bones factory 2
korriban
leaving mars
titeres ok
barrena
Anunnaki
the rasmus
aienruta
leo carnicella

Crónicas

Medina Azahara + Taifa + Aurora: Fiestas y tradición

«Medina está en el momento más fresco, potente y cañero de su carrera»

19 enero 2018

Plaça de la reina, Mallorca

Texto: Silvia Black Panther. Fotos: Antonio Vázquez

Sin duda los rockeros cordobeses Medina Azahara fueron los protagonistas musicales de las fiestas del patrón de Palma de Mallorca, Sant Sebastiá, en una tarde-noche donde la propuesta musical fue muy variada en los diferentes escenarios que prácticamente nos encontrábamos en cada plaza de la ciudad. Los periódicos lo reflejaban al día siguiente con titulares como: "Medina Azahara reinó en la Revetla." y "El rock andaluz de Medina Azahara, hizo vibrar al numeroso publico que acudió a la Plaza de la Reina, demostrando su solvencia como cabezas de cartel."

Las calles de Palma se convirtieron en un autentico hervidero de personal con ganas de fiesta, aunque para nosotros lo realmente importante se encontraba en el único escenario donde podríamos escuchar rock en las fiestas de este año. Mientras el sol se apagaba, la banda de Barna, Aurora, iniciaban la velada con una fusión de flamenco, jazz y sonidos mediterráneos invitando a los más fieles y acérrimos a los cordobeses Medina Azahara, que ya empezaban a tomar posiciones.

Comenzaba el plato fuerte de la noche con la descarga al más puro estilo rock andaluz que abría boca con "Ven junto a mí", "Palabras de libertad" y "Aprendimos a vivir", calentando el ambiente de una plaza abarrotada de peña a pesar del frío. Y así, con un setlist adaptado para la hora y media que estarían dando caña sobre de las tablas, iban derrochando energía y haciendo partícipe a un público que iba coreando sus temas como el ya todo un clásico e imprescindible en sus bolos, "OUA" al que le siguió el corte "Córdoba", todo un himno dedicado a su tierra sultana y mora. Ya casi en el ecuador del concierto llegaba su pequeño y particular homenaje a Triana, los pioneros de este estilo con "El lago", sin dejar atrás otro a todo un hito del flamenco con "Al Padre santo de Roma" de Camarón. "Necesito respirar" nos llevaría a unos minutos de tregua transportándonos al año 79 con un tema más relajado incluido en su álbum debut y que éste año cumplirá casi 40 años desde su lanzamiento que hace honor y lleva por título el mismo del plástico, "Paseando por la Mezquita".

"Todo tiene su fin" anunciaba, tras la presentación de los músicos, que era la hora de chapar el garito, no sin antes habernos dejado ese buen sabor de boca, como es ya habitual en los Medina. Desde mi opinión personal, particular y hasta me atrevería a decir que también es la misma de muchos, están en el momento más fresco, potente y cañero de su carrera.

La siguiente banda que apareció en escena fueron los locales Taifa, dignos representantes del metal de las Islas Baleares y auténticos estandartes junto con los Eveth, de esas tierras. Teníamos ya ganas de verles en directo tras el lanzamiento de su último trabajo de estudio, el cuarto de su carrera, que lleva por título 'Embrujo' (2016). Son un trío liderado por Luís Massot, voz y bajo, y Antonio Medina a la batería, con mucha solera e historia ya a la chepa, y un nuevo escudero de lujo incorporado a filas en las guitarras, Miguel Maya.

Irrumpieron sobre las tablas potentes, intensos y pisando fuerte desde el principio y teniendo a su favor la motivación al mil por mil, ya que jugaban en casa. Tras la intro descargaban precisamente el corte que abre su ultimo disco, "El dueño del tiempo", tras la cual desempolvaron clásicos de sus trabajos anteriores.

Para quien no los conozca bien o nada, decir que siempre me han resultado un tanto difícil de encasillar aunque evidentemente son el resultado de una fusión realmente original de varios estilos que van desde el metal aflamencado, música marroquí, andalusí e influencias a pequeñas dosis como resultado de los desmarques que se monta su frontman por los distintos países que visita. De ahí también el uso de múltiples instrumentos étnicos que aparecen en algunos de los temas de sus trabajos que tanto Luis como Miguel utilizan.

Para éste bolo especial nos tenían preparadas varias sorpresas como las tres bailarinas de danza del vientre que iban apareciendo en algunos de sus temas, dándoles un toque vistoso a los mismos.
Aparte de lo estrictamente musical, Luis aprovechó la ocasión para pedir más apoyo a todas las bandas locales sin importar el estilo, promesa que años antes el actual alcalde en aquellos tiempos y desde el populacho hizo y ahora desde la nobleza, no ha cumplido.

Llegaba el momento más infernal de la actuación con la aparición de los "Demonis" para la cancion "Escrito en la piel", repartidos entre el escenario y mezclados con el público, personajes que en estas fiestas son todo un hito.

Este segundo y ultimo tramo de concierto fue para desgranarnos gran parte de su "Embrujo". Ya fuera de setlist y a petición y ruego de un público insaciable, los Taifa interpretaron un tema extra, "Una razón para vivir" dando paso a la última banda que con sus versiones poprockeras seguirían animando la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Escapada de fin de semana de lujo a tierras mallorquinas para vivir las fiestas desde dentro del cotarro con los auténticos protagonistas de esa noche, los Taifa y los Medina.

 

Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Silvia Black Panther

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.