proyecto hatta

Crónicas

Robe: Apóstoles de la poesía, la filosofía y el rock

«Lo que no es una sorpresa es que tenemos la suerte de poder disfrutar en directo de uno de los apóstoles de la poesía y la filosofía dentro del rock de este país.»

8 julio 2022

Estadio Nuevo Calvario, Montalbán de Córdoba (Córdoba)

Texto: Silvia Black Panther. Fotos: Antonio Vázquez

Tras 'Ahora es el momento', la gira de presentación del álbum que Robe lanzó en 2021, ‘Mayéutica’, que colgó el cartel de sold out allá por donde pasó, con veintiuna fechas en tres meses como entrante de lo que llegaría para este año 2022, nos presentaron, 'Ahora es cuando', gira 2022 que comenzaba en junio y se prolongará hasta noviembre, con un adelanto de treinta y cinco fechas confirmadas. Hay que destacar antes de entrar en materia la magnífica organización y producción del concierto.

Roberto Iniesta, inició su trayectoria en solitario en 2015 con su primera publicación, ‘Lo que aletea en nuestras cabezas’ a la que siguió ‘Destrozares’ tan solo un año después. En 2018 vio la luz ‘Bienvenidos al temporal’, trabajo compuesto por un doble DVD/CD en directo, y su última creación aparece en 2021, aunque forjado en 2019, justamente diez años después de la publicación de 'La ley innata'. ‘Mayéutica’, en palabras del propio autor, es su continuación natural, donde encontramos una técnica con la que quizás Robe pretende hacernos preguntas hasta descubrir conceptos latentes u ocultos en nuestras mentes. Un disco premiado ya, al igual que los anteriores, con el disco de oro. Los tres discos fueron editados en dos formatos, CD y vinilo, y publicados por El Dromedario Records.

Con un magnífico ambientazo previo a la entrada al recinto, Montalbán se convertiría en Rock City por una noche, luciendo muchas camisetas de bandas históricas del rock estatal y muchas ganas de buenos conciertos por parte de la peña.

A las 22:30 empezaba a sonar la intro del prólogo, cuya voz pudimos reconocer como la del poeta Manolo Chinato, con una primera aparición sobre el escenario del violín de Carlitos Pérez, enfrentado al clarinete de David Lerman, integrante de la banda Los Niños de los Ojos Rojos, quien también toca el saxo y el bajo de cinco cuerdas, además de ser productor musical. A estos se fueron sumando los teclados de Álvaro Rodríguez, la batería metida en su pecera y aporreada por Albert Fuentes, Lorenzo González a los coros, en algunos temas recordándonos a los mismísimos Pink Floyd, y también haciendo las veces de bajista cuando David agarra el clarinete o el saxo. Incluso la banda, en algunas ocasiones, fluye con dos bajos a la vez sobre las tablas. La guitarra de Woody Amores (Sínkope), nuevo fichaje de la formación extremeña, se estrenaba para la ocasión, una preciosa Flying V creada por un conocido luthier de la localidad cordobesa, Chris Rod. Y como piedra angular, Roberto Iniesta, “Robe”, y su inseparable guitarra.

Durante tres horas de concierto el protagonista de la noche y su banda, que como él dice, es la mejor banda con la que ha girado, nos presentaban un setlist de lo más variado, donde se entremezclaban temas de los trabajos de Robe en solitario con temas de siempre de Extremoduro, aunque prácticamente podríamos decir que el espectáculo estuvo diferenciado en dos partes.

De su material en solitario, en concreto de ‘Destrozares’, no dejó temas como “Del tiempo perdido”, “Querré lo prohibido” y “La Canción más triste”, en la que confiesa: “He llorado tanto que he apagado hasta el Infierno”, acompañada por un sonido de violín que creaba una atmósfera de lo más dramática y triste, como ya hacía presagiar su título, incluido también en el directo, al igual que “Por encima del bien y del mal".

Este poeta que además de ser músico y componer canciones también ha escrito un libro, una novela que lleva por título 'El viaje íntimo de la locura', no hizo otra cosa que demostrar en todo momento que, a pesar de su pesado bagaje por la vida, sigue incombustible viviendo en “Un suspiro acompasado” que no es nada más que ‘Lo que aletea en nuestras cabezas’, y por supuesto en la suya, la cual continúa muy bien amueblada todavía.

Sonaron dos canciones inéditas para esta gira, “A la orilla del río” e “Ininteligible”, tema con videoclip incluido, que ya anda por las redes. Una primera parte más personal y sinfónica para que seguidamente el de Plasencia nos sirviera un primer aperitivo de los esperados Extremoduro pisando el acelerador a fondo con “Sucede” ('Agila'), “Tango suicida” ('Material defectuoso') y “Dulce introducción al caos” ('La Ley Innata').

Tras el acelerón, hacían un parón de media hora desesperada, que para mi gusto y opinión se hizo algo larga, para reponer fuerzas y presentarnos su última creación íntegra, 'Mayéutica', compuesta por seis temas que encabeza el “Interludio” que nos lleva al "Primer movimiento: Después de la catarsis", seguido de tres movimientos más: "Segundo Movimiento: Mierda de filosofía", donde Woody toca taladro en mano y cuyo estribillo nos hizo "bailar como una puta loca"; "Tercer Movimiento: Un instante de luz", "Cuarto Movimiento: Yo no soy el dueño de mis emociones", y me atrevería a afirmar que ninguno de los allí presentes lo era; y por último el tema que cierra el álbum, la “Coda feliz”. Toda una oda al rock progresivo con pasajes emocionales y bellos. Sin duda este último trabajo no deja indiferente a nadie que guste de la buena música.

De nuevo la banda se retira del escenario, aunque esta vez solo por cinco minutos tras los que introdujeron los tres bises que no necesitaron presentación: una celebradísima "Jesucristo García" ('Rock transgresivo'), "Puta" ('Yo, minoría absoluta') y "Ama, ama y ensancha el alma" ('Deltoya'), desencadenando una autentica locura entre las aproximadamente tres mil almas allí presentes.

Roberto Iniesta se despide del gentío, dando la gracias, recorriendo el escenario  de un extremo al otro y es la banda la que pone punto final al show tras el que tenían una nueva cita al día siguiente en Almería, con algún que otro cambio en el setlist, algo que demuestra la concienzuda preparación de esta gira, donde cuenta con varios repertorios con cambios en algunas “coplillas”, según la ocasión, manteniendo así el factor sorpresa.

Lo que no es una sorpresa es que tenemos la suerte de poder disfrutar en directo de uno de los apóstoles de la poesía y la filosofía dentro del rock de este país.

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Pedazo de resumen hacia el gran concierto que se marcó ROBE y sus buenos músicos en dicha localidad cordobesa presentando su último álbum de estudio publicado el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.