adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

Entrevistas |Jorge Berceo (Zenobia)

«Me siento un ganador con lo que tiene la banda»

Por: Borja Díaz


Había muchas ganas de escuchar ‘VI’ el nuevo disco de Zenobia con el que se abre una nueva etapa para los riojanos. Al borde de los veinte años de trayectoria, y con nuevos componentes en sus filas, han demostrado que no han perdido la esencia ni la capacidad de sorprender. Después de haber disfrutado con las nuevas canciones, Borja Díaz se puso en contacto con el cantante Jorge Berceo para analizar este trabajo.

Con los cambios, ‘VI’ era un disco importante ¿Cómo lo habéis enfocado?

“Estábamos muy seguros de que, pese a los cambios, el trabajo se va a seguir haciendo como antes. En 2020 son dieciocho años de trayectoria, y es el sexto disco. Con el fichaje de Mario y con Ernesto, guitarrista y teclista, que han tenido la mayoría del peso en la composición. Delegando en los músicos de la banda y confiando en que podíamos hacer un buen trabajo. Las críticas están siendo positivas, así que contentos y tranquilos porque la gente reaccione bien”.

Y eso que cuando Víctor se fue y con las nuevas incorporaciones la gente se echaba las manos a la cabeza…

“Tampoco ha influido mucho la incertidumbre de qué va a pasar ahora. La realidad es que con Víctor hemos compuesto un disco, el ‘Alma de Fuego II’. Pero claro, han sido cinco años de la mayor exposición de la banda, cuatro giras en Latinoamérica, grandes cotas de público... Pero bueno, los músicos, como él también ha explicado, vienen y van, y nuestra premisa siempre ha sido el continuar, disfrutar haciendo canciones. Queríamos sacar el disco en primavera, pero con la pandemia se retrasó, aunque sabíamos que teníamos guardado un buen disco, que creo que sigue conservando esencias, sigue teniendo frescura, y puede seguir sorprendiendo, incluso”.

¿Por qué tomasteis la decisión de volver a las dos guitarras?

“Fue sencillo; porque en la etapa de Víctor había un poco de obligación de hacerlo todo con una guitarra. Apostamos por una persona pero decidimos dar un paso atrás para coger impulso, como se suele decir. Toda la trayectoria anterior había sido con dos guitarras, mucha gente nos preguntaba por ellas. Y ya que cambiamos de etapa, vamos a hacer que sea verdad (risas). Mario puede sorprender por la técnica, por la composición y Marcos también es muy buen guitarrista, pero sobre todo en vivo se va a notar mucho en los coros, que van a hacer ganar mucho a la banda. Antes no traíamos coros en vivo, y ahora el cabrón casi canta más que yo durante todo el show (más risas).”

Hablando de la voz, noto mucho trabajo en ese aspecto. ¿Cómo lo ves?

“Yo creo que me ha venido muy bien la etapa con Avalanch el año pasado porque te tienes que desenvolver en otros registros, eso te hace aprender. Luego también, como estuve dedicándome al cien por cien a la música el año pasado, tuve tiempo para formarme. Supongo que eso y la trayectoria de años, cosas que vas conociendo a base de cantar en vivo se tiene que notar un poco. En este disco hemos buscado un poquito que luzca más la voz, adaptando tesituras de las canciones. Supongo que es un compendio de todo esto”.

Mario ha compuesto bastante parte del disco. ¿Estabais seguros de dejar la responsabilidad en un nuevo componente?

“Sí segurísimo. Con los nuevos integrantes buscamos gente cercana, con la poder trabajar a gusto, compartir ilusión. Mario venía de Red Wine, banda con canciones muy buenas y muy bien compuestas, y cuando empezó a componer demos, ¡hostias, había bastante más calidad de lo que veníamos haciendo hasta ahora! Y desde hace varios discos me gusta contar con el resto de la banda para componer. A los inicios casi todo me lo guisaba y me lo comía yo, pero somos seis, no solo uno, yo lo entiendo así. Quizás he delegado más que nunca y me he encargado de escribir letras, de elegir con qué te apetece arriesgar, porque este disco tiene canciones que arriesgan y es muy variado”.

Eso me ha llamado la atención. ¿Habéis buscado variedad para ‘VI’?

“No es nada buscado. Hay una anécdota muy divertida: cuando hablé con Ernesto la primera vez para incorporarse a la banda él me decía que a Zenobia venía para hacer colchones y teclados para nada protagonistas. Y cuando estábamos grabando este disco y había premezclas que ya estaban sonando, su versión era la contraria, esos teclados se tenían que oír, están pensados para ser protagonistas. Pero es que sabe tanto de música y es tan bueno componiendo, cómo no vas a dejar que eso sea así, tiene que sonar porque eso es lo que está haciendo grandes las canciones. Pero cuando los músicos son buenos y hay buenas ideas, ha confluido un poquito todo en este disco”.

Algunas canciones como “El laberinto” se acercan al metal electrónico ¿Es algo buscado el explorar esos sonidos?

“Es espontáneo, no es nada buscado. Por ejemplo, me acuerdo de que Ernesto presentó la demo de “El laberinto” y me pareció que no sonaba a Zenobia ni por el forro, pero fui el que más fuerza hizo para que entrase porque veía que había mucha magia y que era un puto pelotazo ese estribillo. Algunas ideas las descartas, pero esta en concreto aunque no sonara a lo que veníamos haciendo sí merecía la pena meterla en el disco. Pero es que nos pasó lo mismo con “Una de piratas”, que dio miedo incluir en ‘Supernova’ porque no nos sonaba a nosotros y después se convierte en sonido Zenobia. Incluso “Lo llevo en la sangre”, que se ha convertido en himno de la banda, también pensamos en no meterla porque nos pareció que no sonaba a nosotros. Al final las canciones que te definen pueden ser las que crees que no suenan a ti, pero quizás esa frescura de lo no buscado es lo que funciona porque resulta más original”.

¿De qué habla la letra de “El ultimo bestión”?

“Siempre quise hacer una canción de la batalla de las Termópilas después de ver la peli de ‘300’, pero nunca encontré el lugar ni la manera. Y en este disco, después de haber escrito varias canciones con mucha carga emocional como “Jamás” o “Tu amistad”, otras en la onda de Zenobia de autosuperación, de recuperar la pasión y seguir luchando, me apetecía también incluir el ingrediente épico. Y en “El último bastión” pude desarrollar esa letra, que me hace ilusión porque siempre tuve ganas. También hay alguna pincelada épica por influencias de historias. Por ejemplo de ‘Drácula’ en “El príncipe de la oscuridad”, que trata de por qué rechaza la cruz, por qué rechaza a Dios. O “El laberinto” por ejemplo está inspirada en la película de ‘Dentro del laberinto’, en la que salía David Bowie. Son las excepciones épicas del disco”.

Confieso que “Jamás” es de mis favoritas. ¿Qué puedes decirnos de ella?

“Personalmente es mi preferida (risas). Tiene ese rollito sueco, de bandas tipo Battle Beast, Sabaton o Beast In Black. Es una composición del teclista, cómo no porque él es protagonista total. Desde el primer momento que escuché la demo me pareció un puto temazo. Y la letra... En este disco reconozco que he sudado gotas de tinta porque he intentado mejorar lo anterior, hay canciones que las he reescrito porque no me convencían. “Jamás” habla de esa figura paterna que te lo enseña todo en la vida y poco a poco te vas convirtiendo en ella. Vas asumiendo las cosas que te explicaba cuando te vas haciendo mayor, las vas entendiendo. Particularmente estoy muy satisfecho con esa canción”.

¿“La danza del diablo” es una canción dedicada a los fans del metal?

“Sí, esa es la típica canción para disfrutarla en vivo para toda la parroquia del metal. La típica canción que habla un poco de lo que sentimos con este tipo de música, con las canciones, con los conciertos. Yo creo que va a funcionar muy bien en vivo porque está pensada para que exista esa comunión entre el público y la banda. El heavy o el rock tienen esa pasión por ese estilo musical”.

¿Habéis hablado de cómo van a ser los directos, qué repertorio? Además, Víctor tenía mucha presencia escénica.

“De este disco bastantes canciones van a formar parte de los directos, estamos preparando unas seis, porque creemos que lo merecen. Se presenta disco, pero además las canciones creo que pintan bien en vivo, que la gente las va a recibir bien. Además, al estrenar formación siempre hace más ilusión a toda la banda defender unas canciones que sientes como tuyas y que están recién paridas. Y sobre el espectáculo encima del escenario, Víctor encima del escenario tiene muchísima personalidad, es un crack, pero cuando hemos buscado los nuevos fichajes no hemos pensado en poner un parche a eso. Sencillamente vamos a salir a defender las canciones, y pienso que es suficiente, son lo principal y si gustan creo que el concierto se desenvolverá perfectamente”.

¿Salir directamente a tocar y a disfrutar como en los inicios?

“Yo creo que eso ha sido así siempre, al menos por mi parte, pero también puedo hablar por el resto de la banda, el salir sobre el escenario a disfrutar. Yo creo que en todas las bandas, además, lo principal es salir a disfrutar porque eso después se traduce en el público, eso lo ve, lo siente y easí s como mejor se lo pasa. Yo creo que esa es la idea primordial para dar un directo”.

Al contar con dos guitarras. ¿Pensáis recuperar canciones de los primeros discos?

“Nos hemos planteado recuperar “Militia Est Vita” del anterior disco, ‘Alma de Fuego II’. Nunca se ha tocado, no se quería tocar, pero es una canción buena que merece estar en un escenario. Por lo demás, las dos guitarras hacen que suene muy potente. Lo que va de ‘Supernova’ hacia atrás sonará más parecido a cómo era originalmente y las canciones de ahí en adelante se han arreglado para incluir doblados de guitarra o alguna filigrana que siempre es atractiva”.

Eres el único miembro que queda de los inicios. ¿Qué valoración haces de la trayectoria de Zenobia?

“Pues muy positiva. Yo siento que para mí ya he triunfado. Hace años hablaba con una persona y yo le decía: “Mira, el haber ido a Latinoamérica a tocar con mis canciones, que nuestra propia música nos haya permitido conocer otros países, para mí eso ya es triunfar”. Él me decía que triunfar en la música es hacerte millonario. Yo entiendo que ya he triunfado, me siento un ganador con lo que tiene la banda. Con haber completado cuatro giras latinoamericanas. Con cada disco tienes la posibilidad de girar aquí y girar allá. Que hay tanta gente a la que le gusta tu música, que escucha tus canciones, que les gusta verte en vivo y que hacen posible todo esto. Pues me sorprende mucho porque cuando empecé con la banda con 15 años no me lo hubiera imaginado nunca. Pero la verdad es que todo lo que he vivido en Zenobia me hace sentirme feliz y orgulloso del trabajo de todos en la banda”.

¿Algo más que quieras añadir?

“Recordar el concierto del 3 de octubre en Universo Rock en Pinto, que les animamos a venir. Entendemos que la cosa está muy difícil y que la gente tenga miedo por la situación, pero bueno, será el concierto para presentar el disco. De momento no vamos a cerrar nada más. Cumplimos con tres festivales que ya estaban anunciados de antes, con los showcases acústicos de estas dos semanas, y nada, que se animen a escuchar el disco, que seguro encuentran algo que les guste”.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Borja Díaz

1 comentario

  • Juandie dice:

    Que pedazo de tema más potente y pesado como es BUSCANDO UNA LUZ y su videoclip esta de puta madre. Aunque falte uno de sus miembros mas carismáticos como Victor de Andres sin duda será otro gran álbum de los riojanos ZENOBIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.