religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2
easy rider
Pocket Piano
escuela de rock de palencia

Whitesnake: 10 cosas que no sabías de 'Come an' Get It'

6 abril, 2021 12:11 pm Publicado por  7 Comentarios

'Come an' Get It' es el cuarto álbum de estudio de Whitesnake y uno de los mejor valorados de la formación clásica de la banda: David Coverdale en las voces, Mickey Moody y Bernie Marsden a las guitarras, Neil Murray al bajo, Jon Lord a los teclados e Ian Paice en la batería. Ni más ni menos que tres exmiembros de Deep Purple a bordo. Aprovechando que hoy, 6 de abril, se celebra el 40º aniversario de su lanzamiento, recuperamos una serie de anécdotas relacionadas con este gran disco.

La casa de John y Yoko

El disco se grabó en los estudios Startling situados en la antigua casa de John Lennon y Yoko Ono, Tittenhurst Park, propiedad de Ringo Starr por aquellos días. Para la banda fue toda una experiencia cargada de emociones, como recuerda Bernie Marsden: “Fuimos muy afortunados de tener esta oportunidad de trabajar donde John Lennon había grabado el incomparable álbum 'Imagine'. Cuando vi por primera vez el panel de vidrio sobre la puerta con la inscripción de Yoko Ono, "Esto no está aquí", sentí un escalofrío en la espalda. En la cocina vi la misma mesa donde George Harrison, Eric Clapton, Phil Spector, Bob Dylan, Keith Moon y Elton John se habían sentado muchas veces. En la película de John Lennon 'Gimme Some Truth' se ve la mesa. Desayuné en esa cocina, en esa mesa, a veces compartiendo el espacio con el muy joven Zak Starkey [el hijo de Ringo] antes de ir a la escuela. Todos tuvimos una reacción similar en esos primeros días en Tittenhurst, incluso Jon e Ian estaban un poco abrumados por el lugar. El resto de nosotros desde luego que lo estábamos”.

Un estudio pequeño

De pie: Neil Murray, Ian Paice y Micky Moody; sentados: David Coverdale, Bernie Marsden y Jon Lord.

Pese a lo inmenso de la casa y los jardines, el estudio no era excesivamente grande, como describe Marsden: “El estudio en sí en Tittenhurst no era muy grande. Ian tuvo que colocar su batería en el pasillo, creando un sonido que se volvió vital para todo el álbum, ya que la altura del techo creaba un sonido sublime. Resultó ser un verdadero golpe de genialidad. Hablábamos con Ian a través de nuestros micrófonos y auriculares, por lo que nunca necesitaba hacer contacto visual. En la sala, la plataforma Hammond de Jon tomó el centro del escenario y Birch construyó cabinas para cada guitarra. Había un ambiente muy acogedor y era fácil llegar al trabajo. Martin inmediatamente comenzó a tejer sus hechizos mágicos, con Martin Adam, el ingeniero de la casa, como su asistente. No tengo idea de cuánto le costó Tittenhurst a Whitesnake (no estoy seguro de que ninguno de nosotros supiera lo que realmente costaba) pero valió la pena”.

Un piano sagrado

Entre las reliquias que se podían encontrar en la casa estaba el piano de John Lennon: “Mientras exploraba, encontré lo que llamé la sala "Imagine", que había aparecido en el video de la canción y conservaba el famoso piano blanco y una máquina de discos. Tenía el mismo aspecto que en la pantalla, con sus preciosos ventanales y contraventanas. Sentí una vibración tremenda y tuve que pellizcarme un par de veces. Una tarde regresé y me senté al piano, intentando tocar una versión de "Let It Be". Jon Lord entró y me encontró intentando torpemente tocar el legendario instrumento. Al encontrarme al final de una mirada evaluativa, lentamente retiré mis manos de las llaves sagradas. "Aléjese de ese piano, señor M". "Sí, señor, lo siento, señor, señor", contesté. Conocía cuál era mi sitio”, recuerda también Marsden.

El favorito de Murray y Coverdale

Pese a que en ocasiones se ha comentado negativamente que el disco tenía un sonido más comercial que el de su predecesor, 'Ready an' Willing', tanto David Coverdale como Neil Murray han reconocido que 'Come an' Get It' era su favorito. En palabras de Coverdale: “'Come An' Get It' es mi favorito de los primeros álbumes de Whitesnake, con una gran producción de Birchy [Martin Birch]”. Algo con lo que Neil Murray coincide: “'Come An' Get It' es un gran álbum. Es el cenit de la formación clásica. 'Ready An' Willing' es muy bueno, el álbum en vivo es bastante bueno, pero en general, 'Come An' Get It' se lleva el premio”.

Éxito en el Reino Unido, fracaso en EE.UU.

Edición española de “Don't Break My Heart Again”

'Come an' Get It' se convirtió en el álbum de mayor éxito en el Reino Unido de Whitesnake, alcanzando el puesto número 2 de las listas británicas y superando a álbumes que han vendido más ejemplares o que han conseguido ser más famosos, como 'Slide It In' (9), '1987' (8) o 'Slip of the Tongue' (10).

Sin embargo, en EE.UU. fracasó como todos sus predecesores, alcanzando solamente el puesto número 151, lo que probablemente tuvo mucho que ver con el cambio en la filosofía de la banda que David Coverdale introdujo en 1983, orientándola completamente al mercado americano.

La importancia del mercado americano

Y la verdad es que la importancia del mercado americano era bastante grande tal y como reconocía Coverdale tras grabar el disco: “Es muy importante. Ya no se venden demasiados discos en mercados más pequeños, y Whitesnake acaba de comenzar a generar ganancias después de años de trabajo duro. Es muy caro mantener a Whitesnake de gira, así que necesitamos vender discos. Hoy en día todo es más caro, hasta el punto de que 'Come an' Get It' ha costado tanto como nuestros dos primeros discos juntos”.

Coverdale y el amor

Que David Coverdale es un apasionado de las canciones de amor es algo que todo el mundo sabe. Es tal su insistencia con el tema que 'Come an' Get It' es el primer disco de Whitesnake que no tiene alguna canción con la palabra “Love” en el título. El primero y casi el último, puesto que hasta el reciente 'Flesh And Blood', de 2019, todos los discos posteriores a él tienen una o más canciones con dicha palabra en el título.

El principio del fin

Pese a ser el disco más exitoso de la “formación clásica”, y a que dicha formación todavía grabaría un álbum estupendo en 1982, 'Saint and Sinners', en 'Come An' Get It' se empezó a gestar el final de la banda, como explica Mickey Moody, el buen rollo se acabó: “Para el 81 la gente se estaba cansando. Terminábamos demasiadas noches tarde, demasiada fiesta. No estábamos ganando ni de lejos la cantidad de dinero que deberíamos haber estado ganando. Whitesnake siempre parecía estar endeudado, y pensé ¿qué es esto? Estamos tocando en algunos de los lugares más importantes y todavía nos dicen que estamos endeudados, ¿a dónde va todo el dinero? No habíamos conseguido mucho dinero y que te dijeran que tienes una deuda de 200.000 libras, cuando acabas de tener seis álbumes de oro… No era solo yo, porque todo el mundo se estaba cansando, cabreando y perdiendo su sentido de identidad. Para entonces ya había terminado, no podíamos avanzar más. Es difícil para una banda pasar más de tres o cuatro años sin cansarse y perder las ideas. Nada dura para siempre".

El guitarrista sigue su relato: "Todos querían hacer algo diferente después de unos años, un álbum en solitario o componer con alguien más. No éramos Status Quo, ellos no podían tocar con nadie más porque siempre acabaría sonando a Status Quo, pero nosotros teníamos talento para hacer otras cosas. A finales del 81 hicimos el álbum 'Saints And Sinners', y fueron necesarios tres o cuatro estudios antes de que estuviéramos relativamente contentos. El dinero seguía sin llegar y dejé la banda en diciembre del 81. Ya no era divertido y además tenía problemas en casa. Nos secamos en la composición de canciones. El dinero iba "a alguna parte". Me emborraché una noche y dije: "Estoy harto de esta mierda, no me gusta lo que está pasando". Lo siguiente que escuché a principios del 82 fue que la banda se había separado, que no había sido sustituido”.

Don't Break My Heart Again

Al igual que “Fool For Your Lovin'”, en 'Come An' Get It', “Don´t Break My Heart Again”, primer sencillo del disco, habla sobre el primer tormentoso matrimonio de David Coverdale, como él mismo cuenta: “Ha sido bien documentado en muchas de las canciones. Tuve dos matrimonios, en ambas ocasiones deseé estar fuera de ellos porque desafortunadamente no estaban funcionando, pero me dieron un combustible increíble para mis canciones. Puedes ver mi primer matrimonio y ver “Fool For Your Lovin´” y “Don´t Break My Heart Again”. Muchos de ellos fueron alimentados por canciones sobre una relación que alguna vez fue muy positiva pero que lamentablemente se estaba convirtiendo en no positiva. Tengo un don increíble porque puedo escribir sobre esas cosas y sacarlas de mí en lugar de que se queden dentro y se conviertan en un demonio horrible que puede impedir que sigas adelante”.

Una lengua de serpiente con forma de vagina

En la portada del disco se ve una serpiente blanca encerrada dentro de una manzana. La lengua de dicha serpiente claramente reproduce la forma de una vagina. Malcom Horton, autor de la ilustración cuenta lo siguiente al respecto: “Una cosa que siempre me preguntan es por la boca de la serpiente. En ese momento, creí adecuado darle, ¿cómo decirlo?, “un aspecto sexual”. Al principio sentí cierta aprensión sobre cómo se recibiría y si sería aceptada. Sentí que en el contexto de todos los elementos: “Ven y tómalo”, manzana, tentación, seducción, todo parecía funcionar. Afortunadamente funcionó y le dio a la pieza un plus. Sin embargo, el mercado estadounidense pensó de manera diferente y aparentemente la boca fue difuminada”.

Esta columna está dedicada con todo mi amor a mi sobrino Mario. No muere aquél que permanece en la memoria y en el corazón de quienes lo amaron, simplemente se vuelve invisible.

F.J. Villasante

Whitesnake y su disco 'Come an' Get It' son también protagonistas del número 430 de La Heavy, con Greta Van Fleet en portada, donde te espera un artículo que entra en profundidad en todos los detalles de aquel increíble disco de los de David Coverdale. Además encontrarás otros grandes artículos sobre ‘Fair Warning’ de Van Halen,  Temple of the Dog, el ‘Evil Empire’ de Rage Against The Machine o ‘Episode’ de Stratovarius y un espectacular informe sobre la explosión del retro rock con Blues Pills, The Struts, Tyler Bryant & The Shakedown, Jared James Nichols… ¡y muchas más! Que no te lo cuenten, corre a tu kiosco más cercano o visita nuestra tienda online para hacerte con el número 430 de La Heavy.

PARA LEER MÁS:

 

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.