Madness Live!
rosendo
guadalupeplata
abducidos
vagos
pendejo
morlanriver
gatoventura
eldromedariorobedvd
ironmaiden
gritandoensilencio
leyendasdelrock
javiersolo
suru

Crónicas

The Night Flight Orchestra + Black Mirror: Una banda de altos vuelos

«TNFO puso al público a sus pies, con sus ritmos, coros y melodías que incitan al baile de una forma natural y espontánea»

Sala Caracol, Madrid

Texto: José Luis Martín. Fotos (Barcelona): Josep Fleitas

Desde que hace cinco años escuchamos la canción “West Ruth Ave”, sin poder quitárnosla de la cabeza durante un tiempo, y luego pudimos verlos en directo en el Sweden Rock 2014, quedamos enganchados a la música de The Night Flight Orchesta por su capacidad de actualizar sonidos de épocas pasadas y crear canciones adictivas. Han tenido que pasar cuatro años para poder verlos en nuestro país.

Para su primera visita, venían muy bien acompañados por los belgas Black Mirrors, que habían estado recientemente por aquí abriendo para los islandeses Vintage Caravan, y que en agosto lanzaron su primer larga duración ‘Look Into the Black Mirror’. Al frente de la formación, su vocalista Marcella Di Troia era uno de sus principales pilares con su entrega encima del escenario y la teatralidad para interpretar las canciones. Su música se mueve entre el stoner rock, el blues rock y un toque de psicodelia, con un derroche de energía que conecta enseguida con el público y te cautiva.

Cortes como “Shoes For Booze”, la pegadiza “Günter Kimmich”, “Funky Queen” o “The Mess”, fueron una buena muestra de lo que un grupo que tiene que darse a conocer debe ofrecer sobre un escenario, con una actitud y un descaro que consiguen ponerte las pilas desde el minuto uno.

Pasadas las nueve y cuarto, empezaba el desfile sobre el escenario del equipo completo de The Night Flight Orchestra, que lo componen ocho miembros actualmente. Al frente el vocalista Björn “Speed” Strid (Terror 2000, Disarmonia Mundi, Coldseed) y el guitarra David Andersson, miembros de la banda de death metal melódico Soilwork, junto al bajista de Arch Enemy Sharlee D’Angelo (Merciful Fate, King Diamond, Spiritual Beggards, Illwill, Dismember, Sinergy), el guitarrista y percusionista Sebastian Forslund, el teclista Richard Larsson, el batería Jonas Källsbäck y las coristas Anna-Mia Bonde y Anna Brygård.

Desde la inicial “Sometimes the World Ain’t Enough”, que da título a su nuevo álbum, TNFO puso al público a sus pies, con sus ritmos, coros y melodías que incitan al baile de una forma natural y espontánea.

Con “Living For the Nighttime” de su segundo trabajo, ‘Skyline Whispers’, seguían invitando al público a seguir sus ritmos, para volver al presente con “Speedwagon” o “Turn to Miami”, con esas reminiscencias a la banda sonora de ‘Fama’. Su nuevo disco iba a tener un gran protagonismo en el setlist, eligiendo hasta siete cortes del mismo.

Hay que reconocer que lo que comenzó como una divertida propuesta dentro del autobús de gira de una banda como Soilwork, se ha convertido en una reputada banda que ha sido capaz de rescatar los sonidos clásicos de la música de los setenta y ochenta, actualizándolos y dándoles un sello personal que va enganchando a una audiencia cada vez mayor, yendo ya por la cuarta entrega.

En su sonido están muy presente las influencias de bandas que han dejado un gran poso entre los seguidores de los sonidos melódicos, incluso bailables, como la Electric Light Orchestra, Survivor, Journey, Kool and The Gang, Toto, Reo Speedwagon, Asia o Night Ranger entre otros.

Aunque a Björn lo notamos un poco justo de voz, no repercutió demasiado en el show que ofrecieron, gracias la calidad de sus canciones y al estar muy bien arropado por el elenco de músicos y los coros de las Annas, aunque sí les podemos echar en cara, como único pero, la duración de la actuación, que se quedó en una hora y veinte minutos.

Canciones como “Something Mysterious”, “Josephine”, “Paralyze”, la maravillosa “Can’t Be thet Bad” o la indispensable “1998”, fueron una auténtica delicia, siempre acompañadas por los coros y las palmas de unos seguidores muy entregados, entre los que me incluyo, que disfrutamos de principio a fin.

Tras una hora de set y después de un pequeño descanso, volvieron con uno de los temas más enérgicos y cañeros, “This Time”, para seguir con un fantástico y melodioso “Lovers in the Rain”, poniendo un bonito broche final con el sublime “West Ruth Ave”, que ya es su gran clásico y que se convertirá en su tema franquicia durante muchos años.

Un grupo que se sale de lo convencional y en el que destacamos también su puesta en escena, con las coristas vestidas de azafata, o de auxiliares de vuelo como sería más correcto decir ahora, que salieron en un momento para brindar con copas de champán, o donde Björn y Sharlee van vestidos con trajes blancos inmaculados, como comandantes de la tripulación que cada vez alcanzará más altos vuelos.

The Night Flight Orchestra en Madrid:
Sometimes the World Ain’t Enough
Living For the Nighttime
Speedwagon
Midnight Flyer
Turn to Miami
Star of Rio
Gemini
Something Mysterious
Josephine
Paralyzed
Can’t be That Bad
1998
This Time
Lovers in the Rain
West Ruth Ave

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.