Madness Live!

Crónicas

G3 (Joe Satriani, John Petrucci y Uli Jon Roth): Festival de las seis cuerdas

«Lo que hemos visto en Youtube y mucho más. Talento a diestro y siniestro.»

7 abril 2018

Auditori del Fòrum, Barcelona

Texto: Víctor Vallespir. Fotos: Markceröck

Cuantas horas hemos pasado frente a la pantalla mientras analizamos, envidiamos y, en definitiva, gozamos, de las habilidades a la guitarra de un sinfín de músicos que parecen sacados de una novela de ciencia ficción. El bueno de Satriani tuvo la brillante idea, allá por el 1996, de organizar un evento especialmente ideado para el babeo generalizado de los amantes del arte de las seis cuerdas. Junto a Steve Vai, consiguió juntar en varios conciertos a los mejores y más variados guitarristas del mundo. Había ganas de disfrutar del G3 en tierras españolas: no todos los días se puede ser testigo de la genialidad técnica y compositiva de tres de los mejores músicos del panorama contemporáneo. Para la ocasión, además de un Joe Satriani que no quita el pie del acelerador, tendríamos el placer de ser testigos de primera mano del talento del cada vez más mazado John Petrucci y del ex Scorpions Uli John Roth.

El emplazamiento elegido para la ocasión sería el inigualable Auditori del Fòrum, una de las “salas”, si es que se le puede llamar así, con mejor acústica y comodidad de toda la ciudad condal. Así pues, y bien acomodados en nuestros asientos, nos dispondríamos a percibir las primeras notas de un Uli Jon Roth que pondría sus pies sobre el escenario a eso de las 20:30 de esa tarde noche. El guitarrista nos tendría preparado un set donde destacarían los diferentes matices que aportaría cada uno de los instrumentos encima de las tablas. Serían nada más y nada menos que cinco las personas que acompañarían a un Uli que se postraría en la parte central del escenario para encarar las primeras notas de una “Sky Overture”, completamente instrumental, que arrancaría los primeros aplausos de la velada.

John Petrucci

El veterano guitarrista, con su pañuelo en el pelo, su bigote y las plumas colgando del mástil de su instrumento, encararía algunas composiciones de la primera época de Scorpions mientras las decoraba y matizaba con dibujos, muchos slides y un cuidado absoluto en cada una de las ideas con las que adornaba las canciones. Aportando además algunas voces en “Sun In My Hand”, continuaría seguidamente con una “We’ll Burn The Sky” que dedicaría a su tristemente fallecido hermano. Los pasajes más atmosféricos de las canciones servirían siempre como preludio a las partes más memorables de unos temas que repartirían bastante protagonismo entre los miembros de la banda, pero igualmente habrían momentos como el final de “Fly To The Rainbow”, con el guitarrista tirando de Floyd rose para crear una amalgama infinita de harmónicos y ruidos extraños con su guitarra, donde las miradas se centrarían en un solo punto del escenario.

Sus escasos 40 minutos de concierto no darían para mucho más, pero aún daría tiempo para que una bella “The Sails Of Charon” pusiera el punto y final a su show.

El siguiente en demostrar sus habilidades sería John Petrucci, quien parece se ha tomado un breve descanso con Dream Theater para acompañar a Satriani tanto en los Estados Unidos como en Europa. Su último, y de momento único trabajo en solitario, ‘Suspended Animation’, data ya de 2005, y sería por eso que el barbudo guitarrista nos deleitaría con un par de composiciones de nueva hornada.

Primero de todo, y tras una épica introducción que acabaría con Petrucci alzando los puños en alto, LaRue al bajo y Mangini a la batería se animarían con una “Wrath Of The Amazons” que arrancaría el rugir de las gradas. A partir de ahí, John nos deleitó con composiciones antiguas como “Jaws Of Life” o “Damage Control”, con ese genial solo de LaRue que tanta vida le da al tema. Respecto a las nuevas canciones, destacar el “estribillo” de “The Happy Song”, que en base a un sweep picking con tapping incluido construye una melodía bastante facilona pero realmente pegadiza. “Glassy-Eyed Zombies”, por su parte, se constituye como una canción enigmática y pesada que acabó de dar forma a la propuesta del guitarrista americano.

Joe Satriani

Se notó mucho que Petrucci no está acostumbrado a tomar este tipo de papel encima del escenario. Pese a que interactuó con sus dos compañeros e intentó animar al público mientras alzaba sus brazos, se le notó siempre algo distante y sin la habilidad de otros guitarristas para captar al máximo la atención de la audiencia. Su estilo se marcó indudablemente como el más metálico de la noche y, desde luego, fueron muchos los que se entregaron después de cada canción a las habilidades del guitarra de Dream Theater. “Glasgow Kiss”, último tema de su concierto, se erigió como la canción más aplaudida de su actuación.

No podemos decir que los dos anteriores guitarristas fueran poca cosa, pero sin duda alguna las grandes expectativas residían en el show que nos ofrecería un Joe Satriani que no para de sacarse discazos de la chistera. La facilidad que tiene este señor para componer melodías de lo más memorables sin perder un ápice de virtuosismo se reverencia cada vez que saca nuevo álbum; en este caso, su último larga duración, ‘What Happens Next’, sería ampliamente presentado enfrente de la audiencia que abarrotaba el Auditori del Fórum de Barcelona. Pocos segundos después de que se apagaran las luces ya le teníamos con sus gafas de sol y sus icónicas poses deslumbrándonos con las primeras notas de unas “Enery” y “Catbot” que inundarían el espacio sónico y visual de la sala. Y es que si algo diferenció la actuación de Satriani respecto a las de sus predecesores sería la soltura que desplegaría encima del escenario, la experiencia a sus espaldas y el saberse amo de todas las miradas.

Joe no para de gesticular y de animar al respetable, no deja un segundo de tregua y crea una dinámica realmente especial en cada uno de los compases de su concierto. Sería con “Satch Boogie” cuando arrancaría las primeras palmas de su actuación para después encarar una preciosa “Cherry Blossoms” que se alza como uno de los mejores cortos de su recientemente estrenado disco.

Bryan Beller, también bajista en The Aristocrats, nos animaría sin parar durante el transcurso de una “Thunder High On The Mountain” que tendría en su punteo principal la magia de las grandes ocasiones. ¡Cómo hace sonar la guitarra este señor! Eso sí, en “Super Funky Badass” le dejaría el protagonismo a un Mike Keneally que recibiría el estruendoso aplauso del público allí congregado. “Cataclysmic” del álbum ‘Shockwave Supernova’ (2015) pasaría algo desapercibida al ser colocada justo antes del dúo ganador que conformarían “Circles” y la preciosa “Always With Me, Always With You”, ambas pertenecientes al clásico ‘Surfing With The Alien’; como no podría ser de otra forma, “Summer Song” cerraría el set principal del artista.

Llevábamos esperando ese momento desde el primer instante que entramos al Auditori y, por fin, allí lo teníamos frente a nuestras narices. La jam final del G3 se postraba ante nosotros y las tres bestias de las seis cuerdas no escatimarían en recursos para unas “Highway Star”, “All Along The Watchtower” y “Immigrant Song” que pondrían el broche de oro a la velada. Satriani, Petrucci y Uli Jon Roth se compenetrarían a la perfección para repartirse momentos, dibujos e ideas y dejar absolutamente noqueados a los asistentes. Lo que hemos visto en Youtube y mucho más. Talento a diestro y siniestro.

La música terminó y los aplausos no cesaron hasta que los propios músicos decidieron abandonar el escenario. Uno no tiene la oportunidad de ser testigo de un evento de estas características todos los días. Esperemos no tener que esperar demasiado para la próxima ocasión.

Aún tenéis una oportunidad de verles en España. Este lunes, 9 de abril, en el WiZink Center de Madrid
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Víctor Vallespir

  • Pca

    Un 10 a los musicos. En cambio el público tardó en animarse y tal vez por eso nos quedamos sin bises…