Madness 2
moon cresta
redencion
natribu
transmision n
eskobula
The Black Neons
Whisky con Soga
sober
stoned at pompeii
Hysteria

Crónicas

Fito & Fitipaldis + Muchachito Bombo Infierno: Tercer y definitivo asalto a la capital española

«La carrera labrada a base de rock 'n’ roll y letras sinceras ha calado a lo largo de los años en los corazones de la gente»

26 junio 2018

WiZink Center, Madrid

Texto: Alejandro Rico. Fotos: Carmen Molina

La segunda y última parada en tierra ibérica de la gira de celebración “20 años, 20 ciudades”, volvió a reventar el WiZink Center de Madrid. Iniciada el pasado 10 de marzo en el Palacio de los deportes de Santander, tendrá un colofón final inmejorable el próximo 16 de septiembre en el majestuoso y mítico Royal Albert Hall de Londres, uno de los teatros más emblemáticos del mundo.

Con el calor sofocante que cae estos días en la capital, el público se dividía entre los bares de los aledaños del antiguo Palacio de los deportes y los que estaban ya en el interior esperando a Muchachito Bombo Infierno, el carismático “hombre orquesta” que le acompaña en cada una de sus actuaciones. Con poco aforo todavía, saltaba a escena Jairo Perera (Muchachito) con varios pedales para manejar bombo, caja, charles y su inseparable guitarra, que a golpe de buen rollo iba calentando a los allí presentes. El artista catalán fue repasando su discografía en perfecta simbiosis con el personal, terminando, como no, con su gran éxito “Ojala no te hubiera conocido nunca”. A mi parecer, el telonero idóneo para estas ocasiones sería un rock n’ roll macarra tipo Los Zigarros, pero todo es cuestión de gustos.

Mientras las pantallas proyectaban una divertida animación, Adolfo Cabrales y su séquito se preparaban para arrancar como de costumbre en esta gira con "Siempre estoy soñando", último tema del disco ‘Lo más lejos a tu lado’, quizá el que les alzó al firmamento de la fama como banda en solitario y del que ya nunca bajaron. Como bien reza la siguiente canción en sonar, cuidar de las estrellas puede ser "Un buen castigo" y nos auguraba que pasaríamos una gran noche.

Hay que alabar lo poco que necesita para conectar magnéticamente con el público. Coreadas como si no hubiera un mañana aparecían "Por la boca vive el pez", "Me equivocaría otra vez", que según el propio Fito no se la pueden quitar de la cabeza o el "Quiero beber hasta perder el control" de los Secretos, que lo pusieron muy fácil a un público generacional transmitiendo en primera persona el rock de padres a hijos. ¡Que nunca falte esto!

A un tipo como Fito, perro viejo en esto del rock, no hace falta que vaya buscando baños de masas. Tranquilo, pero a su vez entusiasmado cada vez que se sube a un escenario, siempre muestra la faceta de alguien entrañable que quiere ver la sonrisa del público en cada acorde. Destacar también la emotiva "Donde todo empieza" y "Garabatos", tema que, siempre que está en Madrid, la dedica al barrio de Vallecas.

Como si estuvieran acomodados en el salón de su casa, Muchachito vuelve a escena junto a Fito y Javier Alzola, siempre con su inseparable saxo, para deleitarnos con "Yo no soy Bob Didley" y "Me tienes frito", esta última del propio Jairo. Toca recoger el set anterior, cosa que Fito aprovecha para ir introduciendo los invitados de esta noche. Dani Martín es, según él, uno de los primeros que creyeron en el disco “Lo más lejos a tu lado” y hace el honor de interpretar un tema del mismo, “Las nubes de tu pelo”. Inmediatamente después, pide “que se caiga la que es su casa, Madrid” y una ovación ensordecedora da paso al grandísimo Rosendo Mercado con “Maneras de Vivir”, de los mejores momentos de la velada junto "Tarde o temprano", que sonó a gloria mostrando un Fito eufórico en la parte final corriendo de un lado a otro del escenario mientras punteaba con su guitarra.

Ya con el mini en alto, se echó de menos ese "Whisky barato" que quedó fuera del setlist. La que no podía faltar era "La casa por el tejado", aprovechando para presentar a los Fitipaldis comandados por el inimitable Carlos Raya.

Un merecido descanso y guitarra en mano, Fito se dispone a deleitarnos bajo un haz de luz y sentado en el escenario con la maravillosa "Rojitas las orejas", recuperada para esta gira tan especial. "Soldadito marinero", inundando de teléfonos móviles todo el pabellón, la alargan hasta la saciedad para que la gente coree en bucle su estribillo, que como él bien dice “de vez en cuando no está mal recibir el calor de la gente”. Otro breve parón y "Entre dos mares", de los extintos Platero y "Acabo de llegar", con todo el staff subiendo al escenario como sorpresa por el final de gira, ponían un broche de oro a una grandísima noche de rock de lo que era el tercer y definitivo asalto a la capital española.

Es evidente que el maestro vasco podría colgar el sold-out cada noche sin ni siquiera tener la necesidad de sacar un disco. La carrera labrada a base de rock 'n' roll y letras sinceras ha calado a lo largo de los años en los corazones de la gente.

Setlist: 

Siempre estoy soñando / Un buen castigo / Por la boca vive el pez / Me equivocaría otra vez / Quiero beber hasta perder el control / Lo que sobra de mí / Donde todo empieza / Todo a cien / Garabatos / Acústico / No soy Bo Diddley / Me tienes frito / Las nubes de tu pelo (con Dani Martín) / Maneras de vivir (con Rosendo) / Entre la espada y la pared / Tarde o temprano / La casa por el tejado / Antes de que cuente diez / Rojitas las orejas / Soldadito marinero / Entre dos mares / Acabo de llegar

Alejandro Rico

Alejandro Rico

Un melómano sin medicación, entusiasta del hard rock de los 80 que disfruta de la música intentando aportar mi granito de arena
Alejandro Rico
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alejandro Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.