Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
bajacalifornia
interesvariable
landevir2
camorock
evildog
crazydrummersday
vargas2019
saurombarcelona

Crónicas

Vinnie Moore + Perseida: “Calidad por todo lo alto”

«¡El inicio fue magistral! Los comentarios entre el público eran de excelencia y grata sorpresa ante lo que se estaba viviendo»

3 diciembre 2018

Sala La Nau, Barcelona

Texto y fotos: Josep Fleitas

Aunque ya lo ha hecho en diversas ocasiones con unos UFO que también han anunciado su tour de despedida, banda a la que se unió hace exactamente quince años, Vinnie Moore se presentaba en Barcelona por primera vez en solitario. Lo hacía bajo la responsabilidad de la promotora Etin Produccions en la completamente remodelada Sala La Nau y con unos acompañantes sorpresa, que inicialmente no constaban en el cartel.

Perseida

El cuarteto Perseida fue el encargado de abrir la noche con un resultado un tanto dispar. No es fácil encajar los ámbitos alternativos con el virtuosismo de un maestro de las seis cuerdas. Aun así, Perseida lo intentaron y lo dieron todo en un repertorio de casi media hora de sensaciones asentadas entre los intervalos más clásicos de temas como “Homeland” y los más alternativos, como los mostrados en “Denied” o “Chaos Zone”. Perseida demostraron ser una propuesta que merece ser incluida en otro tipo de cartel, de base más alternativa, en el que seguro su propuesta encajará mucho más de lo que lo hizo en esta oportunidad.

Es habitual que cuando se habla de acudir al concierto de un virtuoso guitarrista, los menos acérrimos al virtuosismo sobre las seis cuerdas, máxime si es la primera experiencia con su propuesta, nos armemos con la predisposición a la sorpresa y al disfrute casi incondicional. A partir de ahí, ya está en las manos del artista y su gancho frente al público el convencer y entusiasmar al respetable. Y eso, Vinnie Moore, lo consiguió a base de ser tan eficaz, natural y enfático con la guitarra como lo fue con el repertorio, la comunicación, la jocosidad y el altruismo para con sus compañeros de tablas, dejando muy lejos los ejemplos de endiosamiento que suele recubrir el halo de algunos renombrados guitar heroes de la escena.

Tras poco menos de media hora, tiempo que duró el cambio de backline, Vinnie Moore apareció en escena escudado por tres músicos de origen italiano, banda que ha sido la que ha acompañado al guitarrista de New Castle (Delaware-EE UU) durante su periplo por los seis escenarios del estado en los que el ex-hacha de Vicious Rumours y Alice Cooper ha dejado su indeleble impronta. Una marca que Vinnie dejó impresa desde los primeros compases del inicial “Daydream”, esa joya del shred que Vinnie compuso con sólo 21 años de edad y que ensalzaba de manera exuberante aquel ‘Mind’s Eye’ del  ’86. Siguiéndole a la zaga, y sin perder estilo ni técnica, afloró un intenso “Whith the Flow”, representante de excepción del álbum ‘Out of Nowhere’. Y para acabar de encumbrar un explosivo inicio, nada mejor que el lujazo de uno de los temas más amplios, complejos, variados, potentes y largos de su set, “The Maze”, pieza que Vinnie alargó hasta los casi diez minutos, incluyendo en su conjunción riffs del “Smoke on the Water” de los Purple y del “Burn Your House Down” de sus actuales UFO.

¡El inicio fue magistral! Los comentarios entre el público eran de excelencia y grata sorpresa ante lo que se estaba viviendo gracias a la pasión con la que Vinnie interpretaba cada parte de los temas con una guitarra que nunca cambió, su flamante Dean Vinman Semi Hollow con afinador automático.

Tras la potencia del inicio, tocaba presentar a la banda, y Vinnie lo hizo tan apasionadamente como interpretó su setlist; de hecho, fueron muchas las veces que Vinnie hizo mención al trío que le acompañaba, agradeciendo su contribución y alabando su buen trabajo. Tras ello, llegó el momento más sentimental de la noche, musicalmente hablando, y lo hizo con la balada también incluida en ‘The Maze’ (1999), “Rain”, tema al que, por poner algún pero, le faltó el acompañamiento de los teclados para que el feeling que propuso en estudio se viera reflejado también en directo y le sobró el solo de batería de Roberto Pirami y el de bajo (de nueve cuerdas) de Marco Polizzi… Aun así, “Rain” sigue siendo uno de esos momentos que erizan la piel.

Con un muy buen sentido del humor y una gran capacidad comunicativa, Moore sacó a relucir la parte más transmutada y ambivalente de su discografía con la interpretación de salvas como “Check it Out” (con solo de batería incluido), “In Control” y “Time Traveller”, ejecutándolas mezclando apasionadamente las partes virtuosas y expeditivas del metal con el funk, el blues, el jazz, el neoclasicismo e incluso se permitió, para nuestro deleite, incluir en ellas partes de los solos que Randy Rhoads propuso en “Mr. Crowley” y que Michael Schenker lució en “Lights Out”.

Todos estábamos inmersos en un mar de sensaciones cuando, nuevamente, Vinnie sacó su parte humorística con el comentario de que una de las cosas que más iba a echar en falta era la sangría… Y quizás el recuerdo del efecto del tradicional elixir fue el que ensalzó los ya de por sí expeditivos “Riding High” y “Midnight Rain”, temas de aquel gran ‘Meltdown’ que en 1990 tuvo que relegar un año su salida debido a los compromisos de gira del guitarra con Alice Cooper.

Con todo por lo alto, gracias también a la buena calidad y nítido sonido del que ahora dispone la sala, Vinnie anunció el final del setlist agradeciendo la acogida que siempre se le ha otorgado cuando ha visitado Barcelona con UFO y subrayando que ese cariño también se le haya mostrado en su primera visita en solitario a la capital catalana. Sinceramente, me esperaba que tras ese dispendio de alabanza el tema que cerrara, antes de los bises, fuera aquel “Never Been to Barcelona” incluido en ‘The Maze’, pero en su lugar fue el neoclasicismo de “Morning Star” el que, tras su final, rompió nuestras manos en aplausos.

Una breve desaparición entre bastidores y la banda volvió a sus posiciones para que el siempre simpático Vinnie  lanzase la pregunta de: ¿Cuántas canciones más queréis? ¿Una? ¿Dos? ¿Tres…? La evidente reacción de poder acabar con un triplete se cumplió con la improvisada, pero muy efectiva, parte a la que siguió el cover de The Beatles, representado en una impresionante versión del “While My Guitar Gently Weeps” de ese ‘White Album’ que el 22 del pasado mes cumplió los cincuenta años de su polémica existencia. En él, el altruismo de Vinnie para con el resto de sus acompañantes quedó otra vez más que demostrado al compartir el solo central con un siempre entregado Emiliano Tessitore.

Tras el clásico de los de Liverpool llego el definitivo final de fiesta, y para hacerlo por todo lo alto sonó un impresionante “Meltdown”, con el que Vinnie Moore cerró una gira europea que supongo podremos repetir en lo que será la presentación de una nueva entrega discográfica que Vinnie ya está mezclando en su propio estudio. De momento, confirmada está su presencia con UFO en el Rock The Coast ¡Y se anuncia cómo fecha única en el país!

Ojala que la formación británica, como muchas otras bandas, incumpla su promesa de jubilación y que el ‘Last Orders 50th Anniversary Tour’ vuelva para hacer brillar el nombre de UFO por los escenarios nacionales; aunque sea por última vez.

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Josep Fleitas

2 comentarios

  • Juandie says:

    Concierto brutal de un histórico a la guitarra como Vinnie Moore y que por lares se le quiere y respeta incluso en sus días en UFO. Que vuelva pronto.

  • Nitderock says:

    Solo una cosa, en el bvis de tres temas, el primer tema fue una brutal versión de Stratus de Billy Cobham que duro casi 10 minutos y nos dejó flipando a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.