whisky caravan
adventus

My Dying Bride

 Macabre Cabaret 

Nuclear Blast (2020)

Por: Yorgos Goumas 

8

En un año tan gris y sombrío para millones de personas, era de recibo que los maestros ingleses del doom gótico nos otorgaran no con uno sino con dos lanzamientos. Si en marzo, empezábamos la primera cuarentena escuchando a su decimotercer LP, ‘The Ghost of Orion’, la segunda ola ya tiene su banda sonora definitiva en forma de este EP, el séptimo de su carrera.

El tema que abre el EP y que le da nombre es My Dying Bride al 100%. El órgano eclesiástico de Shaun MacGowan marca el ambiente fúnebre desde el inicio y las guitarras a lo Tony Iommi de Andrew Craighan y Neil Blanchet junto al bajo de Lena Abe y la batería de Jeff Singer añaden el punch necesario como para clavar los clavos en nuestro féretro. El vocalista Aaron Stainthorpe sigue alternando con confianza entre las voces que lamentan cual almas vagantes y las guturales cual espíritus malignos. Una suite gótica de 10 minutos acerca de las repercusiones que puede tener la lujuria desaforada sobre la carne débil que no defraudará a los fans de la banda.

El segundo tema, “A Secret Kiss”, tiene como protagonista a la guitarra de Craighan y sus riffs que enganchan a la primera y que recuerdan a su época de discos como “Turn Loose the Swans’ (1993) o ‘The Angel and the Dark River’ (1995), aunque aquí Aaron da más énfasis a las voces melódicas que lamentan acerca del último beso antes que el alma parte hacia el Más Allá. Ahora se entiende por qué deseaban poder incluir estos temas en ‘The Ghost of Orion’, pero no podía ser por las limitaciones del formato físico. La cara A (si obtenéis el vinilo) es definitivamente una delicia para los oídos aficionados a la desesperación emocional y la oscuridad sonora.

La cara B arranca con “A Purse of Gold and Stars”. Es un tema atmosférico y evocador donde el protagonismo lo toma el piano de MacGowan y sus arreglos orquestales, mientras que Aaron casi recita en lugar de cantar. Tiene un aire a lo Dead Can Dance o de banda sonora de una película de misterio ya que las guitarras se han quedado silenciadas.  El cuarto tema, presente sólo en la edición del vinilo, se titula “Orchestral Shores (Buiksloterkerk Cathedral Mix)”, y  se trata básicamente de una versión orquestal del tema “Your Broken Shore” del disco ‘The Ghost of Orion’, y está muy en línea con aquel disco del 2011,’Evintha’, donde los de Yorkshire añadían arreglos orquestales y folk en temas viejos de la banda.

Lo dicho, se trata de la banda sonora perfecta para este año del que todos tenemos ganas de despedir lo antes posible, la banda sonora perfecta para escuchar mientras se pasea por los densos bosques nebulosos o por un cementerio victoriano y para acompañar a nuestros pensamientos más melancólicos y pesimistas.  A la novia moribunda aún le queda mucho que contar.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Yorgos Goumas

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.