motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
valira
mrc
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Entrevistas |Gnaposs (Rocking Horse)

«Hasta ahora nadie ha hecho hard rock metal en español como se debe»

Por: Borja Díaz

Rocking Horse es de esas bandas que te sorprende desde el principio. Difícil de encasillar gracias a un sonido ecléctico, pero sin perder la potencia y el buen gusto en sus composiciones. Su primer disco se llama ‘El cielo es el infierno’ y en 2019 nos enseñarán su calidad sobre los escenarios. El guitarrista Gnaposs se encarga de presentárselo a Borja Díaz.

¿De dónde viene el nombre del grupo?

“De la canción de los Allman Brothers de la época de Warren Haynes y Allen Woody (principios de los 2000). Cuando empezamos el grupo en 2012 estábamos escuchando mucho a Gov’tMule”.

¿De dónde venís Rocking Horse? ¿Cómo ha sido el camino de cada componente hasta aquí?

“El grupo lo montamos Dannyman, Kako y yo (Gnaposs) en el 2012, como trío de rock. Cantábamos los tres a partes iguales. Los tres somos buenos amigos desde hace como 15 años y hemos trabajado juntos en muchas ocasiones. Pero en el 2015 decidimos incorporar a Paquito SexMachine (Fundación Tony Manero) a la voz, para contar con una voz realmente potente y de calidad. Paquito tiene una voz muy versátil. El disco-funk lo borda con los Manero, pero su verdadera especialidad es el hard rock, con una voz rota y blusera, alcanzando notas muy altas. Para mí es el Glenn Hughes español. A partir de la entrada en el grupo de Paquito endurecimos nuestro sonido bastante. En definitiva, por ese motivo, nos gusta concebir el nacimiento del grupo oficialmente, en el 2015. El grupo lo hemos ido llevando paralelamente con nuestras agendas y por eso la salida del disco se ha ido retrasando. Afortunadamente en 2019 sí que le vamos a dar mucha prioridad y vamos a tocar mucho”.

Vuestro sonido tiene muchos matices ¿Cuáles son vuestras influencias?

“Básicamente, la influencia fundamental es todo el hard rock americano y británico desde su nacimiento hasta cosas contemporáneas. Pero, para qué nos vamos a engañar, también nos encanta la música negra, el blues, el funk. Y el southern y el country genuino, no el casposo, también nos encanta. Nos cuesta muchísimo decir nombres, porque son tantísimos. No sé, desde Zeppelin, Deep Purple, Aerosmith, The Black Crowes, Extreme, Ozzy, Audioslave, Alice In Chains, Chickenfoot, Pantera, Black Stone Cherry, Lynch Mob, Korn, Big Wreck, The Winery Dogs, Shinedown… Y un larguísimo etcétera que llegaría a cientos de grupos y solistas, incluso muchos de ellos muy alejados del hard rock y el metal”.

Definís vuestra música como algo “totalmente original, nunca oída en español”. ¿Por qué esa afirmación? ¿Cómo es vuestro sonido?

“La fórmula la tenemos clara: riffs de guitarra muy genuinos, más estribillos épicos, más uso de armonías a tres voces, más un punto potente de técnica al tocar, pero sin ponerse pesados, más letras en castellano fáciles de digerir, con mucha actitud, pero a la vez con un punto de acidez y sentido del humor y también con mensaje, más una voz rock genuina al cien por cien. En definitiva, hard rock/metal con mucho groove, cantado en español. Creemos que hasta ahora, nadie ha hecho esto como se debe de hacer, o por lo menos nosotros no lo conocemos. Sabemos que hay mucha gente a la que le va a gustar oír nuestra propuesta. Por eso estamos convencidos de que, aunque no hagamos música mainstream, hay muchísima gente amante del rock a la que vamos a llegar al alma. Ahora os dejo que me deis collejas por arrogante (risas)”.

Habláis de hard rock y groove en vuestro sonido, pero yo destacaría el funk como una pieza fundamental. ¿Cómo lo veis?

“Pues que tienes mucha razón. No sé, esto de las etiquetas es tan relativo y subjetivo. Yo concibo el funk, básicamente, como la música que más groove tiene. Lo cierto es que a los cuatro nos entusiasma el funk casi tanto como el hard rock. Es normal que eso se note en nuestra música”.

¿Cómo ha sido el proceso de composición de este disco?

“Las canciones, básicamente las compongo yo. Como contamos con poco tiempo, llevo las canciones muy pensadas y trabajadas al local. Eso sí, cuando ponen su granito de arena los otros tres componentes es cuando, en la mayoría de los casos, superan mis ideas originales, y también aportan algunas modificaciones a las mismas. El momento en el que Paquito coge mis ideas de melodías para la voz y las hace suyas tengo una sensación de placidez muy difícil de explicar con palabras. Y lo mismo cuando Dannyman y Kako hacen lo propio con la batería y el bajo. Nos conocemos muy bien desde hace mucho tiempo y eso hace que le podamos dar forma a las canciones de una manera muy rápida y fluida”.

¿Todas son canciones nuevas o habéis rescatado alguna compuesta hace tiempo?

“Yo, como todos los compositores, tengo un gran cajón que voy llenando constantemente de ideas. A la hora de hacer canciones voy tirando de ese cajón para darles forma. Aunque la mayoría de ideas de este disco se me ocurrieron en un periodo pequeño de tiempo en el que me puse en modo composición on”.

Kako y Dannyman tienen sus propios estudios de grabación. ¿Ha sido en esos estudios donde se ha registrado la grabación de ‘El Cielo es el infierno’?

“Tenemos la suerte de contar con estos dos estudios profesionales de gran calidad. Encima, tanto Kako como Dannyman son excelentes ingenieros de sonido. El disco lo hemos hecho en el estudio de Kako, y en el estudio de Dannyman estamos haciendo los audios de Rockovers, nuestro proyecto de colaboraciones con artistas amiguetes del grupo”.

Comenzáis fuerte con “Quién crees que eres”, os acercáis al AOR en “Los autores del guión” y jugáis con un rollo blues en “Nuevos Aires” ¿La variedad es algo innegociable?

“Sí, así es. El rollo es conseguir tocar varios palos, pero tener un nexo común. Un sonido característico y una personalidad única. Fuera de encasillamientos. Aunque al final seamos un grupo de hard rock y metal. Que se pueda decir: “Esto suena a Rocking Horse”, es uno de nuestros objetivos fundamentales. Con variedad, eso sí que es innegociable, pero todo bajo un mismo prisma y concepto sonoro”.

“Nuevos aires” tienen un toque muy clásico, me recuerda a los temas más lentos de Ñu o Miguel Ríos. ¿Qué podéis contarnos de ella?

“Bueno, para mí es un medio tiempo soul. Quizás al estar cantada en español, suena a referentes españoles, no lo sé. Llevo componiendo ese tipo de canciones muchos años. Soy fan de esos medios tiempos épicos que te tocan la fibra y por eso trato de componerlos lo mejor que puedo. Y además suelen dar pie a solazos de guitarra grandiosos, lo cual es un placer indescriptible como guitarrista cuando los tocas en directo (risas)”.

El inicio de “Dale al botón” tiene un sonido que mira hacia el continente Americano. ¿Compartís mi opinión?

“Para mí eso es aplicable a la mayoría del disco. Esta intro está tocada con una guitarra acústica, utilizando una técnica de picking llamada Travis Picking, por el guitarrista de Kentucky Merle Travis, de finales de los años 40. Seguramente por eso suena muy western”.

Con “Nada que perder” dais rienda suelta a toda vuestra energía. ¿Los temas así serán los que predominen en vuestros repertorios en directo?

“En directo tienen cabida todos nuestros temas y algunas versiones o más bien adaptaciones. Eso sí, nuestro directo es muy, muy enérgico. Lo damos todo”.

“El mundo al revés”, ¿en cuántas historias reales está basado?

“Bueno en ninguna en concreto, pero sí en muchas experiencias vividas en nuestra larga trayectoria. Luchas, luchas y luchas, y siempre hay gente alrededor un poco sanguijuela, eso es todo lo que queríamos expresar. Estamos seguros de que al final, en algún momento de la vida, todos nos hemos visto en esas situaciones. Nos juramos que no nos volverá a pasar…Y efectivamente volvemos a caer (risas)”.

Habéis tocado en el Rockfest, también con Ñu,… ¿Qué significa para vosotros?

“Pues una pasada. Además también contaron con nosotros en el último Calella Rock Fest y en el Moto GP Fest junto a los Mojinos Escozíos. En definitiva, espectacular. Oportunidades magníficas para codearnos con artistas de primerísimo nivel y ofrecer nuestra música a público muy entendido en la materia. La respuesta de la peña y de las críticas en esos bolos no ha podido ser mejor, pero la verdad es que no sólo en esas ocasiones. Tenemos la suerte de que, en todos los bolos que hemos hecho, el feed back ha sido espectacular. Ya no sólo por parte del público más hardrockero. Vemos que estamos llegando incluso a gente no tan metida estrictamente en este rollo. Nuestro directo es y será nuestro punto fuerte, y nos da la sensación de que está llegando bastante bien a los diversos públicos para los que estamos tocando. Eso nos anima mucho y nos da mucha confianza, desde luego”.

Mencionabas antes Rockovers. ¿Qué más versiones nos tenéis preparadas?

“Pues surgió de una manera muy espontánea. Quisimos, paralelamente a nuestros temas, sacar algún vídeo en internet endureciendo mucho algún tema clásico del pop español. Al pensar en el “Depende” de Jarabe de Palo, Pau Donés (con el que tocamos Kako y yo) nos dijo que le molaría cantarla con nosotros. A raíz de eso se nos ocurrió intentar destrozar algún tema más de amigos nuestros con su colaboración especial. Básicamente llevándolos a nuestro terreno. Se apuntaron inmediatamente El Niño de la Hipoteca y Nina y Paco de Morgan. Ya nos han confirmado también El Kanka, La Pegatina y Exceso. Los iremos haciendo cuadrando todas nuestras agendas para ello. Todos esos vídeos se pueden ver en nuestro canal de YouTube. Y los singles también están en Spotify”.

El 23 de febrero tocareis en la sala Costello en Madrid ¿Qué podemos esperar de vuestro concierto?

“Nos consideramos una banda cien por cien de directo. Es donde disfrutamos más y donde se nos disfruta más. Creemos que estamos ofreciendo un concierto bastante diferente a lo que se puede ver en el panorama rockero y metalero nacional. Una mezcla de tralla hardrockera con un punto metalero y otro funkero. Y todo cantado en español con unos estribillos digeribles a la primera escucha. Todo muy accesible. La gente, mucha de ella aún sin conocer nuestros temas, está disfrutando mucho en nuestros bolos. El feed back es inmejorable. Tenemos una ilusión indescriptible por estrenarnos en Madrid. Además de temas de nuestro disco, también haremos alguna versión a nuestra manera, y es casi seguro que se apunten Paco y Nina de Morgan a hacer nuestro arreglo de su “Sargento de Hierro” con nosotros (lo cual será un subidón de cojones)”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.