, Michael había visto un documental sobre pingüinos donde decía que si un pingüino pierde a su pareja (son una especie monógama en su gran mayoría), empiezan a caminar, caminar y caminar, hasta que caen muertos por agotamiento. Nos los contó la mañana siguiente y me quedé alucinado por su grado de dedicación y lealtad a su pareja, e inevitablemente empecé a comparar su comportamiento con el de los humanos. De hecho, el tema se iba a llamar “Pingüino” en un principio. Empezamos a elaborarlo a las nueve de la mañana, algo bastante inusual para la banda (risas), y cuando para las once de la mañana lo teníamos terminado, sabíamos que teníamos justo lo que le faltaba al disco, ese toque oscuro que mencionas”.

Supongo que el tema “Germany” es un comentario sociopolítico acerca de Alemania, ¿verdad?

“Claro. Aunque somos alemanes, cantamos en inglés ya que nuestras influencias principales provienen de la escena del punk rock californiano o el punk inglés de los 70. Aún así, quisimos componer un tema que habla sobre nuestras raíces germanas, algo muy difícil por otra parte, ya que es muy fácil que alguien te pueda encasillar como eso o aquello. Ser patriota en Alemania es como caminar sobre un campo minado debido a su pasado complicado y a veces hasta nefasto. Veo a gente de otros países señalar con orgullo sus orígenes y sujetar la bandera de su país sin complejos, mientras que para los alemanes esos actos nos producen automáticamente complejos morales. Esto también se debe en parte al hecho de que el sentido del patriotismo ha sido raptado por la extrema derecha en Alemania: sin ir más lejos, sólo hay que ver las banderas alemanas ondeadas en las demostraciones del movimiento Pegida (NdR: un movimiento nacionalista e antiinmigración)”.

¿Y cómo te sientes tú como alemán?

“Buena pregunta (risas). Como te dije, a los diez años me fui con mi familia a Austria y sentí la aversión de mis compañeros de clase hacia mí sólo por el hecho de ser alemán. Aunque hablaba alemán obviamente, mi acento era diferente, y no hablaba el dialecto de alemán local. Si esas cosas para un adulto no son sino nimiedades, para un niño de 10 años son detalles importantes, y por eso tuve amenazas de palizas después de clase. Por otra parte, los alemanes en Austria tienen mala fama como turistas, ya que vienen al país para hacer las cosas que no pueden o no quieren hacer en Alemania, y los tratan despectivamente. Lo sé de primera mano porque mis padres se fueron a Austria para abrir un hotel pequeño precisamente. Obviamente todas esas cosas eran nuevas para mí, pero durante los siguientes diez años tuve la oportunidad no solamente de digerir todo esto, sino que reflexionar acerca de mi propia identidad. Creo que me siento mitad alemán y mitad austriaco, y no me molesta ver la bandera alemana cuando estoy fuera de Alemania, pero sí que me preocupa un poco cuando la veo dentro del territorio alemán precisamente por las connotaciones negativas mencionadas antes. No es justo sentirme así, porque creo que el patriotismo no es necesariamente algo malo, pero, desgraciadamente, se usa más a menudo con propósitos espurios. De hecho, el tema “Murderer” se basa en el asesinato del político alemán Walter Lübcke por parte de un neonazi en 2019, y aunque no apoyaba sus ideas políticas conservadores, el hecho que uno puede ser asesinado sólo por hablar una sola vez a favor de los más desfavorecidos me chocó bastante. Tenemos que preservar esos principios tan fundamentales como lo son el respeto hacia lo diferente, aprender a dialogar, aprender a escuchar, aprender a no tener en cuenta cosas como la religión, la raza o el estatus socioeconómico cuando tratamos con otras personas”.

Portada de ‘Dark’

“Lovers” es un tema con una estructura sorprendente…

“Es un tema compuesto por Marcus (Schwarzbach, bajo), y cuando escuchamos su demo la verdad es que nosotros también nos quedamos algo perplejos e incluso nos planteamos la posibilidad de no incluir el tema en el disco. Sin embargo, fueron opiniones de gente ajenas a la banda que nos dijeron que teníamos que incluirlo por ser tan original y que podría abrirnos a todo un nuevo abanico de posibilidades sonoras en un futuro. Después de pensarlo mejor, al final nos dimos cuenta que tenían razón, y me alegra que hayas reparado en la singularidad del tema”.

¿Qué vamos a ver en la serie de videos llamada ‘Dark Days’ que estáis actualmente subiendo al YouTube?

“Mientras que otras bandas hacen vídeos de cómo se hizo un disco en concreto, nosotros preferimos hablar acerca de las cosas que nos inspiraron a la hora de hacer este disco, así que cada episodio (son unos seis en total) es acerca de un tema, como los que mencioné antes, tanto de índole más general como de índole más personal”.

En vuestra música hay muchos elementos electrónicos y del teclado. ¿Cómo lo lleváis esto en directo?

“La verdad es que hemos estado pensando acerca de eso también, ya que este disco es el que más partes electrónicas tiene. La solución ideal sería tener un quinto miembro como teclista, pero es una opción inviable desde el punto de vista económico. Así que o vamos a tener las partes pregrabadas, algo que no nos gusta mucho ya que tendríamos que tocar los temas exactamente igual que en el disco, o vamos a usar loops con un software de creación de ritmos donde podemos alargar un tema a nuestro antojo. Somos de las bandas que no solamente cambiamos de setlist cada noche para no aburrirnos, sino que nos gusta alargar algún tema sobre la marcha si vemos que resuena de manera especial con el público”.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Yorgos Goumas

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.