bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
soul teller
grimner
beyond dystopia
haches
javier rodriguez jimenez

Entrevistas |Edson Ortega, Raúl Cárdenas, Félix Meza, Oscar Klassen y Fabio Alessandrini (Séptimo Ángel)

«Queremos que el metal vuelva a ser un movimiento cultural y no una cultura sin movimiento»

Por: Borja Díaz

'Teoría del caos' es el título del octavo disco de estudio de los mexicanos (con permiso del italiano Fabio Alessandrini, batería también de Annihilator) Séptimo Ángel. Pronto estarán compartiendo escenario con Mägo de Oz dentro de la gira 'Al Abordaje!!' de los de Di Fellatio, y Borja Díaz se puso en contacto con la banda al completo: Edson Ortega (guitarra), Raúl Cárdenas (bajo), Félix Meza (guitarra), Oscar Klassen (voz), y el citado Fabio Alessandrini, para traernos la más interesante y completa entrevista posible.

Este es ya vuestro octavo trabajo. ¿Cómo se afronta?

(Edson) "Este nuevo disco se gesta en medio de una etapa muy complicada para toda la humanidad. Nos propusimos lograr un álbum que se fortaleciera por la naturaleza del confinamiento y de todos esos sentimientos que surgieron durante su proceso".

(Félix)"Con cada disco o tema buscamos una constante mejoría. Este nació del encierro de cinco locos en una pandemia, de ver cómo el mundo cae y busca reorganizarse".

(Raúl) "Y, sin duda, después de 'Legión', quedó un nivel alto. El primer reto fue sobrepasar ese nivel, con un sonido más fresco que el de álbumes anteriores y con el sello de los nuevos integrantes".

(Oscar) "En mi caso, pues se afronta con mucha responsabilidad, por toda la trayectoria que la banda ya tiene y por gente como Barilari, Bertoncelli o Diego Valdéz, que ya ha trabajado en temas de Séptimo Ángel. Vocalmente, quisimos dar un golpe conciso y mostrar exactamente qué es lo que somos y cómo queremos presentarnos ante el público fiel y el que pueda venir, a raíz de 'Teoría del Caos'".

(Fabio) "Para mí fue el mismo proceso, porque fue remoto. Solo que en esta ocasión, la idea era muy estructurada. Primero escuché los demos un par de veces para saber qué usar, qué arreglos se me venían a la mente, dónde iría la batería y dónde no. Así es como aporté mi parte. Creo que lo escuché diez días seguidos de camino al estudio y supe lo que me encantaría hacer. Espero que en el siguiente álbum podamos estar los cinco en el estudio, si el Covid lo permite".

Potencia y melodía se unen en vuestros temas. ¿Cómo veis este nuevo disco con respecto a vuestros anteriores trabajos?

(O) "Volteamos de cabeza el proceso de composición previo. Hay temas que han sido compuestos desde las voces y luego la música. Algunos han nacido de la letra. Las melodías vocales son tan importantes como cualquier instrumento en el heavy metal y, a menudo, se dejan al final, como adorno, cuando deben ser la base. Sin embargo, la melodía no basta. Aquí tiene que ser memorable a nivel musical y lírico para que se quede en un tema. Porque si no estamos presentando exactamente lo que somos, no podemos ser diferentes al resto de los músicos".

(Fa) "En mi caso, no es que quisiera cambiar lo que han hecho por 20 años sino que, a raíz de todo lo que he aprendido con Annihilator (yo era una baterista completamente diferente antes) sé que las cosas que no deberían funcionar, suelen dar grandes resultados. Entonces me aventuré a dejar fluir mi creatividad. Todo se resume a crecer con Jeff y cómo he aprendido a manejar los conceptos de matices, dinámicas y toques sutiles, que hacen que una producción suene como una máquina bien aceitada pero no perfecta. No se trata de perder el alma. Traté de ser yo al cien por cien, sin comprometer la idea. Y creo que funcionó, porque el disco suena genial".

(E) "Encontramos una sinergia muy sólida y contundente entre los miembros de la banda, dando como resultado un álbum más maduro en relación a nuestros discos anteriores, en los cuales trabajamos de manera más dispersa y aún no alcanzábamos a percibir ninguna conceptualización; a diferencia de «Teoría del Caos», en el cual hay un concepto muy claro y sabíamos a donde queríamos llevar la grabación en todo momento".

(Fe) "Este disco es nuestra manera de resistir. Buscamos proyectar temas comprometidos con el progreso social, temas con potencia levantando la voz contra el enemigo en común".

(O) "Hacemos lo que nos nace, y adelanto que no creo que nos nazca un mensaje ambiguo y posmoderno, de esos de introspección absoluta, pero sin juicio. Ojalá que nunca".

José Broseta, Clau Violette, Óscar Lujuria, Hugo Bistolfi… la lista de colaboraciones es de nivel. ¿Cómo surgen?

(Fa) "Yo he tocado algunos festivales en España con Annihilator, pero lamentablemente nunca hemos podido ir a festivales Latinoamericanos y a muchos de los chicos no los conocía, pero ahora los conozco y es un placer. Llegué a un punto en el que tuve que dejar de escuchar a bandas nuevas porque ya no cabían en mi cabeza. Aunque claro, las que más me suenan son Mägo de Oz y Saratoga. Lo que sí sé es que no basta con escuchar su música. Las mejores experiencias que he tenido para conocer a un músico es girando con ellos. Ojalá que pronto podamos hacerlo".

(R) "Para nosotros, que sí tenemos marcada la influencia del metal en español, fue fácil elegir a quiénes nos gustaría invitar. Todos los invitados surgieron de acuerdo a cómo cada tema necesitó de su toque, para dar ese mensaje claro al que se quiso llegar".

(E) "Al componer algunos de los temas, descubrimos que había ciertos matices o paisajes sonoros que se beneficiarían de las participaciones específicas. Cada uno de los invitados a participar enriqueció las canciones exponencialmente, creando los resultados deseados y superando nuestras expectativas. Cabe destacar que al invitarlos a ser parte del disco, cada uno de ellos respondió de manera calurosa y siempre atentos con nosotros, logrando así un trabajo impresionante".

(Fe) "Nada en este disco fue una coincidencia o casualidad. Nos rodeamos de músicos de calidad, afines a nuestro proyecto, para poder mostrarlo al mundo. Nos sentimos honrados de que pertenezcan a esto".

(O) "Obviamente es gente que admiramos, pero como dice Edson, sus voces o instrumentos eran justo lo que los temas necesitaban. Hugo marcó a una generación de metaleros latinoamericanos con su Hammond, Óscar siempre ha sido una voz referente en el heavy metal político (el mejor, por cierto). Y los más jóvenes, ¡pues qué decir! José Broseta debe tener la voz más teatral en el metal, además de potencia. Clau es una frescura, por su talento, su actitud y su versatilidad musical. Estamos maravillados con ella y con los chicos de Astray Valley, así como con Sharon Portilla, que tiene una voz impresionante y representa a la siguiente generación del metal mexicano con Blind Hex". De Día Sexto, pues, ese quizá fue un pecadillo mío, porque Sons of Aguirre es una banda impresionante que me gusta bastante. Y su carrera en solitario también es maravillosa. Además de que a nivel ideológico congeniamos bastante". ¡Y Edu es el más grande! Músico, ingeniero, productor de primera calidad. ¡Hace falta que España vea lo que tiene ahí en Singularity Studio!"

Las letras son muy comprometidas con la sociedad y el día a día. ¿Hacia dónde apuntáis en este álbum?

(E) "Séptimo Ángel siempre ha tenido la intención de tener un mensaje, una historia o algo que nos conecte directamente con nuestros oyentes, pero creo que con la inclusión de Oscar Klassen en esta nueva etapa de la banda, la parte literaria se conjugó de una forma asertiva. ¡Es un gran letrista! Eso permitió que la fluidez del mensaje fuera muy clara y concisa".

(O) "Yo entré al metal para encontrar refugio, porque nunca me ha gustado el mundo. Gente como Mustaine antes de votar por los republicanos, y Txus antes de que España fuera campeón del mundo, por ejemplo, me enseñaron a no callarme nada, pero a buscar gracia para decirlo. Ya con el tiempo aprendí bien en lo que creo y, bueno, esto es lo que busco. Personalmente, las letras apuntan a la organización y a la disciplina que esta conlleva, en su mayor parte. Queremos que el metal vuelva a ser un movimiento cultural y no una cultura sin movimiento. Aunque también hay otros temas donde se usa más la pluma que la hoz y el martillo (risas).

“En carne propia” habla de un asesino en serie que busca redención. ¿Hay alguna historia real detrás?

(O) "Está ligeramente basada en Ed Kemper, pero solo lo del asesino en sí, en cosas que conocí de él y de sus actos. Sin embargo, es una especie de prueba para intentar amarrar la literatura y el Heavy Metal, que son cosas que deberían ir hermanadas. Y la redención es un pilar literario, como lo es la muerte, el desapego, la ira. Todo eso está en el tema. Tenemos tres personajes: José, como el asesino en su juventud; Sharon, como la madre y víctima, aunque luego se convierte en la conciencia del mismo asesino; y yo, como el asesino en el presente.
Conforme avanza el tema, José nos cuenta el porqué de su odio y su ira ciega. Sharon responde obligándole a tomar responsabilidad de su locura y, después de ocho minutos de tema, mi personaje y el de José se funden en uno mismo, y cometen el horrendo crimen que, aunque le da paz a su alma por unos segundos, no es nada duradero; su conciencia termina dictándole sentencia y dejando claro que "la única enmienda que puede absolverte es experimentar la muerte en carne propia". En realidad es mi tema favorito del disco y espero que, en el futuro, trabajemos con este tipo de canciones y letras, porque en el metal hay mucho qué hacer todavía.

El título del disco es ‘Teoría del caos’ y viendo la portada. ¿Por qué llamarlo así? ¿Tiene que ver con la pandemia?

(Fe) "En efecto, fuimos motivados por el encierro, viendo cómo todo colapsaba o cómo tanta gente perdía a sus seres queridos. Fueron momentos difíciles a los que todavía no nos acostumbramos y, como artistas, buscamos expresar ese cúmulo de sensaciones que hemos aprendido a sentir desde el 2020".

(R) "La pandemia solo es de donde parte toda la idea de 'Teoría del Caos'. El disco va enfocado a toda injusticia que se vive día a día, la inseguridad, la corrupción, a todas las víctimas que se suman por la mala toma de decisiones de un gobierno. Incluso a las consecuencias de todo este desplome, en "Matar o morir", por ejemplo, que es un tema abordado de manera diferente".

(E) "Toda la humanidad fue golpeada por la pandemia de muchas maneras inimaginables. Los sistemas que creíamos seguros y estables se derrumbaron en cuestión de días, generando un caos a nivel global. Sin duda hay una inspiración directa con la pandemia ya que, como sabemos, el orden establecido estaba pendiendo de un hilo y esto ha dado pie a replantear nuestro papel en la sociedad. Quisimos dar voz a esa gama de sentimientos que las personas experimentaron, esto ayudó al surgimiento de cada tema y, a nivel artístico o visual, el arte de portada, a cargo del artista argentino Alejandro Blasi, nos fascinó y se fundió de manera natural con las canciones".

Habéis contado con Fabio Alessandrini en la batería. ¿Qué os ha aportado?

(O) "Más problemas que soluciones (risas). Fabio es un excelente músico. Creativo de más. Y trabajar con un tipo que trabaja con un grande como Jeff Waters, sin duda, te hace crecer y esforzarte al máximo en el estudio y en vivo. Cuando estuvimos tocando con él, el año pasado, nos quedamos boquiabiertos con su profesionalidad, habilidad y capacidad para comer picante. No lo hace mal, para ser europeo e italiano".

(Fe) "Fabio es un músico impresionante que aportó bastante a la construcción de este álbum. Y lo que es más importante, es que es una excelente persona con la cual congeniamos de inmediato. Él supo lo que buscábamos, adjunto a eso su calidad musical y la potencia con que hizo los temas fueron un factor determinante para este proyecto".

(R) "Félix tiene razón, aportó bastante. Una estructura de cada canción increíble, un doble bombo brutal que retumba en tu cabeza y unos arreglos que te dejan con la boca abierta".

(E) "Creo que Fabio llevó este disco a un nuevo nivel cualitativo e interpretativo, donde los temas adquirieron una fuerza implacable, ya que él también se sumó al mismo sentimiento que veníamos creando".

(Fa) "Conozco a Oscar desde hace mucho tiempo y sé que le gusta cómo toco y que le gusta mi trabajo en Annihilator, así que fue sencillo hacer mi parte. Relacionarme con Edson, Félix y Raúl fue fácil, porque todos hablamos de lo mismo y queremos lo mismo. Sobre todo, el tiempo que estuve en México con ellos ayudó a fortalecer los lazos con la banda entera. Ahora solo sé que ya no puedo esperar a volver a México y tocar con mi banda mexicana favorita".

A pesar de compartir el mismo idioma no se termina de producir un intercambio de bandas entre España y Latinoamérica. ¿Qué creéis que falta para hacerlo realidad?

(Fa) "Creo que el metal ya es un idioma en sí. Si piensas en Judas Priest  del ‘76 o el ‘77 con 'Sin After Sin' o 'Stained Class', los clásicos antes de 'British Steel', ya había heavy metal. O en el ‘72 con 'Machine Head', de Deep Purple. Estamos hablando de 50 años, y la fórmula es la misma. En ningún otro género se da esto. Ya somos nuestro propio lenguaje. Obviamente hay bandas que tienen más suerte que otras o quizá son ampliamente superiores y entran al mercado como fenómenos globales, como Accept y Kreator que, siendo alemanes, pueden llenar salas en Estados Unidos o México, pero si hablo de Vanadium de Italia, o Strana Officina, que son geniales, pero no entraban en el mercado y nunca tuvieron oportunidad de ser grandes, aunque Vanadium sí tocó en el Marquee. No importa si vives en México, en Colombia o en Finlandia, todo se reduce a que tu canción se adecue al mercado y se promueva, porque si lo piensas, hermandad ya hay. La prueba es un festival masivo, donde ves a suecos, italianos, españoles… Quiero decir, yo soy italiano y toco con una banda de Canadá y ahora con una en México. Todos amamos el metal y nos comunicamos igual cuando toco con Annihilator o con Séptimo Ángel".

(O) "En México, por lo menos, la identidad del metal no está muy definida. Luzbel lo hizo de manera contundente hace 35 años con 'Pasaporte al Infierno' y, desde entonces, se trata más de jugar a disfrazarse de metal extranjero que de encontrar nuestra voz. España no tiene eso. España ha formado un movimiento que crece y brilla por lo que es y lo que ha construido.
Latinoamérica es tierra de sufrimiento, de poetas, de gente que dio la vida por sus ideas y, a menudo, en su metal, es más fácil escuchar sobre vikingos y aflicciones intangibles que sobre la realidad de Latinoamérica. Además de que la belleza de nuestra lengua es poco explotada en el género. Hay bandas que lo han hecho, claro, pero hasta que no sea esta una regla para entrar al juego, España y Latinoamérica ni siquiera estarán jugando en la misma liga. Y claro está, las bandas españolas también deberían hacer un esfuerzo por conocer lo que hacemos. Somos más que un público masivo, aquí hay mucho por hacer y aún podemos crecer, como músicos hermanados por la misma lengua".

(R) "Comparto, sobre todo, este último punto. Se podría empezar con una relación más amistosa y el apoyo de bandas locales hacia las bandas que llegan de visita a su país. Ser recíprocos con la hospitalidad puede tender los puentes necesarios".

(E) "Creo que una de las consecuencias y enseñanzas positivas que está dejando la pandemia, es la unidad. Las colaboraciones artísticas entre ambos continentes están fraguando el principio de relaciones más fuertes. Es algo que sin duda está cambiando para bien, porque nos hemos dado cuenta de que somos un mismo ente bajo los mismos problemas. Por nuestra parte, estamos luchando día a día por poder visitar Europa y llevar 'Teoría del Caos' en vivo tantas veces como sea posible. Esperemos que se den las condiciones necesarias para realizarlo".

(Fe) "Además de esto, hay una tremenda falta de estrategias para el desarrollo de los artistas en territorios ajenos. Este es un gran problema que enfrenta la música independiente. También está la escasez de impulsores en los medios de comunicación masiva, ya que son escasos los medios dispuestos a ampliar su gama de programación y dar cabida a las nuevas propuestas. Y es por esto, principalmente, que agradecemos a Mariskal por poner el ojo del otro lado del mundo".

Escucha 'Teoría del caos' en Spotify:

Borja Díaz
Últimas entradas de Borja Díaz (ver todo)
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Borja Díaz

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *