kelevra
Gernika Fest
adamantia
duro
fantactels
wrathnoise
láudano
all sounds
four trips ahead
bow
aie

Motörhead: Así reaccionó Lemmy cuando Mikkey Dee rehusó unirse a la banda

13 abril, 2021 3:27 pm Publicado por  4 Comentarios

Cuando actualmente pensamos en la figura de un gran batería como Mikkey Dee, de inmediato se viene a la cabeza su trayectoria en compañía de Lemmy Kilmister, formando la poderosa pegada que caracterizó a Motörhead hasta el fin de sus días. Pero hubo un tiempo en el que Dee, actualmente batería de Scorpions, aún caminaba lejos de los pasos de Lemmy e incluso llegó a rechazar estar en su banda.

El propio batería lo ha recordado en la entrevista que recientemente concedía a The NFR Podcast sobre aquellos primeros tiempos junto a Lemmy: “Me pidió que me uniera a Motörhead en 1986”.

El que fuera batería de King Diamond entre los años 1985 y 1989 recordó la gira europea que las dos bandas realizaban por entonces, donde todo ocurrió: “La verdad es que me lo pidió tres veces antes de que aceptara en 1991. No es que me pidiera entrar en la banda y yo le dijera “estoy con King Diamond”. Para mí era un honor, era como: “Wow”. Porque ellos eran súper estrellas por aquí. Yo escuchaba Motörhead prácticamente desde que apareció. Le dije: “Tengo que ganármelo. Necesito ganármelo antes de unirme a esa jodida banda. Esta no es simplemente una banda, es una institución”. Dije que no, pero con todo mi respeto”.

La historia no termina ahí, Lemmy no se dio por vencido: “Para serte sincero, nunca he dejado una banda por dinero o por fama, o porque fuera más grande o más pequeña. Donde disfruto, ahí es donde me quedo. Fin de la historia. Estábamos construyendo algo con King Diamond. Lemmy seguía mandándome postales y escribiéndome, llamándome desde cabinas de teléfono y desde hoteles: “Hey Mik, ¿Cómo te va? Solo quería estar en contacto, ¿qué tal vas?” Me escribía desde todo el mundo. Nos llevábamos muy bien”.

El batería va más atrás en su recuerdo sobre cómo se conocieron: “Antes de aquella gira. Conocí a Lemmy durante 32 años. Nos conocimos en Londres, él no lo recordaba, pero nos conocimos en Londres, en el Marquee, antes de que giráramos juntos. Creamos una bonita amistad, también con Philty Animal Taylor y Würzel. Fue una gran gira. Me parecían unos locos, divertidos y extremos de una manera que sentía que si me unía a esa banda me comerían para desayunar. No estaba preparado. Eran tan duros como parecía”.

“Me alegro de que finalmente tuviera la suficiente cabeza como para calmarme y pensar con lógica”, sigue contando Mikkey. “Pensé: “Ahora mismo esto no es para mí”, pero seguimos en contacto. Más tarde, cuando estaba con Dokken, Lemmy me dijo: “¿Qué estás haciendo?” Y le dije que Dokken prácticamente se estaba despedazando. “¿Puedes venir a tocar con nosotros? Tenemos que hacer “Hellraiser” y otra canción”. Y claro que acepté. Conduje a aquel estudio y empezamos a grabar y me preguntaron si quería unirme a la gira que iban a hacer con Ozzy todo el verano. Dije: “Claro. Hagámoslo”. De ahí pasamos a las giras con Guns N’ Roses y Metallica, luego directamente a Europa con Saxon, que hicimos la gira “Bombers & Eagles”… 25 años pasaron muy deprisa”.

Queda entonces “Hellraiser” como la canción con la que todo empezó: “Se incluyó después en el disco. Terminaron el disco ‘March or Die’ con Tommy Aldridge como batería, y cuando me llamaron solo quedaban algunas canciones que me pidieron si podía regrabar. No es que Tommy no lo hubiera hecho bien, pero querían que yo estuviera en la banda y que tocara en más canciones. Dije: “No, suenan fantásticas, dejadlas así”. Tommy hizo un gran trabajo, fue llegar, grabar y salir realmente rápido. Él estaba con Whitesnake, solo hizo una sesión con ellos, al menos es lo que yo recuerdo. Para mí estaba bien así, me alegraba no tener que llegar y empezar a grabar algo para lo que no estaba preparado. Acabaron el disco y aquel fue un gran disco. El primer disco que hicimos fue ‘Bastards’, es cuando empezamos a componer juntos. Creo que ese fue uno de nuestros favoritos durante años”.

Mikkey nos sigue descubriendo detalles: “Sé que era uno de los favoritos de Lemmy, y diría que es de los tres mejores, definitivamente. Es complicado decir cuál es tu mejor disco. Hice doce discos de estudio y creo que todos son geniales. Los últimos cinco, con el productor Cameron Webb son simplemente alucinantes. Tienen un sonido diferente y nos llevó a otro nivel. De alguna manera son mis preferidos. En otro sentido también serían mis preferidos los que hicimos con Howard Benson: ‘Bastards’, ‘Sacrifice’, Overnight Sensation’ y ‘Snakebite Love’. Y hay unos cuantos discos en medio que fueron muy inspirados”.“.

PARA LEER MÁS:

 

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Juandie dice:

    Y buen gusto tuvo Lemmy en meter en sus MOTORHEAD a Mikkey Dee formando con Phil Campbell la segunda formación clásica de la banda inglesa. Menos mal que el sueco al final acepto.

  • Dioni dice:

    Mickey Dee es un batería genial. Philty siempre golpeará mi corazón con sus baquetas…Su humor, su cabezonería y su agresividad tocando la baraja y golpeando a cualquiera que después de unas copas le mirara por encima del hombro.
    Motörhead necesitó de Miley… Mickey necesitó de Motörhead para llegar al Olimpo del Rock’n’roll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.