whisky caravan
adventus

Crónicas

Alfredo e Iker Piedrafita + Cobardes en Villava

«Poco a poco se van animando más promotores a organizar conciertos, a no quedarse parados y seguir luchando por lo que a uno le mueve: el ruido que llevamos dentro»

19 diciembre 2020

Sala Totem, Villava (Navarra)

Texto y fotos: Iñigo Malvido

Tras varios conciertos aplazados en Navarra debido a las restricciones por la pandemia, la noche del sábado se pudo disfrutar de un gran concierto de rock en la navarra sala Totem. Con la que está cayendo, los promotores y salas que se la juegan para que podamos seguir disfrutando de la música en directo, son ahora mismo unos héroes.

La velada se presentaba muy atractiva, por un lado Alfredo e Iker Piedrafita con su set acústico y, por otro, la nueva banda navarra que causa sensación, Cobardes. Al entrar a la sala, el protocolo que vienen siendo habitual, gel hidroalcohólico, asientos separados para mantener las distancias y las mascarillas puestas sin excepción.

Me imagino que para un músico que ha pasado la mayor parte de su vida subido en un escenario, seguir celebrando su cumpleaños encima de uno tiene que satisfacer muchísimo. Y es que Alfredo cumplía ese día 60 años. La pareja centró su repertorio de casi una hora en temas de Barricada y Dikers manteniendo a partes iguales su protagonismo a las voces.

“Pasión por el ruido” fue el tema elegido para arrancar la velada, este ruido que nos mueve y que desde el primer momento puso a cantar a los allí presentes. Y es que volver a escuchar temas de Barricada en directo siempre es una alegría para los oídos. “No hay tregua” o “Deja que esto no acabe nunca” sonaron especiales, aunque igual es mi subjetividad, ya que son de mis canciones favoritas. Se dejaron caer a cuenta gotas los temas de Dikers: “Nadie”, “Dale gas” y “Corazón de trapo”.

La única versión fuera de Dikers y Barricada fue “With or Without You”, de U2, que Iker presentó como una de las mejores canciones de la historia y pidió perdón de antemano por su inglés. La sorpresa de la noche le llegó a Alfredo de la mano de Rudy, promotor navarro que le sorprendió con una tarta de cumpleaños para que le cantásemos todos el Zorionak zuri (Cumpleaños feliz). Poco le faltó a Alfredo para que le cayese la lagrimita. Con “En blanco y negro” coreada por los allí presentes nos dejaron con ganas de más, pero el tiempo no perdona y la juventud, llamada Cobardes, apretaba.

Cobardes publicaron su primer disco, ‘Ceniza y viento’, a finales de febrero, y la pandemia les obligó a parar su presentación hasta ahora. Esta gira les iba a llevar por buena parte del estado compartiendo escenario con sus compadres Bocanada, pero solo pudieron actuar el 6 de marzo en Madrid, si mal no recuerdo. Su sonido nos recuerda a los Marea o La Fuga, y no es de extrañar, ya que Kolibrí, el guitarra de los mismos Marea, ha sido el encargado de grabarles. El concierto de hoy, previsto para noviembre, se tuvo que aplazar por lo que la banda llegaba con más ganas de directo que nunca. Y así lo demostraron, dejándonos con un gran sabor de boca y deseosos de volver a verles tras su hora de actuación.

Abrieron con “Un millón de amaneceres” y “Rodeada de idiotas”, que ya pusieron a toda la sala a cantar desde el primer momento. Es de las pocas veces he visto a un público tan entregado, y la banda lo agradeció ofreciéndonos una gran noche, aunque no pudieran terminar con todos los temas preparados por falta de tiempo y nos quedamos sin escuchar “Un verano sin Sol”, para mí, de los mejores temas del disco. Pero sí que disfrutamos de “Princesa en paro” o “Cielo gris”, donde Javi pidió al público que cantase con él.

Tras tocar “Vete”, el tema que abre el disco, Javier se queda solo en el escenario para dedicarle a su hijo, que nació hacía unos meses, el tema “Javierico”, no sin antes pedirnos que dejásemos los móviles aparcados y que disfrutásemos del tema. Con la voz entrecortada nos confesó que era lo más grande que le ha pasado y que no tenía pensado tocarla, pero la ocasión lo merecía. Así que guitarra en mano, nos dejó a todos con el corazón en la mano y recibió una gran ovación, momento en el que el resto de la banda le arropa para presentar “Mis tacones”, tema que es el que más le emociona y que escribió por una persona cercana que sufrió bullying y que lo pasó muy mal.

Como la mayoría de las bandas, durante el confinamiento, no estuvieron quietos y aprovecharon para componer “¿¡Por qué!?”, que gustó mucho. Incluso se atrevieron con una versión de Perales, “Le llamaban loca”, a la que imprimieron su toque rockanrolero y cuya letra casa perfectamente con la temática de desamores y amores del disco.

Fue una gran noche de rock and roll, y se notaba que había ganas de música en directo. Poco a poco se van animando más promotores a organizar conciertos, a no quedarse parados y seguir luchando por lo que a uno le mueve: el ruido que llevamos dentro.

Setlist:

Alfredo & Iker Piedrafita

Pasión por el ruido (Barricada)
Nadie (Dikers)
Pon esa musica de nuevo (Barricada)
Deja que esto no acabe nunca (Barricada)
Dale gas (Dikers)
Animal caliente (Barricada)
With or Without You (U2)
Corazón de trapo (Dikers)
Oveja negra (Barricada)
No hay tregua (Barricada)
En blanco y negro (Barricada)


Cobardes

Un millón de amaneceres
Rodeada de idiotas
Rozando la locura
Romeo y Julieta
Vete
Javierico
Mis tacones
Le llamaban loca (José Luis Perales)
¿¡Por qué!?
Negro mar
Cielo gris
Princesa en paro

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Dignos conciertos tanto por parte de COBARDES como de ALFREDO e IKER PIEDRAFITA en formato acústico que tanto con temas de BARRICADA como de DIKERS lo bordaron en esa noche navarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.