religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2
easy rider
Pocket Piano
escuela de rock de palencia

Rob Halford (Judas Priest): “Dos chicos se suicidaron y un grupo de gente dijo que escribíamos canciones que incitan a cometerlo”

1 diciembre, 2020 1:02 pm Publicado por  1 Comentario

Rob Halford (Judas Priest) en Bilbao (2018) | Foto: Íñigo Malvido

En agosto de 1990, un juez de los Estados Unidos sentenció que Judas Priest no eran responsables legalmente de la muerte de dos jóvenes que aseguraron que los mensajes subliminales que habían escuchado en los discos del grupo británico, más concretamente en el álbum ‘Stained Class’, les habían inducido a querer acabar con sus vidas. Sobre este particular, Rob Halford ha declarado que todavía no sabe por qué él y sus compañeros de banda fueron acusados de estas muertes y llevados a juicio.

La secuencia de los hechos fue la siguiente: justo antes de la Navidad de 1985, James Vance, de 19 años, vio a su mejor amigo, Ray Belknap, matarse de un disparo con una escopeta del calibre 12 en un cementerio en las afueras de Reno, Nevada. Entonces Vance apretó el gatillo sobre sí mismo. Sobrevivió, pero quedó gravemente desfigurado y, de hecho, falleció tres años más tarde. Vance afirmó que todo ello se produjo por la influencia de las canciones de Judas Priest, lo cual llevó a su familia a demandar a la banda.

En el centro de la acusación se encontraba la afirmación de que las canciones del álbum ‘Stained Class’ de contenían mensajes que, cuando se reproducían al revés, decían "intenta suicidarte" y "vamos a estar muertos". Los abogados dijeron que fue la canción "Better By You, Better Than Me" con su contenido subliminal de "hazlo, hazlo, hazlo" lo que empujó a los dos adolescentes a atentar contra sus propias vidas.

Vance dijo a los abogados que él y Belknap estaban escuchando a Judas Priest cuando "de repente recibimos un mensaje de invitación al suicidio y nos cansamos de la vida". En una carta a la madre de Belknap, más tarde Vance escribió: "Creo que el alcohol y el heavy metal de grupos como Judas Priest nos dejaron hipnotizados".

En una absurda y demagógica intervención, el abogado de Belknaps afirmó: "Los miembros del club de ajedrez, los estudiantes de matemáticas y ciencias no escuchan estas cosas. Son los marginados, los adictos a las drogas y los  alcohólicos los que lo hacen. Así que nuestro argumento es que tienes el deber de ser más cauteloso cuando tu música llega a los oídos de una población susceptible a estas cosas ".

Halford recordó el juicio de Reno mientras promocionaba su autobiografía recientemente publicada, ‘Confess’, en una entrevista con el periódico británico Metro. "Aún a día de hoy, no se por qué nos acusaron de aquello. Dos chicos se habían suicidado en Reno y un grupo de personas, respaldado por gente que estaban contra el heavy metal, dijo que estábamos escribiendo canciones que te inducían a acabar con tu vida si las escuchabas de determinada manera. Era una locura. A Ozzy Osbourne le pasó lo mismo con su canción “Suicide Solution” y luego fue nuestro turno”.

Cuando se le preguntó cómo él y sus compañeros de banda desacreditaron la existencia de mensajes ocultos en sus canciones, Rob dijo: "La fiscalía dijo que si escuchabas álbumes de heavy metal al revés recibirías mensajes de adoración al diablo. Les dije a los chicos: “Demostremos que están equivocados. Conseguimos algunos álbumes de Frank Sinatra, los reproducimos al revés en el hotel y empezaron a aparecer estos mensajes absurdos, como "Le di una menta". Fue ridículo. Se los presenté al juez, que era un mormón muy conservador, y cuando lo escuchó, se sorprendió mucho. Fue un episodio extraordinario".

PARA LEER MÁS:

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    De sobra es sabido este lamentable hecho que llevo a los JUDAS PRIEST a tribunales aunque al final fueron absueltos y ojala esos dos chicos no hubiesen hecho lo que hicieron en aquellos lejanos años 80.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.