malditeria
shalom
night dream
ezpalak
the baboon show
midnight road
mono inc.

Tributo a Mägo de Oz

¡¡STAY OZ!! Hasta que el cuerpo aguante

Song of Evil (2018)

Por: Roberto Villalba

8.5

Tras el lanzamiento de Diabulus in Ópera, siguen las celebraciones del 30º aniversario de la banda. En esta ocasión, Txus ha contado con un elenco de agrupaciones, algunas ya consagradas y otras emergentes, para realizar un tributo a Mägo de Oz con versiones de temas que recorren toda su carrera. Encontramos un doble álbum con 24 canciones interpretadas por bandas de distinta índole, que aportan un nuevo enfoque a temas míticos. La realización de la portada vuelve a recaer en manos de Marcos Rodríguez, quien también realizó la de Finisterra Ópera Rock. Como nos tiene acostumbrados Mägo, es una portada cargada de sátira e ironía con muchos detalles a descubrir.

Comenzamos a desgranar este extenso trabajo por orden de aparición con “Diabulus in Musica” (Sôber), tema que experimenta una metamorfosis brutal, amoldándose completamente al sonido tan característico de la banda, siendo una de las más originales. En “El poema de la lluvia triste” (Débler), los apadrinados por Txus se marcan una fantástica adaptación de esta canción que Rubén interpreta a la perfección. Débler se antoja como una de las grandes promesas del panorama estatal. Seguimos con “El lago” (Leo Jiménez), mítico tema del primer álbum de Mägo de Oz defendido, en esta ocasión, por la brutal voz de ‘La Bestia’, que hace una versión más heavy y potente que la original. “Astaroth” (KHY) ha sido el tema elegido por Patricia Tapia para homenajear a su banda madre. Aún siendo un tema que ha interpretado mil veces con Mägo, ha sabido darle un enfoque totalmente distinto, con un resultado sorprendente. La versatilidad vocal de Patricia la consagra como una de las mejores voces femeninas de nuestro país.

Otro de los temas más esperados por los fans es el clásico “Molinos de viento” (Saurom), los gaditanos nos presentan otras de las mejores versiones del redondo. Tema cargado de gran instrumentación donde la voz de Miguel cobra gran protagonismo, haciéndola suya y respetando a su vez la esencia de la original. En “La voz dormida” (Taken), el grupo se ha atrevido con uno de los temas más rápidos y cañeros de Mägo, y el resultado es más que satisfactorio. La versión es más powermetalera, donde ganan relevancia los solos de teclado y guitarras. “El atrapasueños” (Salduie) toma otro matiz mezclando el folk metal con el metal más extremo, pudiendo escuchar voces limpias y guturales entre gaitas, whistles y otros instrumentos. La balada “Adiós Dulcinea” (Neomenia) se muestra aquí como un medio tiempo estilo hard rock con aires a Sangre Azul, destacando la particular voz de Toni Menguiano.

El nivel no decae con “Satania” (Zenobia), siendo una versión bastante fiel a la original, exceptuando el protagonismo que adquieren la guitarra de Víctor y la personal voz de Jorge. En “Satanael” (Ago), la magnífica voz de Manuel Escudero conjuga muy bien con el enfoque dado al tema, con cierto aire arabesco que recuerda a su pasado en Medina Azahara. Vuelve la caña con “El Santo Grial” (Dragonfly), sin duda un tema de gran complejidad que ha quedado genial. Dragonfly se ha decantado por hacerlo aún más power metal: Pablo se luce con un gran torrente de voz, y las partes de guitarra y teclado adquieren mayor dimensión. El final del primer disco lo marca la balada “Pensando en ti” (Obús). Elegir este tema, que ya de por sí es una versión de Dust in the Wind (Kansas) es algo extraño, además no es un corte donde Obús pueda lucir todo su arsenal como nos tienen acostumbrados Fortu y Paco.

Comenzamos con el segundo redondo, que nos deja grandes covers, empezando por “Xanandra” (Saratoga), una adaptación más pausada y algo más heavy que la original. Un gran trabajo de Jero y Niko, pero donde se echa de menos algunos de esos agudos que Tete hace como nadie. “Los renglones torcidos de Dios” (Avalanch) nos deja otro de los mejores cortes, un tema que suena al más puro estilo Avalanch, con un Isra que se sale y un magnífico trabajo en las guitarras del combo Rionda-Jorge. Aumenta el tono festivo con “Vodka´n´roll” (Lépoka), otra magnífica versión que la banda adapta perfectamente a su propio estilo sin perder su esencia. Lépoka no deja de sorprendernos y con su reciente publicación, ‘Vivere Bibere’, ya se muestra como una de las grandes promesas del folk metal. “The Black Book” (Vhäldemar) deja otro momento reseñable con un tema que gana fuerza con unos potentes riff de guitarras y la comunión entre las voces rotas y melódicas de la mano de Carlos Escudero y Ruben Miranda, que, junto a Leire Tejada, colaboran en el tema.

“Melodian” (Dünedain), perteneciente a su último ‘Ilussia’, ha sido la elegida por parte de Tony y los suyos, que musicalmente se asemeja al estilo heavy melódico de los abulenses. “El cantar de la luna oscura” (Ars Amandi), tema de la primera etapa de Mägo, ha sido adaptado a una versión más acelerada, con los aires a rock folk característicos de esta banda y con un buen resultado en los arreglos y la voz. Jorge Berceo vuelve a repetir como cantante en una de las grandes baladas de Mägo: “Desde mi cielo”, esta vez con su banda en solitario. Jorge le aporta el sentimiento y la emoción que se merece este gran tema. Continuamos con “Gaia” (Ópera Magna), más progresiva y con más arreglos que la original. José Vicente está espléndido en la voz, ya que es un tema que no está al alcance de muchos, realizando una gran interpretación de una de las canciones clásicas de la banda.

Llegamos a la recta final con la original “Folk n’ Oz” (Celtian), un medley homenaje a las canciones instrumentales más reseñables que podemos escuchar en la discografía de la banda. Un gran trabajo de síntesis donde enlazan en menos de cinco minutos la esencia de estas piezas instrumentales. “Maritornes” (Ciclón) posee la misma estructura que la original pero con un toque al heavy metal ochentero, denotando las raíces de esta banda madrileña, que ha conseguido una buena versión. “Y serás canción” ha sido la elegida por Darknoise, un tema que, en su día, fue interpretado por una veintena de artistas para homenajear a Big Simons. El cover sigue muy en la línea de la original, acoplándose perfectamente al estilo de Darknoise. El broche final lo pone la versión “Somewhere Over the Rainbow” (Xana Lavey), de manos de una cantante poco conocida a la que Txus descubrió por hacer versiones de Mägo en YouTube. Una preciosa versión a la voz de Raquel que, acompañada de ukelele y teclados, forma una perfecta armonía.

El tributo ‘Stay Oz’ deja grandes versiones de muy diversos estilos, que ponen de manifiesto el gran nivel de las bandas que tenemos en suelo patrio. Es una gozada poder disfrutar de grupos de gran categoría interpretando, y llevando a su terreno, temas que forman parte de la historia de nuestro rock, lo que nos da también la oportunidad de descubrir el nuevo talento emergente. Es un detallado resumen para disfrute de los fans de las tres décadas que Mägo de Oz lleva en escena, y esperemos que a esta historia le queden aún muchos capítulos que contar…. ¡Hasta que el cuerpo aguante!

 

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Roberto Villalba

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *