uoho
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
stratuz
dirty honey

Depinfango

Embrión

Autoeditado (2022)

Por: Alfredo Villaescusa

9

El stoner rock nunca fue un género excesivamente cultivado en nuestro país, por lo que cada nueva propuesta en ese sentido debería acogerse con los brazos bien abiertos. Equivale a todo un acto de valentía que habría que valorar con bastante más justicia que aquellos que se apuntan a las modas o a los estilos que lo están petando en cierto momento. Un derroche de personalidad no apto para los amantes de lo facilón y lo comercial.

Si andas ya harto de bandas que suenan iguales unas a otras, tal vez te convenga pegar una escucha cuanto antes a estos riojanos que le dan con mucha actitud a un rollo que para nada se estila por estos lares. ¿Referencias? Pues digamos que poseen un halo a lo Down, aunque tampoco habría que obviar el marcado componente hardrockero de sus composiciones, un rasgo que demuestra que no son para nada tipos obtusos de mente.

El mismo nombre Depinfango ya nos pone de aviso de que su música es pesada, con melodías que incitan a sumergirse en una ciénaga y ahí esperar a que un cocodrilo te ampute algún miembro o algo peor. No en vano ellos se describen como “stoner hard rock and roll formado en tus jodidas pesadillas”, lo cual justifica ese giro retorcido y malsano que a veces adoptan sus canciones.

La intro “Embrión”, aparte de dar título al presente EP, sirve para adentrarse en una atmósfera de día lluvioso, con rayos y truenos, pero estos muchachos no son de esos melindrosos que se encierran en casa a esperar que pase la tormenta, sino de los que salen en plancha para extender los brazos y así sentir la humedad y el inefable olor a tierra mojada.

Entramos en materia con “Vive”, cuyos mastodónticos riffs en la senda Black Sabbath te harán mover de inmediato la cabellera y quizás hasta te animes a montar pogo con la acelerada que pegan hacia la mitad del corte. Saber que “este planeta es tan solo una gigante fábrica de demencia” confirmará que existe un auténtico trabajo detrás entre bambalinas y que las letras tampoco se las toman a la ligera.

“Sensacionalismolandia” no escatima en electricidad con sus aires desérticos y el descaro inherente a su naturaleza en el que se deslizan críticas a esa obsesión contemporánea por mirar una pantalla. “Gargantas sucias” nos lega punteos reminiscentes de Guns N’ Roses o Buckcherry, a pesar de que no se olviden ni mucho menos de su vertiente stoner.

El adelanto “Más poderoso” ya lo presentamos hace escasos meses, pero convendría destacarlo incluso más debido a ese descomunal comienzo cargado de ecos setenteros y punteos que se te clavan en las entrañas. Definitivamente, el corte más redondo del conjunto, pues aparte de lo acertadamente que funcionan los distintos elementos añaden otros detalles curiosos como esa segunda voz que refuerza el acabado de la canción. Tremenda.

Lástima que se tengan que despedir con “El fin”, otra pieza rebosante de actitud y con un estribillo memorable que te hará esperar con ganas su próximo material. ¡Que nos inunde ese barro bendito hasta los ojos! La suciedad no tiene por qué ser negativa. Estos genios son la prueba viviente de ello.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Cojonudos ambos temas impregnados del mejor Stoner Rock cantando en castellano por parte de DEPINFANGO para su nueva placa de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.