lulu

Entrevistas |Martín Méndez (White Stone)

«Estar en Opeth fue una escuela para mi desde el primer día que entré en la banda»

Por: Yorgos Goumas


Piedras Blancas es un barrio del noroeste de la ciudad de Montevideo. y es donde nació y creció Martín Méndez antes de emigrar a Suecia y convertirse en bajista de los Opeth en 1997. Ahora, Méndez nos presenta su primera aventura en solitario, donde no solamente vuelve a sus raíces deathmetaleras, sino que reivindica sus raíces uruguayas: desde el título del disco, ‘Kuarahy’ (sol en guaraní) hasta el logo de su banda, White Stones, que reproduce el sol de la bandera uruguaya. Acompañado por Eloi Boucherie (Vidres a la Sang) en la voz y Jordi Farré en la batería, aparte de las colaboraciones de Frederik Akesson (Opeth) y Per Eriksson (Bloodbath, ex-Katatonia), Méndez (recién reubicado en Barcelona) muestra estar contento y aliviado por haber podido dar rienda suelta a sus propias inquietudes musicales, libre de las ataduras con Opeth, y Yorgos Goumas quiere saber más al respecto.

¿Cuándo empezaste a componer los temas de este proyecto?

“La verdad es que llevo componiendo desde mis inicios como músico, y además compongo cosas fuera del ámbito metalero: me gusta experimentar con el jazz, la psicodelia e incluso el hip hop. Para este proyecto en particular empecé el día siguiente de la última fecha de la última gira con Opeth para el disco ‘Sorceress’ (2016), y eso que estaba totalmente reventado después de un año y medio de gira. Sin embargo, de alguna manera, me desperté la mañana siguiente con ganas de crear música, y no solamente esto, sino que en un par de días ya tenía el primer tema completo. Me sentía inspirado, y quise aprovecharme de aquella racha, aunque por entonces aún era la historia de siempre: iba a componer música para mí, sin pretensiones de montar una banda o grabar un disco ni nada por el estilo. Cuando acabé teniendo unos seis temas, decidí animarme un poco más de lo habitual, y empecé a preguntar a gente si estaba interesada en grabar estos temas conmigo. En principio me iba a encargar de las voces, pero la verdad es que el resultado dejaba bastante de desear pero tuve la suerte de contar con Eloi Boucherie no solamente como vecino del barrio sino también como propietario del estudio donde grabé los instrumentos (Farm of Sounds). Afortunadamente, también accedió a la hora de prestar sus cuerdas vocales en este proyecto. Como te dije, no tenía más expectativas de este proyecto que grabar los temas e imprimir unas 500 copias físicas en formato de EP por mi propia cuenta pero de repente llegó la oferta de Nuclear Blast, así que tuve que componer cuatro temas más para tener un LP”.

Portada de ‘Kuarahy’

¿Piensas llevar este proyecto en la carretera?

“Más que hacer una gira propiamente dicha, estoy pensando en los festivales y fechas concretas. Como el mánager y el sello es el mismo tanto para White Stones como para Opeth, eso facilita las cosas a la hora de que no haya conflictos de fechas, y ya he dejado claro al manager que mi prioridad a la hora de los directos son Opeth. Dicho sea de paso, para los directos vamos a tocar como quinteto con un guitarrista principal y otro rítmico (Joao Sassetti y Albert Martí respectivamente)”.

¿Qué aspectos de los charrúas, los indígenas de tu región, son los que más te fascinan?

“Eran gente indomable y brava. De hecho, al día de hoy se usa la frase “garra charrúa” para denominar la capacidad y la fuerza que posee uno que le permite vencer cuando lo tiene todo en su contra. Desgraciadamente, la cultura charrúa no se enseña en los colegios, así que todo lo que sé de ellos lo sé por lectura propia”.

La portada me recuerda a los murales reivindicativos de los años 70 y 80 tan típicos en América Latina...

“Sí, entiendo lo que quieres decir, pero la portada es de un artista catalán,  Manuel Molí (1936-2016). Resulta que mi mujer, quien está coleccionando a su obra, llegó a conocer personalmente a la mujer del pintor y le compró el cuadro que aparece en la portada para regalármelo. Aquello fue unos meses antes de empezar a pensar sobre el diseño del disco, y cuando llegó el momento pensé que el cuadro encajaba perfectamente con el concepto del disco”.

¿Por qué elegiste el inglés para escribir la letra de las canciones?

“La verdad es que en un principio pensé en hacerlo en castellano, pero personalmente me costaba muchísimo hacer gutural en este idioma, así que decidí hacerlo en inglés, un idioma con el que además estoy más familiarizado a la hora de hacer música debido a Opeth, por supuesto”.

Hay ciertos elementos progresivos en tus composiciones. ¿Se debe esto en tu militancia en Opeth?

“No lo podría negar después de estar en la banda desde hace 23 años (risas), aunque nunca compongo con la premisa de sonar a tal o a cual”.

¿Qué cosas aprendiste de Mikael Åkerfeldt a la hora de producir tu primer disco en solitario?

“Obviamente, estar en Opeth ha fue una escuela para mi desde el primer día que entré en la banda en todos los aspectos: desde el sentido de profesionalidad, las ganas de hacer algo bien, como mantener el enfoque en lo que haces...”.

He leído que fuiste tú quien convenció a Mikael que se alejara del death...

“(Risas) Yo también lo he leído, y bueno, ellos le dan una vuelta a la tortilla. Lo que pasó es que Mikael me puso a escuchar a tres demos de los temas que se iban a incluir al disco posterior al ‘Watershed’ (2008). Ya sabía que Mikael ya tenía la inquietud de hacer algo diferente por entonces. Después de veinte años de amistad uno ya llega a conocer a una persona bien, así que cuando escuché las demos enseguida me di cuenta que Mikael hacia algo con el que ya no estaba a gusto. Le pregunté si lo que acababa de escuchar representaba lo que de verdad quería hacer, y me dijo que no así que le respondí que para Opeth tenía componer lo que le salía del corazón, tal como lo había hecho hasta entonces. Cuando oyó esto, Mikael se sintió aliviado porque fue entonces cuando supo que iba a tener un punto de apoyo, mi apoyo, fuera cual fuera el cambio de rumbo musical. Al día siguiente, me envió un mensaje de texto diciéndome que había borrado todas las demos y que ya había compuesto una nueva canción entera: “The Lines in My Hand” (‘Heritage’, 2011). Como ves, tampoco es que le puse una pistola en la cabeza para que cambiara de estilo (risas)”.

¿Qué bandas te han influenciado como compositor?

“Para mí, Morbid Angel siguen siendo al día de hoy la mejor banda de death metal, y a partir de allí me encantan Napalm Death, Obituary, Sepultura...”.

¿Qué recuerdos tienes de la escena metalera en Montevideo?

“Poder tocar en una banda significaba hacer muchos sacrificios: desde encontrar un local de ensayo y adquirir instrumentos musicales hasta convencer a los amigos que acudieran a los recitales. Incluso poder adquirir los últimos lanzamientos metaleros era difícil ya que sólo contábamos con una tienda de discos especializada. De hecho, como crecí en un barrio humilde de Montevideo, no adquirí mi primer CD hasta los 18 años, cuando ya había emigrado a Suecia; hasta entonces sólo había intercambiado casetes con amigos, y lo que conocía del heavy era por la radio. Empecé a escuchar al metal con doce años, gracias a mi primo que era mayor que yo y se movía en otro ambiente, y era él quien me conseguía cintas de Nuclear Assault, Ratos de Porão, Sepultura, etc. Había tan poca información que ni siquiera sabía cómo se veían los miembros de las bandas: creía que todos los músicos del death metal eran una especie de Jabbah el Hutt (risas). Así era mi fantasía de niño de entonces. Por otra parte, creo recordar que por entonces la gente estaba más metida en el punk que en el heavy. Bueno, mi primer concierto fue uno de la banda argentina de death metal, Vibrion, y aquello fue toda una revelación para mí”.

¿Sigues manteniendo un contacto frecuente con Uruguay?

“La verdad es que no, por lo menos de manera física. Estuve allá por última vez hace cinco o seis años con Opeth, pero el lazo emocional sigue intacto obviamente. Mis padres y mis hermanos viven en Alicante, pero mis abuelos, algunos primos y amigos siguen en Uruguay, y con ellos mantengo el contacto a través de Internet”.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Yorgos Goumas

1 comentario

  • Juandie dice:

    Interesante proyecto musical el que se ha marcado Martin Mendez como son WHITE STONE a través de algunos músicos de la escena metalera de nuestro pais que componen este proyecto. Habrá que pegarle una merecida escucha a este nuevo álbum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.