Madness Live!
demonik
sonandosuenos
eldromedariorobe
striker
70000tons
iraka
magodeoz
judithmateo

Icarus Crash

El invierno sólo dura una semana

Autoeditado (2018)

Por: Pablo Camacho

8.5

Icarus Crash es ya una veterana banda malagueña, que sabe sacar jugo de las tendencias indies, sin dejar de lado la diversión y el saber hacer. ‘El invierno sólo dura una semana’ es un lanzamiento más que ambicioso, un novedoso digipack que contiene, en lugar del habitual disco, un elegante pen drive. Un trabajo dividido en dos partes, cuya primera nos va a ofrecer lo que ya conocemos de la banda, un rock alternativo de calidad que da cabida a la experimentación, y una segunda con temas acústicos e instrumentales.

Para este análisis nos vamos a centrar en el trabajo principal. El álbum abre con “Tres contra dos”, un tema muy directo, con una línea insistente y eficaz de bajo, una voz gamberra y el uso inteligente de sintetizadores. Para nada va a convertirse esto en la base en torno a la que gira el disco. “Eloy” es un corte totalmente guitarrero,  con cierto toque del punk americano de los noventa. La voz de Antonio Crash no deja de jugar con los acordes, “Polvo de Estrellas” es un buen ejemplo de ello. Para “Celofán”, la banda vuelve a darle la vuelta a la tortilla, con un medio tiempo muy popero, pero a la vez inteligente, y con un final rompedor. El abanico de géneros se sigue abriendo en “La quinta dimensión” en la que la banda se suelta a base de distorsión combinada con punteos acústicos. Tras el interludio de “Sapitisan Desare” llega el corte más largo del trabajo, “La Cueva”, una bella pieza de dream pop, que destaca como una de las grandes canciones de la banda. El tema que da nombre al álbum es otro de los momentos cumbre que nos ofrece los malagueños; lo que empieza como un medio tiempo con interesantes efectos de teclado acaba, solo de guitarra mediante, en un completo éxtasis musical.

Icarus Crash baja una velocidad con “Bello Punto Azul”, que no deja de ser un tema fresco y divertido. En contraste, “Como un denominador” es un rocanrol duro y clásico. “El monstruo final” recoge todo lo bueno que habíamos disfrutado en el disco y lo aglutina de manera sublime. Al contrario de lo que puede parecer por su nombre, “Napalm” es un medio tiempo romántico que sirve para cerrar lo que podríamos considerar el disco convencional.

Un álbum increíble, que tiene cortes para todos los gustos, un trabajazo a todos los niveles, desde la instrumentación a las letras, pasando por una producción impoluta y a un cuidado por los efectos y detalles. Se nota que Icarus Crash no es nuevo en esto, la veteranía es un grado y se han marcado un disco que merece la pena escuchar una y otra vez. No solo eso, además procuran innovar en los formatos de presentación y nos regalan un buen puñado de temas en los que dan rienda suelta a su creatividad. Si aprecias la música cuidada y de calidad, disfrutarás de ‘El invierno sólo dura una semana’.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Pablo Camacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.