whisky caravan
adventus

Saurom

Música

Zaluster Producciones (2020)

Por: Roberto Villalba

9

Al fin podemos disfrutar de nueva música de esta banda de juglares, máxime si tenemos en cuenta que su último disco con canciones nuevas data del año 2015 con aquel ‘Sueños’. Entre medias, los andaluces nos han dejado el directo ‘20… al Mundo de los Sueños’ (2016), disco en vivo donde celebraban sus veinte años en la música y el disco de versiones en acústico y rarezas ‘La Magia de la Luna’ (2017). Cinco años después y de camino ya a sus bodas de plata, regresan a la actualidad con este ‘Música’, del que ya nos han ido adelantando a cuentagotas algunos temas, generando como siempre una gran expectación entre sus seguidores.

Bajo otra gran portada del ilustrador Daniel López y una producción exquisita se abre la obra con “Amanecer”, primer tema que adelantó la banda y donde nos muestran a los Saurom más cañeros. Las potentes guitarras de Narci Lara y Raúl Rueda hilan a la perfección con una letra cuyo mensaje deja claro el daño que le estamos haciendo a nuestro planeta. “La hija de las estrellas” se basa en una leyenda panameña, donde la preciosa melodía y la dulce voz de Miguel Ángel se funden en un estribillo realmente pegadizo y que da paso a la divertida “Salta”. ¡Qué bien sienta que te levanten los ánimos en estos tiempos aciagos con canciones con tanta positividad y optimismo como esta! Seguimos con otro corte alegre y de estilo muy folk como es “El queso rodante”, tema que habla sobre el honor e inspirado en una tradición popular de la ciudad de Gloucester (Inglaterra, Reino Unido) y del que han grabado un divertido videoclip.

La instrumental “La ciudad del Renacimiento” nos conduce directamente hasta “El lazarillo de Tormes”, sin duda una de las mejores del redondo. Aquí las guitarras toman todo el protagonismo con unas armonías muy trabajadas, al igual que las líneas vocales de Miguel Ángel, que son fantásticas a lo largo de toda la canción y que desembocan en otro estribillo ganador. Las notas de “El bardo” sirven como cierre a este pequeño tributo a la literatura renacentista española. Es turno ahora para la balada “Cuando nadie nos ve”, de aire melancólico y con una voz tierna, este corte nos devuelve a ese estilo de composiciones emotivas que suelen incluir en todos sus trabajos, tales como ‘Para siempre’ o ‘El príncipe’. “La danza de los mundos” es todo un homenaje a la pluralidad cultural de los pueblos y un claro mensaje de libertad. Para ello han contado con la colaboración en las voces de Auri Serrano, Ingrid Padoan y Rosa de la Cruz, las cuales interpretan fragmentos en castellano, euskera, catalán y gallego junto a otro hermoso estribillo que no podrás quitártelo de la cabeza. Uno de los temas más sorprendente es “Mi gente”, una canción con cierto toque ska en la que no pueden faltar las trompetas y que invitan al buen rollo y camaradería.

¡Esto sí que es una oda a la cerveza! Es lo que gritarán algunos al escuchar “Fiesta de la cerveza”, que como su propio nombre indica, es un tema fiestero a más no poder y que funcionará a las mil maravillas en los próximos directos de la banda, una vez se estabilice la situación de pandemia que nos ha tocado vivir. Esta canción está dedicada a todos los seguidores de la banda por ese apoyo incondicional durante tantos años. Continuamos con “Reina de mis sueños”, que es la segunda parte de la mencionada “La hija de las estrellas” y cuenta con la preciosa voz de Raquel Eugenio, de la banda Celtian, dejándonos un bonito dueto de voces durante toda la pieza.

Encaramos la recta final con “3,2,1… ¡La Tierra!”, canción que Narci ha dedicado al nacimiento de su sobrino. Musicalmente se aleja bastante del sonido que nos tienen acostumbrado los juglares, aunque posee una atmósfera que le da una esencia especial. Y llegamos por fin a la que da título al trabajo, “Música”, sin duda el mejor tema de todo el álbum y posiblemente también una de las mejores canciones que hayan compuesto los gaditanos. Esta canción te atrapa el alma desde los primeros compases para no soltártela hasta su última nota, es un viaje musical con infinidad de sensaciones cuya letra le viene como anillo al dedo a todas esas armonías elegantes, mágicas y con cierto toque sinfónico que son rematadas con gran solo de guitarra por parte de Raúl. En definitiva, es todo una veneración a este arte llamado música del cual Saurom son auténticos maestros. Finalizamos con la acústica “Duermedela” para cerrar uno de los trabajos más ambiciosos de la banda andaluza.

Para este servidor, este ‘Música’ ha sido el mejor disco a nivel nacional de este año, y aunque ha tardado en salir, la espera ha merecido la pena. ¡Salud y Música! Que Zaluster os guíe y os proteja…

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Roberto Villalba

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.