parabellum
color mendigo
dinky dau
nurcry sin temer al sol
devil\\\
serafin mendoza
proyectoplasma
brunhilde
dirty honey

Crónicas

Escena Rock: La gran reivindicación del heavy estatal

«Disfrutamos de bandas que según la edad, acompañaron a buena parte de los asistentes en la adolescencia; y otras con las que hemos crecido escuchándolas en casetes de nuestros padres»

15 febrero 2020

IFEMA, Madrid.

Texto: Marta G. Paniego. Fotos: Hughes Vanhoucke

Desde que se anunció, muchos teníamos la fecha anotada en nuestras agendas, ¡a mi me hacía más ilusión que San Valentín! Y es que el cartel prometía hacernos pasar una velada de lo más entretenida, disfrutando de bandas nacionales, bandas que según la edad, acompañaron a buena parte de los asistentes, entre los que me incluyo, en la adolescencia; y otras con las que hemos crecido escuchándolas en casetes de nuestros padres. Y junto a ellas, como apuesta de presente y futuro, Lèpoka.

Lèpoka

Llegué a IFEMA sobre la 13:10. Aprovechando que la exposición de Tutankamon estaba también en el recinto, decidí aprovechar el paseo para verla. Desde fuera se escuchaba a la perfección “Mesías”, cuyos los potentes guturales de Korpa eran atronadores por todo el exterior del recinto. Era la prueba de sonido de Leo Jiménez.

Eran ya las 16:15 cuando se abrían puertas, por lo que muchos empezamos a escuchar a Lèpoka desde fuera, ya que empezaron muy puntuales a las 16:25. Me fastidió perderme los dos primeros temas de su actuación, aunque desde fuera pude oírlos bastante bien. Cuando entré, me gustó la puesta en escena, la fiesta que tenían montada sobre el escenario.

Sonaron canciones como “Goliardos”, “Yo controlo” y, para despedir como no podía ser de otra manera, “Contra viento y marea”, que contó con la colaboración de El Pirata (La Cocina del Pirata). De ella hace unos días se estrenó el videoclip. Sorprendieron también con el tema “Vodka ‘n’ roll de Mägo de Oz.

Dark Moor

Los siguientes en tocar fueron Dark Moor, que repasaron su muy folkie y emocionante último álbum, ‘Origins’, con canciones repletas de melodía y virtuosismo, en las que destacó la gran actuación de su vocalista, Alfred Romero, y el soberbio dominio de la guitarra del genio compositor Enrik García. “Birth of the Sun” abrió un repertorio prácticamente monopolizado por su más reciente obra, en el que brillaron “The Spectres Dance” o la muy festiva “Raggle Taggle Gypsy”, que no hubiera sonado igual sin la inestimable aportación del violín.

Me sorprendió enormemente que tocaran “La Canción del Pirata”, que como todos sabemos es un poema de José de Esproceda y que en su día ya versionaron Tierra Santa. La versión de Dark Moor, que tiene diez años y se ha colado entre lo más célebre de su discografía, es muy diferente, más melódica, me sonó muy distinta, pero me gusto muchísimo.

Leo Jiménez

El reloj marcaba las 18:15, la intro de Conan sonaba y Leo, Rufo, Carlos, Edu y Antonio subían al escenario… Sí, otra vez he ido a ver a Leo, y sí, he perdido la cuenta de las veces que van ya. Como ya he dicho alguna vez, es un grupo que no da dos conciertos iguales, que siempre demuestra una profesionalidad increíble. Pese a quien le pese, Leo Jiménez es nuestro mejor cantante. “La era de la individualidad” resonó con inmenso poderío por todo el IFEMA, y así una tras otra. “Mesías”, que además da nombre a su último disco, también estaba en el repertorio, ¡y es qué no podía faltar! Brutalisima sonó con Korpa (Fuck Division)a los guturales. No hubo baladas, una decisión acertada para el tiempo que tenían y para un festival de rock y metal. Lo he sí hubo y que el respetable agradeció fue un recuerdo a Saratoga, con las magnificas “Vientos de Guerra” y “Maldito corazón”.

Saurom

Saurom, nos invitaba con “La Posada del Pony Pisador” a visitar la Tierra Media de Tolkien, inaugurando así un concierto divertidísimo. También visitamos el mundo de El Quijote de Cervantes cuando sonó “La batalla de los cueros de vino”, y no faltaron tampoco “Noche de Halloween”, “La leyenda de Gambrinus”, que contó con la proyección del videoclip en la pantalla central; o la celebrada “El carnaval del diablo”, con zancudos disfrazados sobre el escenario. También nos invitaron a entrar en “El circulo del juglar”, acompañado de performance, y se despidieron del respetable con “La taberna”. Cada concierto de los gaditanos es una fiesta inolvidable.

Ñu

Los veteranos Ñu, fueron los siguientes en liza. José Molina, siempre fiel a su estética y su filosofía, hace que el grupo a cuyo frente siempre ha estado acompañado de su inseparable flauta sea siempre reconocible. Es uno de esos grupos históricos que hay que ver en directo, ¡debería de ser obligatorio! “No hay ningún loco”, “La graja del loco”, una sobrecogedora “Tocaba correr” con el violín haciendo las veces de flauta, “Viejos himnos”, “Algunos músicos” o la deslumbrante y vivaz instrumental “El flautista” hicieron que el respetable disfrutara de ellos. Ellos también disfrutaron, y se notó en los gestos y las palabras de afecto que Molina dedicó a toda la audiencia.

Warcry

Llegaba el momento de ver Warcry. Recordemos que el grupo anunció hace algunas semanas que iban a realizar un parón indefinido; espero que no sea un parón muy largo. Los asturianos son uno de esos grupos que hay que ir a ver una vez al año, y era la cuarta vez que presentaban su último trabajo en Madrid, como nos comentó el propio vocalista, Víctor García. Hicieron un extenso repaso de su trayectoria, en que no faltaron muchos de los temas más emblemáticos de la banda, como “Luz del norte” “Aire”, “Quiero oírte”, “Coraje”, la conmovedora “El amor de una madre”, que fue el momento más emotivo de la noche”; “Cobarde”,  “El guardián de Troya” o “Huelo el miedo”, entre las que muy sorprendentemente se coló la versión del “Aquí estaré”… ¡de Avalanch! Eso sí, es un tema compuesto en su día por el propio Víctor.

El respetable arropó a la banda de principió a fin, aunque algunos ya estaban sentados en el suelo, e incluso alguno tumbado. Como colofón final, los asturianos, no podían despedirse de los escenarios sin antes volver a ponernos a todos en pie con los “Tú mismo”, “Trono del Metal”, y “Hoy gano yo”, grandes himnos para todo heavy que se precie. Warcry volvió a ganar una vez más y conquistar su trono de metal.

Obús

A la 00:45, Obús, la banda capitaneada por Fortu Sánchez, terminó de rematar la noche. Poco a poco el respetable se iba marchando; algunos apuramos todo lo que pudimos para disfrutar todo lo que pudimos, antes de subirnos en el último metro de la noche. “Necesito más”, “Te visitará la muerte” o “Qué te jodan” hacían disfrutar a los que aún quedábamos arropando al grupo, un poco más de la mitad de toda la audiencia que se citó en el IFEMA. También sonaron temas de su último trabajo ‘Con un par’, como “Whisky con hielo” “No me lo digas más” o “La mosca”, que fueron recibidos como si de clásicos se tratase, y que sonaron a la altura de lo esperable por parte de una banda que es historia viva del heavy metal de nuestro país. Por supuesto, no faltaron “Dinero, dinero” ni “Va a estallar el Obús”. En una actuación llena de energía en la que sobresalió el momento en el que el batería, Carlos Mirat, hizo percusiones sobre una valla de obra mientras Fortu estaba sentado a la batería, Obús puso los puntos sobre las íes y cerró reivindicación de la escena estatal muy masivamente concurrida.


Precisamente Obús protagoniza una de las principales entrevistas del número 420 de La Heavy, en el que también encontrarás cara a cara con Apocalyptica, Demons & Wizards, Paul Di'Anno, Annihilator, Sôber, Delain... Asimismo, podrás encontrar nuestra detallada crónica del crucero 70000 Tons of Metal.  Puedes hacerte con ella en tu kiosko más cercano y a través de nuestra tienda online. 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Juandie dice:

    Un honor haber leído esta extensa crónica de la primera edición del ESCENA ROCK con algunas de nuestras mejores bandas de absolutas protagonistas ofreciendo cada una de ellas y a su estilo grandes recitales. El nuevo álbum de OBUS y después de tantos años sin duda es de lo mejor que ha hecho la banda en estos últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.