ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

Entrevistas |Madeleine Liljestam y Rikard Ekberg (Eleine)

«Ver un concierto en streaming es como ver un videoclip de larga duración»

Por: Yorgos Goumas

Otro lanzamiento muy en línea con estos tiempos que vivimos es el de los suecos Eleine, ‘Dancing in Hell’, en el que, con su metal sinfónico, hablan sobre los demonios que todos llevamos dentro, nuestro infierno personal, agravado por la complicada y harto incierta situación actual, y cómo afrontarlos. En esta charla con Yorgos Goumas, participan tanto la frontwoman Madeleine Liljestam como el guitarrista y vocalista Rikard Ekberg.

¿Por qué elegisteis al metal sinfónico como medio de expresión musical?

(M) “Siempre me ha llamado la atención el lado grandilocuente de la música. Desde que era adolescente, me gustaban mucho bandas como Dimmu Borgir, Cradle Of Filth o Rotting Christ. Aunque están en el lado más extremo del metal, los dos primeros mantienen esos elementos sinfónicos, mientras que Rotting crea ambientes amenazantes y evocadores a la vez. Si mi registro vocal fuera como el de Shagrath o de Sakis (Tolis), probablemente habría formado una banda de black sinfónico”.

(R) “No os lo vais a creer, pero no escuchamos tanto al metal sinfónico, y las bandas que mencionó Madeleine serían lo más cercano a este campo que preferimos escuchar. Cuando empezamos a componer, el metal sinfónico oscuro es lo que nos salió de manera natural, ya que fue la voz de Madeleine la que nos dio las primeras pautas sobre cómo proseguir”.

Hay dos temas, “Enemies” y “All Shall Burn”, que ya habían sido incluidos en el EP del año pasado (‘All Shall Burn’). ¿Quisisteis darles una segunda oportunidad?

(R) “No, para nada. Un EP a menudo sirve como puente entre un LP y el siguiente, y este fue nuestro caso. Además en un EP, una banda puede hacer cosas diferentes y en nuestro EP decidimos incluir una versión del “Mein Herz Brennt” de Rammstein, una banda de cabecera de nuestra adolescencia. Tanto los temas del EP como de este LP fueron compuestos a la vez”.

Vuestra primera gira fue con Moonspell. Tiene que haber sido una buena escuela para vosotros, ¿verdad?

(R) “Fue un auténtico bautismo de fuego para nosotros. Aprendimos muchas cosas sobre la marcha, pero lo más importante fue darnos cuenta que realmente lo que más nos gusta es estar de gira, tocar sobre un escenario y conocer a gente nueva, aunque antes hayamos tenido que conducir una furgoneta durante nueve horas. Todo eso empezó cuando Madeleine envió a Fernando (Ribeiro) un email con nuestro debut incluido y le dijo que sería fantástico que llegáramos a hacer algo juntos. Pocos días después, Fernando respondió diciendo que le gustaba lo que hacemos y que seguramente haríamos algo juntos; así es como acabamos teloneando a Moonspell, en resumidas cuentas, obviamente”.

Se podría decir que este es vuestro disco más heavy y oscuro debido a la frustración e incertidumbre que genera el Covid-19. Sin embargo, el disco fue compuesto antes de todo esto…

(R) “Cuando uno pasa por momentos difíciles a nivel personal (tanto Madeleine como yo sufrimos pérdidas en el entorno familiar) es normal que el dolor y la rabia se vean reflejados en la expresión artística. Hay una temática que une a los temas del disco, y es que cuando uno está atrapado en su propio infierno, o puede elegir tirarse a las llamas directamente o intentar esquivarlas para poder salir de allí. Este intento puede parecer un baile según uno va esquivando las llamas que intentan alcanzarle, y de ahí el título del disco”.

¿Cómo surgen vuestras composiciones? Tocando la guitarra o el piano, soñando con una melodía y por la mañana correr a grabarla…

(R) “Acabas de dar la respuesta (risas). A nivel personal me veo influenciado también por las bandas sonoras de los videojuegos y de los anime. Por ejemplo, la outro del disco, ‘The World We Knew’ surgió a raíz de ver un episodio de la serie de anime Angels of Death (basada a su vez en el homónimo videojuego). Tuve que ponerlo en pausa para ir al piano y tocar la melodía que se me había venido a la cabeza. Melanie, tal como dijiste, sí que ha soñado con alguna que otra melodía la cual, posteriormente, la elaboramos en el estudio. Básicamente, se trata de componer lo que salga del corazón, lo que nos hace sentir bien a nosotros y no intentar adivinar los gustos del público o seguir las modas.

(M) “Por otra parte, tanto Jesper (Sunnhagen, batería) como Anton (Helgesson, bajo) se unieron a la banda en 2018, y es por eso porque aún no han contribuido tanto a nivel compositivo. Sin embargo, esperamos que para el futuro nos enriquezcan con sus propias ideas si ellos también lo desean”.

Hablando de los demás miembros, tenéis a un guitarrista solamente para los directos y antes contabais también con un teclista. ¿Tenéis pensado volver a ampliar la formación?

(R) “No de momento, ya que las partes orquestales están pregrabadas en nuestros directos de todos modos. Además, como comprenderás, el formato de cuarteto es más manejable que un quinteto o sexteto”.

¿Hubo algún tema que resultó ser de lo más desafiante a la hora de completar?

(R) “Sé que suena a cliché, pero todo el disco fue un desafío para nosotros. Aun así, Anton nos ha dicho que el tema que da el título del disco es muy difícil para él ya que tiene que tocarlo con los dedos en lugar de con la púa. Por lo que a mí concierne, mencionaría “Crawl from the Ashes” porque hay varios matices que hay que tener en cuenta mientras cambio de una melodía a otra. Es lo que hay cuando uno compone mentalmente y no por medio de partituras”.

(M) “Para mí, lo es “Where Your Rotting Corps Lie”, porque habrá que usar un tono de voz muy agudo en el estribillo mientras me estoy moviendo sobre el escenario”.

A mí me da que este último tema, y lo digo por el su título, contiene rencor e ira hacia algo o alguien…

(R) “Exacto. Es el único tema del disco que trata del engaño y la posterior venganza. Es sobre cómo dejar que los cuerpos de tus enemigos se pudran mientras tú estás de pie, todo empoderado encima de ellos, y miras cómo sucede”.

Rikard, dijiste que no compones con partituras. Sin embargo, compones las partes orquestales…

(R) “Exacto. Además para este disco he hecho los arreglos también, ya que la persona que nos ayudaba con esto en los discos anteriores no estaba disponible. Tardé una semana en aprender la programación básica, y a partir de allí poco a poco empecé a programar los arreglos y elegir los sonidos más apropiados desde la fonoteca digital. Consecuentemente, ahora podemos presumir que somos responsables de nuestro sonido a 100%, desde la composición hasta la grabación ya que tenemos nuestro propio estudio, aunque las voces y la batería las grabamos en los estudios Panic Room (Nocturnal Rites, Soilwork), donde hicimos las mezclas y masterización también”.

(M) “En este punto, me gustaría destacar el hecho que Thomas “Plec” Johansson, el ingeniero de sonido del estudio con quien colaboramos, sabe cómo hacer que el conjunto suene fenomenal sin que las voces queden solas en primer plano, haciendo así que el conjunto suene a karaoke, algo que suele pasar con otras bandas del estilo; todo está muy bien equilibrado”.

“Die from Within” es tan épico que incluisteis una versión orquestal extra…

(M) “Este tema es el que está más relacionado con la temática de la pérdida de un ser querido, y nos gusta tanto que pensamos que merecía hacer una versión con sólo las voces y los arreglos orquestales”.

“Ava of Death” engancha desde la primera escucha…

(R) “Buscábamos un título que no sonara a cliché, y la idea original era titularlo “The Voice of Death”, pero, obviamente, suena a cliché. Pues resulta que “ava” en farsi significa “sonido armonioso o natural”, así que nos gustó esta dicotomía”.

También hay más voces guturales por tu parte, Rikard…

(R) “No fue algo premeditado, simplemente pensamos que era lo que los temas nos pedían. Es más, te daré un ejemplo donde finalmente quitamos mi voz gutural: fue en el tema “As I Breath”. Al inicio, como tiene toques de death melódico, pensamos que la voz gutural le vendría que ni pintada, pero en la demo no nos convenció, así que prescindimos de ella, así de simple”.

¿Cómo afrontáis la situación actual siendo músicos profesionales?

(M) “A mí personalmente al inicio me afectó bastante, ya que la primera cuarentena nos pilló en plena gira con Myrath, cuando habíamos cumplido más de la mitad del recorrido. Recuerdo que la noche antes de la imposición de la cuarentena estábamos en Alemania y tuvimos que volver a Suecia desde Dinamarca vía ferry. Afortunadamente los ferrys seguían funcionando, así que entramos en Suecia justo a tiempo. Puede que fuéramos la última banda que volvió a Suecia justo a tiempo. Era como una película de suspense, viendosi llegábamos a tiempo o si nos íbamos a quedar a Dinamarca confinados; para morderse las uñas. Después del mazazo de la cancelación del resto de la gira, vimos cómo el resto de nuestras fechas tanto con Eleine como con algunos otros proyectos (acústicos, etc.) que Raikard y yo tenemos en Suecia también se cancelaban de un día para otro. He estado entrando y saliendo del estado de depresión a lo largo de este año porque nadie sabe cuándo va a terminar todo esto, pero aún así decidimos seguir adelante con el lanzamiento del disco, aunque no podremos promocionarlo sobre los escenarios durante una larga temporada, según parece”.

(R) “Los gremios de los músicos, los técnicos, los promotores, etc. están en la cuerda floja ahora mismo, pero también lo están los melómanos que echan de menos ir a un concierto, a un festival, socializar con sus semejantes o incluso encontrar un punto de apoyo para hacer esta situación lo más llevadera posible. Dado que la temática del disco es precisamente cómo afrontar nuestro infierno personal, no creo que haya momento más adecuado que este para lanzar el disco”

(M) “Hablando de socializar, nos hemos volcado mucho con el tema del Patreon (ndr: un portal de mecenazgo). Aparte de por suponer nuestra única fuente de ingresos actual, permitiéndonos así seguir creando música y mantener este local (ndr: la entrevista se hace por Skype y se les ve a ellos en su estudio), también por hacer que nos esforcemos para poder ofrecer cada día contenido que mantendrá a los mecenas contentos. Aunque hay días que uno apenas tiene ganas de levantarse de la cama, viendo el panorama actual, de repente te acuerdas que cuentas con el Patreon y que hoy es un día más donde habrá que grabar un vídeo, hacer un concurso, crear un tema de conversación, etc. para mantener este foro activo y a los fans contentos. Es como si nos picara alguien con un tridente, diciéndonos: “Venga, olvídate de la depresión, pon en acción tu creatividad, concéntrate, no decaigas…”.


¡‘Dancing in Hell’ ya se encuentra disponible!


(R) “No solamente esto, sino que el foro se ha convertido en un lugar virtual donde los fans intercambian ideas y sentimientos acerca de la situación actual, y se puede ver cómo se ayudan los unos a los otros ofreciendo consejos, dando ánimos o simplemente estando dispuestos a escucharse entre sí para descargar así esa losa emocional que llevan encima. De hecho, está planeada una quedada con fans de todo el mundo en cuando se acabe todo esto. Nos encanta ver no solamente cómo surgen amistades entre personas de diferentes países, sino que cómo ellos crean sus propias plataformas de apoyo moral para afrontar esta situación. Eso sí, admito que no estoy todo el día metido en el foro de nuestro Patreon como Madeleine; ella está conectada 24/7”.

(M) “Si yo tuviese trece años otra vez y me entero que Moonspell, por ejemplo, tiene un Patreon, casi me daría algo (risas), porque el Patreon es como los clubs de fans de antaño, sólo que ahora los fans interactúan directamente con sus artistas favoritos y a tiempo real. Cada mes tenemos un encuentro virtual por YouTube, sólo para los mecenas donde hablamos sobre todos y todo. En el último, desempaquetamos delante de la cámara la edición box-set de este disco. Ya lo teníamos dos semanas antes, pero nos aguantamos las ganas de abrirlo hasta el día del encuentro” (ndr: en ese punto Rikard procede a enseñarme los contenidos del box-set que incluyen una bandera, un vinilo y dos casetes, entre otras cosas).

Los casetes son un guiño a la escena undergound, ¿verdad?

(M) “Obvio. Todo lo que está en el box-set (cintas, CDs, vinilos) viene en su versión coloreada y en su versión de blanco y negro. Yo también crecí con la vieja guardia que intercambiaba cintas por correo y demos, y ver nuestro lanzamiento así también es un sueño hecho realidad”.

¿Conocéis a más artistas que hacen esto?

(M) “Sí, claro, los hay y muchos. Ahora mismo me acuerdo de Alissa White-Gluz (Arch Enemy), Wintersun, Charlotte Wessels de Delain…”.

¿Ha confundido alguien a vuestra banda con Delain ya que los nombres suenan casi igual?

(M) “Podría haber pasado más que una vez, es verdad, pero no, nunca. Aprovecho para enviar un saludo a Charlotte desde aquí también, una persona muy dulce”.

Hace un mes, vuestros mentores, Moonspell, hicieron un concierto ante un público reducido que podía ser visto en streaming (se puede leer la crónica aquí). ¿Lo veis como una alternativa factible para vosotros?

(R) “La verdad es que no lo percibimos como un formato deseable, no va con nuestra percepción que tenemos del directo: participación del público, un contacto cercano, gente a pie botando, saltando, etc., pero cada uno hace lo que percibe que es mejor para su banda”

(M) “Sólo puedo hablar por mí, pero como frontwoman necesito la interacción con el público, porque es lo que recarga mis pilas sobre las tablas mientras actúo con su feedback. El julio pasado vi un concierto de Rotting Christ en streaming (Metal Mexico Festival, disponible en YouTube) tocando sólo sus temas añejos, y aunque son de mis bandas favoritas de toda la vida y me encantó su actuación, no podía evitar tener la impresión de que estaba viendo un videoclip de larga duración. Hombre, nunca digas nunca, nadie sabe dónde vamos a estar de aquí en un año, pero creo que todos estamos de acuerdo que un concierto sin la presencia de un público, no es lo mismo”.

(R) “Hablando de directos, nos complace anunciar que hemos firmado con una importante promotora alemana, Dragon Productions, y estamos ansiosos por veros a todos en la carretera, una vez que todo esto haya terminado. Tenemos muchas ganas de volver a darlo todo sobre las tablas una vez más” .

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Yorgos Goumas

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.