motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Crónicas

FM+Dare: La gran noche del AOR británico... pese a todo

«Lectura muy positiva de lo acontecido con dos proyectos musicales que ondean la bandera de los sonidos melódicos con gran maestría»

Sala Copérnico, Madrid

Texto y fotos: José Luis Martín

La sala Copérnico se engalanó el pasado sábado para recibir a dos bandas icónicas del AOR y el rock melódico europeo como son las dos formaciones británicas FM y Dare. Resulta curioso que la suma de ambas desembocara en un rotundo sold out cuando sabemos que el público de estos sonidos no es precisamente mayoritario. ¿Dónde se meten estos seguidores cuando nos visitan otras similares formaciones del género? Lo cierto es que el aforo al completo de la sala hizo que algunas personas no pudieran disfrutar ni de comodidad, ni de la mejor visibilidad, en un acontecimiento como este.

Dare, la banda del vocalista Darren Wharton, que siempre ha sido una debilidad personal y a la que hemos visto en salas de pequeño aforo, se enfrentaba a unos de sus conciertos más multitudinarios en la capital, cumpliendo con sobresaliente en la merecida onomástica del treinta aniversario de esa joya que es ‘Out of the Silence’. Para ello decidieron volver a grabarlo el año pasado como ‘Anniversary Special Edition’.

Supieron enganchar al público desde los primeros acordes con canciones como “Walk on the Water”, “Home” o la preciosa balada “Every Time We Say Goodbye”. Al ex teclista de Thin Lizzy le acompañaban: el indispensable guitarrista Vinny Burns, el bajista Nigel Clutterbuck, el teclista Marc Roberts y el batería Kevin Whitehead. Turno después para la maravillosa “Days of Summer”, que huele a clásico por los cuatro costados y que, como la anterior, pertenece a su penúltimo trabajo ‘Sacred Ground’, que junto al mítico ‘Out of the Silence’, fue el más representado de la noche. Tras “Sea of Roses” no quisieron dejar de lado su homenaje a Thin Lizzy, con el guiño al famoso “Black Rose” dentro de un sentido “Kings of Spades”. Pasaron después al álbum ‘Blood From Stone’, del que recuperaron dos cortes como “Wings of Fire”, con gran protagonismo de las guitarras de Vinny, y la enérgica y de aire celta “We Don’t Need a Reason”, con toda la sala entregada y acompañando con los coros.

Steve Overland (FM)

La ambrosía la dejaban para el final con su pieza maestra, “Abandon”, donde Darren mostró su excelente estado vocal apoyándose en esas magníficas melodías y ese sonido hipnótico del teclado que te atrapa y te engancha, como a la mayoría de los asistentes. Otro no menos espléndido y adictivo “Into the Fire” junto a “I Will Return” pusieron un maravilloso broche final a un grupo que nunca decepciona.

Con algo de retraso sobre la hora inicial iban a comenzar FM su actuación, y eso al final pasó factura como nos temíamos.

El grupo londinense, que actuó la noche anterior en Barcelona, sufrió un desagradable incidente como fue el robo en su autobús de gira, en el que les quitaron una gran parte de su equipo y algunas de sus pertenencias. Los cacos se llevaron la guitarra EVH Wolfgang de Jim Kirpatrick y el bajo de cinco cuerdas Gibson Les Paul de Merv Goldsworthy, modelos únicos e irremplazables, además del teclado de Jem Davis, la batería de Pete Jupp, dos macbook, un ipad, maletas, merchandising y los pasaportes. Solo quedaron a salvo las dos Fender Stratocaster de Steve Oveland, y gracias a los músicos de Dare y al promotor Robert Mills, pudieron sacar adelante sus actuaciones con los instrumentos prestados.

Su profesionalidad y su simpatía, les hizo salir airosos de este percance, con una actuación de gran altura como acostumbran, aunque sin ser la más redonda de las veces que los hemos visto. No hacía ni cinco meses que lo hacíamos por última vez en La Riviera, acompañando la gira de Saxon, en sustitución de Y&T, y seguro que allí captaron algunos nuevos seguidores que volvían a repetir esta noche. Ahora volvían para seguir con la gira de su nuevo trabajo, ‘Atomic Generation’, aunque curiosamente sólo tocaron dos temas de este disco.

Tras una pequeña intro, que desembocaría con la famosa frase de “Ladies and Gentelmen, please welcome to stage the Mighty FM”, salían con “Black Magic”, que aunque pertenece a su época más reciente, ha llegado para quedarse. FM tienen un montón de grandes clásicos, así que no tenían que esperar al final para tirar del delicioso “Bad Luck” o “That Girl” en sus primeros compases, que representan a dos de sus piezas maestras como son ‘Tough It Out’ e ‘Indiscreet’, que a la postre fueron los álbumes más utilizados en su repertorio.

El sonido no fue todo lo perfecto que nos hubiera gustado, con algunos pequeños acoples que deslucieron el resultado final, aunque era comprensible por todo lo acontecido. Uno de los pipas se pasó casi todo el concierto ajustando la pedalera improvisada de Steve, saliendo una y otra vez para fijarla de nuevo. Continuaron con la deliciosa “Life is a Highway” y la fantástica “Let love Be the Leather”, que curiosamente no apareció en ningún álbum y quedó plasmada en un maxi single en 1987, antes de dejarnos una desgarradora balada como “Closer to Heaven” de aquel ‘Aphrodisiac’ de 1992, no muy habitual de escuchar.

Steve Overland y Merv Goldsworthy (FM)

FM es una formación que disfruta en escena, tienen complicidad entre ellos y saben transmitirlo a sus seguidores creando atmósferas llenas de grandes emociones, con canciones impregnadas de grandes melodías, muy bien construidas, donde los coros desempeñan un gran papel. Steve estuvo muy bien acompañado por la guitarra solista de Jim Kirpatrick y arropado adecuadamente por una gran base rítmica, como la de los veteranos Merv Goldsworthy y Pete Jupp, al bajo y la batería respectivamente, así como por los teclados de Jem Davies.

Vuelta a su etapa dorada con “Dangerous”, la pegadiza “Face to Face”, un medio tiempo como “The Dream That Died” o la blusera “Metropolis”, antes de llegar a una de la más celebradas como fue la dinámica “Over You”. La parte final fue toda una exquisitez, con piezas como “Does It Feel Like Love”, la brillante y cautivadora “I Belong to the Night”, la sublime “Tough It Out” o la más novedosa “Killed By Love”, que busca abrirse paso entre sus grandes clásicos.

Un pequeño descanso y ya estaban dispuestos para los bises, saliendo Steve para interpretar a capella el grandioso “Story of My Life”, acompañado de los teclados de Jem, y uniéndose después el resto de miembros. La enorme “Someday (You’ll Come Running)”, una de las cumbres del rock melódico y del AOR, pondría el broche final, pues cuando iban a tocar la última, que iba a ser “The Other Side of Midnight”, les encendieron las luces y les invitaron a despedirse de todos sus seguidores, que habían abarrotado la sala y que se quedaron a cuadros al sufrir de nuevo los efectos colaterales de los horarios de las salas.

Lectura muy positiva de lo acontecido esta noche, con dos proyectos musicales que ondean la bandera de los sonidos melódicos con gran maestría, y que además mostraron su cercanía con sus seguidores al aparecer en el pub Bastard de los bajos de Argüelles para tomarse unas cervezas y hacerse fotos con todo el mundo.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Dignas actuaciones por parte de dos de la mejores bandas de la historia del Aor Rock en esa noche madrileña y que da gusto ver que siguen al pie del cañon a pesar de la edad de sus músicos ofreciendo por media Europa esos grandes clásicos de su repertorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.