sons of exodus
brunhilde
carmen molina
los ruidos
opera nera

Flea (Red Hot Chili Peppers) cumple 55 años: 5 historias que marcaron su vida

16 octubre, 2017 12:55 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Flea-Red-Hot-ChiIi-Peppers-Portada

Este loco bajito de dientes separados, que lo mismo sale vestido de esqueleto como desnudo al escenario cubierto solamente con un calcetín en sus partes nobles, es probablemente uno de los músicos más carismáticos y entrañables del panorama musical. Un tipo de carácter inquieto y nervioso, dato que llevó a Kiedis a ponerle el apodo de “Flea” (pulga) mientras esquiaban, pues no paraba de saltar sobre la nieve de un lado para otro.

Te contamos cómo pasó de su Melbourne natal a convertirse en uno de los mejores bajistas del mundo, alcanzando el estrellato con su banda Red Hot Chili Peppers. Vamos a recordar cinco historias que, según el propio bajista, nunca olvidará.


Del jazz al funk-rock

Flea trumpetLos inicios de Flea en el mundo de la música no comenzaron hasta principios de los setenta. Antes de eso, su padre biológico, Mick Balzary, dedicaba su vida a la pesca y era habitual que su hijo le acompañara. Cuando Flea tenía solo 5 años su familia se trasladó a New York, pero la relación entre sus padres no era la idónea y se divorciaron.

Su padre hizo las maletas y regresó a Australia, mientras que su madre se casó poco tiempo después con un tipo llamado Walter Urban Jr., un músico de Jazz con problemas de alcoholismo. Eran frecuentes las jam sessions en casa de Walter, por lo que Flea empezó a aficionarse a la trompeta con tan sólo 9 años tomando como referencia al gran Dizzy Gillespie.

De aquella época recuerda: "He crecido en un hogar muy violento e influenciado por el alcohol. Crecí siendo aterrorizado por mis padres, particularmente por la figura de mi padre. Me causó un montón de problemas posteriores en mi vida".

Años más tarde, en 1973, la familia vuela a Los Ángeles para comenzar una nueva vida. Allí ingresa en el Bancroft Junior High School, coincidiendo con Hillel Slovak y Jack Irons, futuros miembros fundadores de Red Hot Chili Peppers. Años más tarde, los tres pasarán al Fairfax High School, donde completan la formación al conocer a Anthony Kiedis.

La afición por el bajo comienza de forma accidental. Todo surge cuando Tom Strassman, el bajista de una banda llamada Anthym, abandona la formación. En este grupo se encontraba Hillel Slovak, quien hacía las labores de guitarrista. Hasta ese entonces, Flea solamente sabía tocar la trompeta, pero Slovak veía en él las aptitudes necesarias para reemplazar a Tom Strassman. Así que tanto Hillel Slovak como otro miembro del grupo, el chileno Alain Johannes, le enseñaron a tocar el bajo. Conocer años más tarde a Kiedis le supuso la inmersión total en el funk y el punk rock. A partir de aquí, la progresión fue meteórica.


La pelea que cambió su destino

kiedis-y-flea-jóvenes-red-hot-chili-peppersFlea asistía al Instituto Fairfax de Los Ángeles. Era, un poco, el bicho raro; se encontraba fuera de lugar por sus gustos musicales. Casualmente, el futuro frontman de Red Hot Chili Peppers, Anthony Kiedis, se encontraba en ese mismo instituto cursando décimo grado tras ser expulsado de otros colegios.

Kiedis conoció un chico escuálido de unos 50 kilos llamado Tony y se hicieron buenos amigos desde el primer momento. Un día de otoño de 1977, en el patio a la hora de comer, se acercó un chico y cogió a Tony del cuello a modo de broma. Kiedis sin pensarlo intervino y dijo “como vuelvas a hacer algo así a mi amigo, puede ser lo último que hagas hoy”. El otro chico le miró y dijo… “¿De qué estás hablando? Este es mi amigo también”.

Ese otro chico no era otro que Michael Balzary (Flea); el resto es historia. Sobre esta época, Kiedis confesó: "Fuimos unidos por las fuerzas del dolor y el amor, y nos hicimos virtualmente inseparables. Ambos éramos parias sociales. Nos encontramos el uno al otro y esto se convirtió en la amistad más duradera de toda mi vida".


Muerte de River Phoenix

Flea-River-Phoenix

La trágica muerte de River Phoenix el 31 de octubre de 1993 marcaría la vida de Flea. Phoenix soñaba con ser una estrella del rock y esa noche acudió a la fiesta de Halloween que se celebraba en el Viper's Room, club propiedad del actor Johnny Depp. El club rebosaba de caras famosas y estaba planeado que Phoenix subiera como invitado a tocar junto a Depp y Flea, pero Depp nunca llegó a llamarle. Poco después de ver que el escenario estaba completo y no tenía sitio para tocar la guitarra, Phoenix regresó a su mesa junto a su hermano Joaquin, su hermana Rain y su entonces novia Samantha Mathis.

Agarró por error una copa de un amigo y se la bebió de un trago sin saber que, desgraciadamente, el contenido de la misma era un “speedball” líquido, una mezcla de cocaína y heroína. Poco después miró a su amigo Bob Forrest completamente pálido y le dijo: "No me encuentro bien, creo que estoy teniendo una sobredosis". Acto seguido vomitó y se desplomó. Su hermano Joaquín lo sacó a la calle y llamó al 911 desde una cabina de teléfono para pedir ayuda mientras que su hermana Rain, sentada junto al cuerpo de Phoenix, trataba de que no se autolesionara, ya que su cuerpo sufría convulsiones contra el asfalto.

Mientras todo esto ocurría, Deep, Flea y otros amigos estaban en el escenario. Cuando llegó a oídos de Flea lo que estaba sucediendo, inmediatamente saltó del escenario y fue corriendo fuera del club. Presenciando la dura escena de River Phoenix agonizando sobre el asfalto estaban, entre otros, los músicos Gilby Clarke, Tommy Lee, John Corabi y Dave Navarro.

Flea subió a la ambulancia junto al cuerpo, ya sin apenas pulso, de su buen amigo Phoenix y lo acompañó hasta el centro médico Cedars-Sinai, situado a escasas dos millas del Viper’s Room. Desgraciadamente, tras todo tipo de intentos de reanimarle, la llama de una de las promesas de Hollywood se apagó a la 1:51 a.m. de aquella madrugada de 1993.

Más tarde la autopsia determinaría que, además de los altos índices de cocaína y heroína, su cuerpo presentaba restos de alcohol, morfina, diazepam (Valium), marihuana y GHB.


Cameos en la gran pantalla

Flea siempre estuvo ligado con el mundo del cine. Gran parte de sus amistades venían de ese mundillo y algunos terminaron siendo auténticas estrellas, como Johnny Depp y River Phoenix. La inclusión de cameos en la gran pantalla no se haría esperar.

De entre sus papeles más destacados destacan dos películas por encima de todas: “Miedo y Asco en Las Vegas” (1997), interpretando a un hippie junto a Benicio del Toro y Johnny Depp, y “El Gran Lebowski” (1998), donde con Peter Stormare y Torsten Voges formaba el grupo de "Los Nihilistas”.

También tuvo papeles menores como en “Regreso al Futuro”, la nueva versión de “Psicosis” o “Mi Idaho privado”, junto a su difunto amigo River.

Incluso ha aparecido en dos de las producciones animadas más famosas, Los Simpsons, en el último capítulo de la cuarta temporada o recientemente en Family Guy, interrumpiendo brevemente una discusión entre Brian y Stewie.


Flea & Koko

A algunos quizá os suene este gorila llamada Koko. Saltó a la fama por ser capaz de comunicarse con los humanos mediante el lenguaje de señas. Con motivo de ayudar a la fundación que lo gestiona, “The Gorilla Foundation”, el bajista de Red Hot Chili Peppers tuvo la oportunidad de visitar al gorila en su sede de California.

Flea llevó al encuentro uno de sus bajos Fender y se lo prestó a Koko. En el video podemos ver como la primate “toca” las cuerdas del bajo mientras Flea, visiblemente anonadado comenta: “Ella lo entiende” o “Eso es bueno, Koko”.

Tras este peculiar encuentro, el bajista confesó: “Esta es una de las cosas más geniales que podría haber pasado jamás. Este es el día de mi vida que jamás olvidaré”.

Texto: Alejandro Rico
Foto portada: Josep Fenollar (Barcelona, 2011)

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.