Madness 2
gusylosimpostores
Ars Amandi

Crónicas

Leyendas del Rock 2019: El show está servido

«Pedazo de concierto que se marcó la banda de los hermanos O'Keeffe, lleno de energía»

9 agosto 2019

Polideportivo municipal de Villena (Alicante)

Texto: Andrés Brotons. Fotos: Iñigo Malvido

Y llegamos al ecuador de la edición 2019 de Leyendas del Rock tras su segunda jornada el 8 de agosto, en una jornada que en principio se antojaba más tranquila, o al menos, con bandas quizás menos masivas que otros años, recuperando especialmente el espíritu de sus primeras ediciones cuando la base principal del cartel estaba conformada por bandas únicamente nacionales.

Crisix

En este día, en el Camping Stage, Salduie, y Lándevir calentaban motores antes de la apertura de puertas del recinto. Los primeros, desde Zaragoza, incluso contaron con la colaboración del vocalista de Lèpoka, mientras los segundos, desde Elda, presentaban su disco ‘Desde el silencio’, triunfando en la carpa de firmas. Pero fue ya en el escenario grande donde empezó lo fuerte, que se abría con Crisix, potente banda catalana que con su particular “ultra thrash metal” que se ha ido haciendo un hueco no sólo en el panorama español, sino también en el europeo, pues han estado tocando a lo largo del año en numerosos festivales, algunos de gran renombre como el Graspop Metal o el Wacken Open Air. Con Juli Bazooka a la voz, haciendo también headbanging  súper entregado y comunicativo, B.B. Plaza y Albert Requena a las guitarras, Pla Vinseiro al bajo y Javi Carry dirigiendo a la banda con su batería, se metieron a toda la audiencia en el bolsillo. Vinieron a presentar su último disco hasta la fecha, ‘Against The Odds’, pero también hubo espacio para temas anteriores como “Bring ‘em to the Pit” o “Ultra Thrash”, con los que consiguieron conquistar a todos los valientes que decidieron ir a esta siempre difícil hora de tanto calor “Leyendas, sabemos que es temprano, que es la hora de café, pero sabemos que nos lo vamos a pasar de puta madre, ¿sí o no?”, nos decían. Vaya si lo consiguieron, con un círculo de personas haciendo mosh incluido.

Avatar

Desde Gotemburgo llegaba Avatar, otra de las formaciones que más curiosos congregó a esas horas. Su estilo es realmente complejo de definir, pues beben de diversas influencias, desde bandas industriales como Ministry a otras de corte clásico como Black Sabbath. Venían a presentarnos su último disco publicado a principios del pasado año, ‘Avatar Country’, de los que sonaron los singles “A Statue of the King” y “The King Welcomes You to Avatar Country”, contando ambos además con vistosos videoclips. Llevaban una puesta en escena e imagen espectacular, ataviados con chaquetas de reyes y sus particulares maquillajes de payasos aterradores. Pese a los samplers, los suecos gustaron a sus fans y sorprendieron a aquellos que no los conocían, gracias a sus temas potenciados por su freak-show.

La gran sorpresa del día fueron los neerlandeses Delain, fundados además por el ex teclista de Within Temptation, Martijn Westerholt. Repetían tras su éxito hace cinco años en este festival, congregando bastantes seguidores con su espectacular metal sinfónico. Liderados en el escenario por la gran voz de la bellísima Charlotte Wessels, la misma estuvo durante todo el concierto simpática y comunicativa, hablando incluso algunas palabras en castellano. Además, contaron con la colaboración del ex vocalista de Orphanage, George Oosthoek, que tocaba más tarde con su banda Mayan en el Mark Reale Stage; apareció en dos temas, en la inicial “Hands of Gold” y en el tema con el que cerraron, “Pristine”. Sonaron grandes canciones como “The Glory and the Scum”, “Fire with Fire”, e incluso “Masters of Destiny” del EP con rarezas y directos que han editado este mismo año. Sacaron también al hijo pequeño de uno de los componentes, que iba protegido con cascos en los oídos, y se pasó saltando en uno de los temas.

Delain

Los abulenses Dünedain fueron posiblemente la banda que más público congregó del día en el Mark Reale, y es que no en vano los son una de las bandas más queridas del power metal español. Temas como “Memento”, “La rosa negra” o “Por los siglos de los siglos”, que dedicaron a la organización  introduciendo antes un “¡Que se jodan los que dicen que el heavy metal ha muerto!”. Y es que el público no dejó de corear con fuerza temazos como “Corazón de invierno”. Gran descarga.

Eluveitie

Los suizos Eluveitie son ya una de las bandas habituales del Leyendas tras su éxito en las ediciones de 2012, 2014 y 2016, y este año volvieron a convencer a todos sus incondicionales con su folk metal con algunos toques de death melódico con el que inundaron uno de los escenarios principales. Vinieron a presentarnos su octavo disco editado precisamente este mismo año, ‘Ategnatos’, del que interpretaron una buena selección de temas como “Ambiramus” o “Rebirth”, si bien tampoco faltaron clásicos infaltables como su celebérrimo “Inis Mona”.

Beast In Black pasaron del escenario pequeño Mark Reale a uno de los principales, a raíz de la caída del cartel del mítico vocalista de Twisted Sister, Dee Snider, lo que entristeció a muchos y alegró a otros, pues de esta manera sabían que no tenían que dudar entre elegir entre una banda y otra. Pero sobre todo, porque las previsiones eran que la carpa se iba a quedar francamente pequeña para este combo, así que al final no hay mal que por bien no venga. Liderados por el ex guitarrista de Battle Beast, Anton Kabanen, el grupo cuenta con un repertorio espectacular, lleno de himnos como “Cry for a Hero” o “Unlimited Sin”, del segundo álbum editado este mismo año que vinieron a presentar, ‘From Hell With Love’, del que también sonó el tema homónimo.

Beast In Black

No faltaron otros muchos éxitos como la propia y cañera “Beast In Black” o la preciosa “Born Again”, donde el cantante de la banda de origen griego, Yannis Papadopoulos, dio una muestra fehaciente de donde es capaz de llegar con su increíble registro vocal. “Eternal Fire”, “Die by the Blade”, el pegadizo single “Sweet True Lies”, o ya en el final, la apropiada “End of the World”, hizo arrasar a los finlandeses con su power melódico con tinte eurovisivo, y es que a veces parecían una fusión entre Judas Priest y Abba. Como punto negativo, deberían contratar urgentemente un teclista y rebajar los samplers orquestales y de coros, pues hasta un amigo al que tenía cerca, Gerardo, los bautizó como “Beast In PlayBlack”. Aun con eso, los fineses fueron uno de los triunfadores de esta jornada.

Airbourne

Para aquellos a los que la propuesta de Beast In Black les resultaba excesivamente recargada y enlatada, podrían redimirse con el hard rock sencillo, directo y sin florituras de los australianos Airbourne, los cabezas del cartel del día. Pedazo de concierto que se marcó la banda de los hermanos O’Keeffe, lleno de energía. Tras la habitual intro de la película “Terminator 2”, el grupo arrancaba raudo, veloz y sin tregua con “Ready to Rock” y “Too Much, Too Young, Too Fast”. La tercera en sonar sería “Boneshaker”, el adelanto de su próximo disco a publicar a finales de año y con el que ya han confirmado próximas fechas en nuestro país. Lo cierto es que el guitarrista y cantante Joel O’Keeffe es el alma de la banda, bajando incluso al foso en varios momentos del show y emulando a su ídolo Angus Young, y es que la deuda de Airbourne con AC/DC se acrecienta todavía más en vivo (algo que no es negativo, todo lo contrario). En “Chewin’ The Fat”, Joel acaba el tema golpeándose con fuerza mientras se echa al unísono agua. Celebradísimos fueron “Rivalry” y “Heartbreaker”, y en la cachonda “Cheap Wine & Cheaper Women” el vocalista brinda por todos nosotros echando un trago a una botella de vino; también nos pide que alumbremos el recinto con mecheros, “¡De puta madre!”, nos grita contundente.

Airbourne

Siguen cayendo muchos de los temas que han forjado la leyenda de la todavía joven banda australiana, con “Bottoms of the Well”, “Breakin’ Outta Hell” o la coreada e hímnica “It’s All for Rock ‘n’ Roll”. Joel también sacó al escenario una sirena antiaérea con accionamiento manual, dejándola sonar varias veces, y preparó y lanzó varios cubatas de Jack Daniels  al público. Una maniobra que puede resultar peligrosa, pues incitaba al público a hacer lo mismo y de hecho un colega, Pedro, fue fuertemente impactado por un cubito de hielo de algún descerebrado del festival, afortunadamente sin consecuencias graves, pero que sirva de advertencia. Después de “Stand Up for Rock ‘n’ Roll” se despiden del escenario para regresar con fuerza con tres contundentes bises, “Live It Up”, “Raise the Flag” y el tema que les encumbró de su primer disco, “Running Wild”, con cameos del “Let There Be Rock” de AC/DC incluidos y consiguiendo Joel O’Keeffe hacer sentar a gran parte del público en el suelo. “¡El rock & roll nunca morirá!”, nos gritaba contundente al final. Con ellos, tened por seguro que se mantiene más que vivo.

Warcry

Llegaba el turno de la única banda que no ha faltado ni una sola edición desde que Leyendas del Rock comenzara su andadura en 2006, los asturianos Warcry. Las huestes lideradas por Víctor García habían preparado para la ocasión un repertorio plagado de clásicos de la banda. Así, con la veloz “Luz del norte”, de su disco debut, comenzaron triunfantemente su grito de guerra. Himnos como “Nuevo mundo”, “Devorando el corazón” o “El guardián de Troya” fueron coreados por miles de gargantas a pleno pulmón. Las proyecciones del grupo eran espectaculares a pesar de que los lyrics videos no estaban muy sincronizados con la interpretación, y la pirotecnia y confeti habituales engrandecieron canciones como “Capitan Lawrence” aún más.

Warcry

Fue un espectáculo donde la banda triunfó a lo grande a pesar de que le he visto mejores noches a Víctor García, al que noté algo cansado. Por suerte, esa carencia la suplió con su carisma y simpatía, bromeando a lo largo del show con ocurrencias como que iban a tocar una balada e interpretar a continuación la cañera “Aire”. “Ardo por dentro” fue introducido por Víctor con la broma ocurrente de un pequeño cameo a capela de “Bailar pegados” de Sergio Dalma, y es que siempre se ha comparado el registro vocal de ambos vocalistas. “Alejandro”, “Tu mismo” y la reivindicativa “Hoy gano yo” con un pedacito instrumental de “El imperio contraataca” incluido, acabaron de redondear otro concierto triunfante, mientras cientos de confeti caían del escenario y algún que otro espontáneo soltaba aquello de “feliz año nuevo”.

Con una fuerza tan inusual como antaño, los reunificados Koma fueron los siguientes en asaltar uno de los escenarios principales, arrancando con la contundente “Menos mal”. No hay que olvidar que han rescatado mucho de sus clásicos en un recomendable recopilatorio de regrabaciones autoeditado, ‘La fiera nunca duerme”, que les sirve de excusa para girar en un 2019 que está siendo imparable para los pamploneses. La banda liderada por el carismático vocalista Brigi Duke hizo arder el Leyendas del Rock merced a temas como “Imagínatelos cagando” o “Mi jefe”, entre otros muchos himnos.

Koma

Paralelamente, no pudimos resistirnos a acercarnos un poco más tarde a la descarga de los castellonenses Dry River en el Mark Reale Stage, más después de haber comprobado su calidad en el pasado festival Rock The Coast. Facturan un metal progresivo elegante que podéis comprobar en su recomendable álbum y dvd en vivo ‘DC’, editado recientemente. Sonaron temazos como “Fundido en negro”, la coreable “Rómpelo” o un medley que incluyo fragmentos de “Perder el norte”, “Rosas y gaviotas” o “¿Cuánto vales tú?”. No faltó la cachonda “Irresistible”, con la divertida coreografía de su performance entrado en kilos ataviado con ropa de aerobic o la emocionante balada “Me va a faltar el aire” donde Ángel Belinchón demostró que es un cantante top. Acabaron con la rápida “Traspasa mi piel”. Me atrevo a decir que son la banda musicalmente más elegante del panorama actual (también en su imagen, ataviados con trajes). Únicos.

Tampoco se quedaron atrás los hardrockeros Uzzuahïa, que se han reunido recientemente. En el mismo escenario que Dry River, Los valencianos dieron un buen repaso a su discografía y convencieron a aquellos que eligieron el Mark Reale con temas como “Cuando ya no quede nada”, “13 veces por minuto”, “Una historia que contar” o “Blanco y negro”. Muy buenos.

Si ya el acústico de Saurom en la Plaza Mayor de Villena a mediodía congregaba a un numeroso y selecto grupo de seguidores y curiosos, deleitándolos con su versión instrumental céltica del “Thunderstruck” de AC/DC, amén de otros temas propios como “Vive” o “Soñando contigo”, no os quiero contar la que montaron en la noche cerrando con broche de oro esta edición en un escenario principal. Los gaditanos ya son otra de las bandas presentes en casi todas las ediciones del Leyendas, y en este concierto lo volvieron a hacer, desde que abrieron triunfantemente con “El monte de las ánimas”. Con pirotecnia de fuego constante, impresionantes proyecciones con ilustraciones y fotografías únicas en la pantalla trasera de su escenario y algunos invitados de lujo como miembros de Lándevir, Lèpoka, la galardonada violinista Jezabel Martínez o la bella Raquel Eugenio, su puesta en escena fue de lo mejor del día, merced a temas como “La mujer dormida” o “Lejos del mar de rosas”. Armaron toda una fiesta, incluso bailando al final entre el público, pues no en vano son una de nuestras grandes bandas que siguen más de veinte años en la brecha. ¡Mañana os traeremos todo lo que acontezca hoy!

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Juandie says:

    Todas las bandas a través de sus respectivos temazos estuvieron muy a la altura en este Viernes pero sobre todo de las mejores bandas que dieron un gran concierto fueron como siempre los australianos AIRBOURNE. Tengo todos los albumnes de AIRBOURNE y tengo ganas de ese futuro álbum de estudio.

  • Anónimo says:

    ¿Y la crónica de MaYaN? Que lastima fue uno de los mejores conciertos, son unos grandes artistas y les salió muy bien su apuesta por el Death sinfónico. También he echado de menos la crónica de Unleashed que fueron brutales.

  • Jonh Ronnie says:

    Sería interesante que hablarais del espectacular doblete que hizieron los maños Salduie, Se salieron en el Mark Reale!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.