ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

Entrevistas |Ricky Warwick

«Trabajar en una granja me ayudó a valorar el esfuerzo»

Por: Alfredo Villaescusa

ricky warwick

Quién imaginaría que aquella guitarra eléctrica que Ricky Warwick compró con sus ahorros iba a dar tanto juego. De currar en el campo pasó a engrosar las filas de una auténtica banda de culto como New Model Army y poco después alcanzaría su cota máxima de popularidad con The Almighty, gracias a los cuales llegó a compartir escenario con figuras de tanto relumbrón como Ramones, Iron Maiden y hasta el mismísimo Bob Dylan. Sin perder esas ganas de comerse el mundo de su juventud, este irlandés, que también se puso al frente de una nueva reencarnación de Thin Lizzy, edita ‘When Life Was Hard And Fast’, un flamante álbum a caballo entre Tom Petty y Johnny Thunders, según lo define su autor. Alfredo Villaescusa no puede evitar querer saber más de todo esto.

¿Podría el tema homónimo “When Life Was Hard And Fast” ser un buen resumen de lo que uno se encontrará en este disco?

“Sí, sin ninguna duda, creo que engloba a la perfección el espíritu predominante en este trabajo”. 

¿Cómo fue lo de cantar junto a tu propia hija en “Time Don’t Seem To Matter”?

“Fue increíble, una cosa muy entrañable. Es una gran artista, aparte de vocalista, también puede tocar tanto la guitarra como el teclado. El caso es que compuse la canción especialmente para ella y fue impresionante que se metiera tanto en la interpretación, uno de los momentos más emocionantes que he vivido como padre”. 

En “I Don’t Feel At Home” abordas el asunto de la adicción a las drogas, ¿te ha tocado de cerca?

“Sí, por desgracia. Es algo que ha afectado a varios miembros de mi familia y también lo han experimentado muchos amigos míos. Me inspiré en un caso muy cercano, pero creo que se podía aplicar del mismo modo a todas las personas que sufren ese problema”.  

Y “Still Alive” está basada en el filme ‘Comanchería’, ¿te suele inspirar el séptimo arte?

“Bueno, más o menos. La verdad es que tampoco soy fan de las películas de miedo, ni tampoco mucho de las de ciencia-ficción, pero sí que me gustan los thrillers, los westerns, el cine antiguo o algunos documentales. En el caso de ‘Comanchería’ me parece que es un gran trabajo que me inspiró lo suficiente como para escribir una canción”. 

Creo incluso que tú mismo hiciste tus pinitos como actor…

“Aparecí en una película hace muchísimos años y también en un documental de la BBC que salió el año pasado. Lo de actuar era algo divertido, pero me interesa más lo de presentar, como en el documental que te acabo de mencionar. Trataba sobre la influencia de los irlandeses en el rock n’ roll americano y era muy interesante”. 

Volviendo al álbum, en algunos cortes has optado por versiones primerizas de la demo, ¿querías un sonido sin demasiados artificios?

“Bueno, más o menos. Lo cierto es que a veces cuando grabas una demo consigues algo que luego no podrás recuperar, da igual lo mucho que lo intentes. De hecho, para mí de eso trata la música, de capturar un instante determinado, un sentimiento o una atmósfera. En “Clown Of Misery”, por ejemplo, utilizamos la misma versión que grabamos con un iPhone. Keith y yo decidimos que no merecía la pena retocarla, ya que era muy probable que acabáramos quitando todo aquello que añadiéramos posteriormente”. 

¿Tienes planeada una gira con tu banda The Fighting Hearts o prefieres un formato más intimista únicamente con tu voz y una guitarra acústica?

“Haré las dos cosas, algunos conciertos en solitario y otros junto a mi grupo”. 

¿Hay intención de pasar por la península cuando las condiciones lo permitan?

“En cuanto hayamos superado esta pandemia, me encantará regresar a España. Creo que la última vez que estuve por ahí fue hace dos o tres años en un Rock Fest en Barcelona junto a Black Star Riders”.

¿Qué me dices de la foto antigua que se puede ver en la portada del disco?

“Muestra un accidente de coche en una carrera que solía tener lugar en Irlanda durante 1920 o 1930. Era como una competición de Formula 1 de la época, con viejos coches y otras locuras. Da la casualidad de que este evento solía pasar por delante de la granja de mi familia y en la foto de la portada se puede ver uno de los campos de la granja donde se sentaban los espectadores. Es algo muy personal para mí, ya que esa foto está relacionada con mi familia”. 

Hablando de tus orígenes, creo que la vida te cambió por completo cuando te compraste tu primera guitarra…

“Por supuesto, eso son cosas que nunca se olvidan. Me acuerdo de todos los detalles, cómo la compré en la única tienda de música que había en la pequeña ciudad en la que me crié y cómo luego fui corriendo a casa sin creerme todavía que tuviera una guitarra eléctrica en las manos. Pensé entonces: “Ya está, ahora toca conquistar el mundo”” (risas).

No te acordarás del primer tema que tocaste con ella…

“Qué va, pero algo de punk seguro…”. 

Estuviste asimismo una temporada junto a New Model Army, toda una banda de culto dentro del folk punk, ¿qué aprendiste de aquello?

“Pues me sirvió bastante para saber lo que implicaba estar en la carretera y también me enseñó mucho sobre composición. Fue una experiencia a la que le tengo mucho cariño y a día de hoy todavía soy muy amigo de Justin, el vocalista de New Model Army”.

¿Y qué hay de tu vida en la granja? ¿Hubo algo que se pudiera aplicar a la música?

“Bueno, pues que es necesario currar duro para cualquier cosa que te propongas en la vida. Trabajar en la granja me ayudó a valorar el esfuerzo y eso es algo que todavía hoy aplico en diversos aspectos. No doy nada por sentado”.


Si te has quedado con ganas de saber más, no te preocupes, porque hemos preparado otra entrevista al músico que podrás leer en el número 429 de La Heavy, que está a punto de salir.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.