uoho
azkena rock festival
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
metal paradise
ñu
stratuz

Los discos de rock y metal más caros de la historia: De AC/DC a Guns N’ Roses pasando por Metallica

2 mayo, 2022 1:44 pm Publicado por  1 Comentario

La historia de los grandes discos del rock y el metal lo es también de grandes inversiones económicas que en algunos casos terminaron siendo muy superadas por el arrollador éxito del producto final, pero que en otros todavía estarán doliendo a quienes tuvieran que rascarse algo más que el bolsillo. AC/DC, Guns N' Roses y Metallica no faltan en una lista que arranca en los 300.000 dólares que costó grabar 'Loveless' de My Bloody Valentine.

My Bloody Valentine – Loveless (300 mil dólares)

La banda irlandesa de rock alternativo liderada por Kevin Shields afrontaba la que sería grabación de su segundo álbum con la idea de que terminara en menos de una semana, pero terminó abarcando más de dos años, desde el inicio en febrero de 1989 hasta el otoño de 1991. Casi dos decenas de estudios estuvieron involucrados en la creación de un disco del que la banda aseguró que el gasto real de la compañía fue mucho menor.

Metallica – The Black Album (1 millón de dólares)

En las ya más de tres décadas de vida del 'Black Album', el disco de mayor éxito en ventas del heavy metal, con más de treinta millones de copias vendidas, supuso un millonario desembolso además de tres divorcios de los miembros de la banda, con Hetfield siendo el único al que el estrés de la grabación no afectó en su vida de pareja. Ocho meses de grabación y mezclas que hubo que repetir, con Bob Rock buscando la perfección que para muchos terminó consiguiendo, elevaron las cuentas hasta un millón de dólares.

AC/DC – For Those About To Rock (1 millón de dólares)

El octavo álbum de AC/DC se cuela en la lista con un gasto similar al de Metallica. El encargado de mantener el nivel de un clásico como 'Back in Black' llevó casi cinco meses de grabación en los que el productor, Mutt Lange, gastó casi dos semanas en buscar el mejor sonido para la batería en varios estudios de París. Al gasto propio de la grabación habría que sumar la jugosa oferta perdida que llegó para haber realizado una gira acompañando a The Rolling Stones.

Foo Fighters – One By One (1 millón de dólares)

En el mismo rango de gasto encontramos el cuarto álbum de Foo Fighters, lo que Dave Grohl terminaría describiendo como "gastar un millón de dólares en algo que tiramos", en referencia a las casi treinta canciones que se comenzaron grabando para el disco y que terminaron por eliminar para después realizar una grabación más sencilla, tras meses de trabajo en el estudio.

The Darkness – A One-Way Ticket To Hell… And Back (1 millón de dólares)

Otro disco de inversión millonaria fue el segundo álbum de The Darkness, el que tenía la difícil tarea de sostener el enorme éxito logrado por su debut, 'Permission to Land', y que casi terminó por dinamitar la banda desde dentro. Roy Thomas Baker, que había sido productor de una referencia para los de Justin Hawkins como Queen, fue el responsable de esta grabación que el bajista, Frankie Poullain, llegó a abandonar tras las primeras jornadas.

Korn – Untouchables (1 millón de dólares)

Llegamos a la cifra de los cuatro millones de dólares con los dos años que tardó Korn en dar forma a su quinto álbum, con un mes dedicado a encontrar el sonido apropiado de batería, o cinco para las voces, dentro de un proceso de moderna grabación en alta definición, lo que requirió un costoso equipo para la época en estudios de Los Ángeles y Phoenix, donde cada miembro de la banda alquilaba una (costosa) casa para pasar etapas de cuatro meses.

Def Leppard – Hysteria (4'5 millones de dólares)

Un peldaño más nos lleva a los cuatro millones y medio que costó realizar un disco como 'Hysteria' de Def Leppard, el icónico cuarto álbum de estudio de la banda británica, al que se tardó tres años en dar forma. En ese tiempo hay que contar el accidente que costó un brazo al batería Rick Allen, otro accidente de tráfico sufrido por el productor, Mutt Lange, del que ya hemos mencionado sus minuciosas técnicas de grabación… La producción también pasó por las manos de Jim Steinman (el que fuera mano derecha de Meat Loaf), pero las discrepancias artísticas con la banda terminaron devolviendo el trabajo a manos de Lange un año después. La larga grabación, con la adaptación a la situación de Allen, y la grabación de la batería mezclando sonidos MIDI, terminó con tres meses más de mezclas del disco que finalmente terminaría acercándose a las treinta millones de copias vendidas en todo el mundo.

Guns N’ Roses – Chinese Democracy (13 millones de dólares)

Como no podía ser de otra forma, más de una década de espera se traduce en una inversión cercana a los 13 millones de dólares para el disco que finalmente vio la luz en 2008, tras una gran cantidad de músicos entrando y saliendo, al igual que productores, y material que se grababa y no se utilizaba, acumulándose más de mil discos con maquetas, y pruebas, como recientemente recordaba Brian May (Queen) sobre la colaboración que llegó a grabar en este disco, asegurando que Axl "parecía un recluso" en esa época, como confirmaba Tom Zutaut, encargado de supervisar aquella grabación por la discográfica desde 2001, que veía cómo "esta gente está recibiendo una gran cantidad de dinero por no hacer nada, porque Axl no viene al estudio y no coge el teléfono", como reflejó en su libro sobre "la verdadera increíble historia de Chinese Democracy".

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.