skirl
catrina
blackbomber
psychic equalizer
oeste
tadini

Especial Quilmes Rock: Una década a pura música y 12 momentos únicos

8 mayo, 2020 3:15 pm Publicado por  3 Comentarios


Este 9 y 10 de mayo vuelve en Argentina el Quilmes Rock en su versión 2020: online, solidario, en cuarentena y desde el hogar. MariskalRock armó un recorrido con momentos imborrables de las primeras diez ediciones del festival de la cerveza, que tuvo su debut en 2003 y su última edición en 2013.


Por Hernán Osuna

El comienzo

La primera edición del Quilmes Rock se llevó a cabo los días 10, 11, 12, 17, 18, 24 y 26 de octubre de 2003 en el Estadio de River Plate. Fueron 7 jornadas emocionantes en las que más de cien mil personas, según da cuenta una crónica del diario Página/12 de aquella época, vibraron con los shows de alrededor de setenta bandas.

No te pierdas: Entérate dónde ver Quilmes Rock 2020 AQUÍ

Gustavo Cerati, Los 7 Delfines, Virus, Leo García y Emmanuel Horvilleur fueron los máximos exponentes del comienzo, marcado por el pop y la electrónica. El ex Soda Stereo brindó un set electro con canciones de "Amor amarillo", "Bocanada" y "Siempre es hoy" en un viaje electro que incluyó temas de Soda, mixes y un cierre mágico con "Un millón de años luz". El día 3 tuvo en escena a Divididos y a Luis Alberto Spinetta. El 17 de octubre hubo un poco de todo: el encanto mexicano de los Café Tacuba, el trance hipnótico de Babasónicos; el rock alternativo de El Otro Yo y los shows de Juana La Loca y La Portuaria.

La quinta jornada, del 18 de octubre, arribó con blues de La Mississipi y Memphis, reggae de la mano de Pericos, rock pop con Turf y una fantástica fiesta de Los Auténticos Decadentes. Seis días después, el 24 de octubre, llegó otro de los números internacionales de aquel primer Quilmes: Die Toten Hosen. Los alemanes liderados por Campino desempolvaron clásicos, se despacharon con una poderosa versión de “Should I Stay Or Should I Go” de The Clash y dieron qué hablar cuando Campino se trepó a la estructura metálica del escenario en plan Eddie Vedder de Pearl Jam. Allí también tocaron Attaque 77, Pappo, Kapanga, Massacre y Cabezones.

El cierre llegaría el 26 de octubre con números masivos: Vicentico, Los Tipitos, Árbol, Intoxicados, Catupecu Machu y Bersuit Vergarabat. Intoxicados, la banda de Pity Álvarez, hoy preso por homicidio, tuvo un comienzo extraño. Pity expresó: "Estamos en contra de la gente que bombardea a grupos inofensivos. Y si no recuerden cuando un 28 de junio de 1972 los Estados Unidos invaden Tucumán; los tucumanos hacen el proyecto Gladys y ahí nace la Bomba Tucumana", refiriéndose a la famosa cantante tropical del norte argentino. Catupecu, por su parte brindó un rockerísimo set, que además incluyó un cover de Fito Páez (“Ciudad de pobres corazones”) y un final con Fernando Ruíz Díaz arengando a la marea humana con el poder de “Dale”. El epílogo llegó con un inspirado show de Bersuit Vergarabat que terminó cerca de las dos de la mañana.

 

 

Edición 2004

Fueron nueve jornadas, los días 1, 2, 3, 9, 10, 15, 16, 17 y 22 de octubre. En esa oportunidad el evento cambió de sede (Estadio de Ferro) y congregó a una gran cantidad de artistas de diferentes géneros: Bersuit Vergarabat, La Mississippi, Los Auténticos Decadentes, Las Pelotas, Divididos, Los Piojos, Intoxicados, Kapanga, León Gieco, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, Rata Blanca y Charly García. Además, 5 bandas internacionales de grueso calibre: Molotov, Café Tacuba, Os Paralamas, The Offspring y The Wailers.

La segunda edición tuvo algunos recuerdos imborrables: Luis Alberto Spinetta emocionando a todas y todos con “Seguir viviendo sin tu amor” y Fito Páez cerrando el día 1  (“Polaroid de locura ordinaria” fue coreada por la multitud”); Rata Blanca compartiendo su heavy metal en la misma fecha que unos irritados pero efectivos (Dexter Holland y sus compañeros de banda estaban peleados) The Offspring;

Paralamas con un set ajustado, Molotov tocando “Frijolero” en una época en la que George Bush era presidente de USA;  treinta mil personas (según una reseña del diario Clarín de ese año) bailando al ritmo de The Wailers, Todos Tus Muertos y Los Auténticos Decadentes fusionándose en un mismo grupo y Charly García en una mítica performance: el ex Sui Géneris y Serú Girán atravesó su show en medio de una lluvia torrencial.

Llegó en limusina acompañado por la actriz Leticia Brédice, “prohibió” que la gente se fuera por la lluvia (“¡Alto! Esa gente que se va, que se quede. Tocá ‘Popotitos’”, ordenó a sus músicos) y brindó una versión inolvidable de “Seminare” (Serú Girán), en cuero, totalmente empapado por la lluvia y en una comunión total con los fans que alcanzó su punto máximo con García subido arriba del piano. Finalmente, el 22 de octubre, el ritual de Los Piojos convocó a miles de personas e incluyó hits como "Maradó", "El Farolito" y un medley de "La Rubia Tarada” (Sumo), entre otras.

 

En su temporada 2006, el evento se trasladó al interior. Córdoba y Rosario fueron los escenarios de los shows, con dos fechas en cada ciudad. El viernes 20 en el estadio Juniors de Córdoba estuvieron Divididos, Catupecu Machu, Kapanga, Árbol y The Locos. El 21 tocaron Las Pelotas, Babasónicos, Los Cafres, Pier y Guasones. El viernes 27 y sábado 28, en el Hipódromo de Rosario, la grilla fue similar, salvo que en lugar de Babasónicos se presentó Intoxicados.

Reencuentro, British pop, melancolía gótica y doblete rockero

En 2007 el festival retornó al estadio de River Plate con algunas particularidades. Fueron tres fechas, del 12 al 15 de abril, pero hubo un show preliminar, el domingo 1º, con Placebo tocando en el Club Ciudad de Buenos Aires. La jornada inicial fue histórica: Sumo (sin Luca Prodan, obviamente) se volvió a reunir en un escenario. Ricardo Mollo y Diego Arnedo (Divididos), Roberto Pettinato (saxofonista, ex Pachuco Cadáver), Germán Daffunchio, Alejandro Sokol (ambos de Las Pelotas) y Superman Troglio le rindieron homenaje al fallecido Prodan con un recordado set que contó con la presencia del trompetista Gillespi como invitado. Más temprano, Bad Religion arrasó con su arremetedor punk rock californiano.

El viernes 13, Keane, con un Tom Chaplin a media máquina, pero efusivo, mostró por qué es uno de los reyes del pop británico moderno. En la misma jornada tocaron Babasónicos y los ingleses The Psychedelic Furs. Pero sin dudas, el plato fuerte llegó el domingo 15 con los shows de Evanescence, Velvet Revolver y Aerosmith.

Primero la banda de Amy Lee deleitó a las y los fans más jóvenes con clásicos como "Bring Me To Life" y "Call Me When You´re Sober", para luego darle paso a Velvet Revolver: los acordes punkies de “Do It For The Kids” inauguraron un concierto abrasivo de 50 minutos que incluiría canciones de ‘Contraband’ (RCA Records, 2004) y ‘Libertad’ (RCA Records 2007), clásicos gunners ("It´s So Easy" y "Mr. Brownstone"), dos gemas de Stone Temple Pilots (el megáfono de Scott Weiland irrumpió en "Crackerman" y "Sex Type Thing") y una emotiva versión de “Wish you Were Here” de Pink Floyd, con Slash acariciando su Gibson de doble mástil, mientras el frontman cantaba fumando un cigarrillo.

Finalmente, Aerosmith llegó con todo su bagaje de décadas en el rock. En su segunda visita al país, el vocalista Steven Tyler compensó el desgaste de su voz (años de rodaje pasan factura) con carisma, actitud y gracia. Él y sus compañeros Perry, Whitford, Hamilton y Kramer, embelesaron al público argentino con hits perennes como “Love In An Elevator”, que abrió el concierto, “Dude (Looks Like a Lady”), “Dream On” y un cierre orgásmico de la mano de “Walk This Way”.

 

Cancelación, rock, metal y la llegada del Príncipe de Las Tinieblas

En cuatro jornadas, 30 de marzo y 4, 5 y 6 de abril, la edición 2008 del Quilmes Rock congregó a miles de personas nuevamente en el Monumental de Núñez. La primera fecha quedará para siempre en las retinas de los fans del metal: Carajo, Black Label Society, Rata Blanca, Korn y Ozzy Osbourne estuvieron en un mismo escenario. Fuego cruzado desde la tarde (Carajo repasó clásicos e interpretó su habitual medley de Pantera, Zakk Wylde vibró con Black Label Society) hasta la noche.

Rata Blanca interpretó una decena de temas y después le dio paso a Korn y Ozzy Osbourne. ¿Qué decir de la banda de Jonathan Davis y del Padrino del Metal? Ambos fueron sets avasallantes, explosivos. Sobre todo, el de Korn: era además el primer recital en Argentina con el baterista Ray Luzier (David Lee Roth, Army Of Anyone, Billy Sheehan), quien ingresó en el grupo a principios de ese año. La incendiaria performance tuvo temazos como "Falling Away From Me", "Freak On A Leash" y "Blind".

Después, vino Ozzy con todo lo que ello implica: carisma, oficio y el mito viviente de un hombre que sentó las bases del heavy metal. “I Don´t Wanna Stop”, “Bark at The Moon” y “Paranoid” (Black Sabbath), sobre el cierre, completaron una performance que la parroquia metalera argentina agradeció.

Ese Quilmes Rock también tuvo la particularidad de ser el último festival con Alejandro Sokol en Las Pelotas (luego formaría El Vuelto y fallecería de un ataque al corazón en 2009) y de Gustavo Cordera como vocalista de Bersuit Vergarabat. También contó con la participación de los uruguayos No Te Va Gustar, los españoles Marea y los chilenos Los Bunkers.

¿El cierre?, Diverso: Estelares, los catalanes The Pinker Tones, Massacre, los norteamericanos Black Rebel Motorcycle Club y dos clásicos: Catupecu Machu y Divididos. El trío de Ricardo Mollo salió a tocar con pelucas ridiculizando a Lenny Kravitz, quien canceló su participación en el evento.

Para el 2009, el festival contó con la participación de gigantes como Iron Maiden (la Doncella de Hierro arrancó con "Churchill´s Speech/Aces High" y finalizó con "Sanctuary" luego de casi dos horas de recital) Kiss (inició su set con “Deuce” y lo culminó con “Detroit Rock City”), Sepultura, Radiohead – en su primer arribo a la Argentina- y los alemanes Kraftwerk.

Estuvieron, además, Divididos, Kapanga, La Portuaria, Ratones Paranoicos y Los Piojos, banda que el 30 de mayo de ese año tendría su adiós definitivo en River. A diferencia de las ediciones anteriores, esta vez el encuentro se desarrolló en múltiples sedes: Club Ciudad de Buenos Aires (Radiohead), Estadio José Amalfitani, (Iron Maiden) y Estadio River Plate (Los Piojos y Kiss).

 

2010: Metal Up Your Ass!

Corría pleno verano en Buenos Aires cuando los cuatro caballeros del metal (Metallica, claro está) llegaron al país en el marco de su Death Magnetic World Tour. Así tuvieron la oportunidad de formar parte de las dos únicas fechas del Quilmes Rock de ese año, que tuvieron lugar en River. La primera fue el 21 de enero, junto a Horcas, que volvió a abrir un show de Metalllica tras 17 años, y León D-Mente, la banda conformada por León Gieco y D-Mente, grupo de Andrés Giménez (A.N.I.M.A.L, De La Tierra). En la segunda también participó León D-Mente y acompañó O´ Connor.

Metallica exhibió su artillería pesada a través de clásicos, temas de su álbum ‘Death Magnetic’ y algunos covers ("Last Caress", de Misfits, en la primera jornada y "Stone Cold Crazy” de Queen, en la segunda). Mucho calor, metal, y especialistas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires midiendo las vibraciones sonoras de River, fueron el denominador común de ambas jornadas.

 

 

Cambio de sede

En 2011, el festival se trasladó al Club GEBA durante cuatro días a mediados de mayo. Previamente, el 5 de abril, se realizó la apertura con Massacre, Volador G y los norteamericanos The Flaming Lips.

Jack Johnson trajo todo su relax hawaiano en la primera fecha, en la que compartió escenario con la inglesa Laura Marling y Los Tipitos. Al día siguiente, el 20 de mayo, Jamiroquai puso a bailar a media Buenos Aires con su combo explosivo de acid jazz, soul funk y disco. Jay Kay, el Cacique, armó su ceremonia secundado por una banda impecable que interpretó joyas como “Main Vein", la hipnótica "Cosmic Girl", "Alright" y "Canned Heat".

El Quilmes también tuvo clásicos (Babasónicos regresó al escenario mayor tras dos años de silencio en Buenos Aires), reggae de la mano de Cultura Profética, Los Cafres, Holy Piby y Nairobi y una jornada de clausura, el 22 de mayo, con todo el rock de Ciro y Los Persas, Bersuit, Kapanga, Estelares y Mancha de Rolando, entre otros.

 

Lluvia, la redención de Grohl y el jopo empapado de Alex Turner

La del 2012 no fue una edición más. Fue heroica, emotiva y visceral: una verdadera tormenta de rock. Pero literal, eh: durante la presentación de Arctic Monkeys y de Foo Fighters, en la jornada del miércoles 4 de abril, se desató un furioso temporal en Buenos Aires que hizo que la noche fuera aún más memorable. La grilla tuvo al grupo de Dave Grohl como banda principal, además de los mencionados Arctic Monkeys, Cage The Elephant, MGMT, Band Of Horses, TV On The Radio, Crosses, Joan Jett And The Blackhearts y los nacionales Jauría, Catupecu Machu y Massacre.

El martes 3 de abril abrió Jauría, luego subió a escena Joan Jett que, a sus 53 años, derrochó power femenino con The Blackhearts; más tarde hicieron lo propio Crosses; Band Of Horses y MGMT. Estos últimos pusieron a disposición del público canciones pegadizas como "Kids" o "Time To Pretend", pero a esa hora ya todo el mundo esperaba a Foo Fighters: los comandados por Dave Grohl se encontraron con el público argentino a 17 años de su debut y casi 20 de la visita de Nirvana a Buenos Aires.

Los shows del grupo estadounidense fueron una suerte de redención de Grohl con el país. La primera noche tocaron 25 canciones, los temas de su último disco hasta ese momento, ‘Wasting Light’, clásicos como "Breakout", "Times Like These", y "Everlong" (cerraron con este tema) y covers de Pink Floyd (“In The Flesh”) y “Bad Reputation” (cover de Joan Jett).

En la segunda noche, la tempestad se desató previamente con Arctic Monkeys – paradójicamente la tormenta empezó con “Crying Lightning” y el cierre de la banda fue con “When The Sun Goes Down”, convertida casi en “When the RAIN Goes Down”, con el jopo de Alex Turner desarmado por la lluvia- y marcó todo el show de los Foo Fighters.

Increíble, caótico, ventoso, lluvioso: el recital show de los Foo fue memorable; Grohl tocó la batería en "Cold Day In The Sun" mientras Taylor Hawkins cantaba; el vapor humano se hizo visible en “All My Life”, el agua caía a baldazos sobre la batería. La naturaleza no ayudó, pero la banda la rompió en todo sentido y dejó al público extasiado. Días después, el 7 de abril, Las Pelotas, Fito Páez y Charly García fueron los artistas nacionales que le bajaron la persiana al festival.

 El último

La edición 2013 tuvo lugar en el Club Ciudad de Buenos Aires, los días 1, 2 y 3 de noviembre. A diferencia de otras oportunidades hubo mayor presencia de bandas nacionales, siendo Blur el único exponente internacional en clausurar una de las jornadas.

Hubo tres escenarios y la primera fecha la cerraron Guasones y Ciro y Los Persas en el main stage. Al día siguiente, tocaron más de una veintena de grupos. Sobre las 19:30 los mexicanos Café Tacuba subieron a escena para brindar un show de hora y media que daría paso a Blur. Así, los británicos capitaneados por un híperactivo Damon Albarn, tomaron por asalto el escenario (a 14 años de su primera visita al país) con “Girls & Boys” –un himno de pop con pogo cuasi punk incluído- "Coffee & TV", un homenaje a Lou Reed en "Satellite Of Love", “The Universal”, y como era de esperar, un cierre furibundo y acelerado que llegó a través de "Song 2". Cortito y al pie.

El domingo 3 se destacaron Eruca Sativa (por ese entonces aún no eran una banda que llegaría a, entre otras cosas, llenar un Luna Park), Banda de Turistas, Massacre y Tan Biónica, quienes con su canciones pop edulcoradas y un Chano encendido, pusieron a bailar a sus fans sub 20.

*Hernán Osuna es un baterista y periodista argentino. Actualmente toca en Vuelo (indie-alternativo), banda que completan Luca Latta (voz, guitarra), Maruco Massonat (guitarra, voz), Manuel Sáenz (bajo, voz) y Agustín Alfieri (teclados). Como periodista, trabajó en RosarioRock.com, los periódicos Página/12,  y diario La Capital. Actualmente escribe además en Revista REC Or Play y Latin Drummers.

 

Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Juandie says:

    Estupendo y extenso resumen hacia esos más de 10 años de uno de los festivales mas ilustres de nuestros hermanos argentinos como es el QUILMES ROCK a través de todas las bandas rockeras que han pasado por su festival como sus correspondientes videos de las actuaciones de las bandas argentinas como las foráneas mas destacadas. Una putada que para este 2020 no haya QUILMES ROCK debido al puto virus pero para el próximo año volverá con las pilas bien cargadas.

  • Lil says:

    Tom Chaplin a media máquina??? Cualquiera! Tom dejó todo en el escenario, se lo recorrió TODO y con una voz impecable y aun lo sigue haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.