Madness Live!

Entrevistas |Escape The Fate

«Queríamos hacer canciones para tararear»

Por: Alfredo Villaescusa

En un territorio intermedio entre el hard rock, el nu metal y el llamado post hardcore se sitúan estos oriundos de Las Vegas cuya trayectoria ha sido meteórica desde que en 2005 ganaran una competición radiofónica en la que el jurado estaba compuesto por la banda My Chemical Romance. Con la vista puesta en que la gente se deje la garganta en los directos entonando estribillos memorables lanzan ‘I Am Human’, un álbum accesible pero con cierta garra y composiciones pulidas. El guitarrista Kevin “Thrasher” Gruft concede unos minutos a Alfredo Villaescusa para comentar este arriesgado paso.

¿Qué me puedes decir acerca del título ‘I Am Human’?

“Lo elegimos porque pensábamos que la canción homónima del disco representaba algo que habíamos estado buscando durante mucho tiempo y aparte de eso también existía un mensaje importante detrás, que consistía en concebir la vida como una lucha con sus momentos altos y bajos. Eso es precisamente lo que nos convierte en humanos, en definitiva”.

En esa línea iría entonces la portada con una balanza, un corazón y un cerebro, ¿verdad?

“Exactamente, la balanza sugiere que hay que buscar un equilibrio entre ambas partes. Nos dicen siempre que hay que seguir nuestro corazón, pero a veces conviene plantearse si eso también es lo más razonable. Eso pasa mucho por ejemplo en las relaciones de pareja, cuando una de las partes decide tirarlo todo por la borda y quizás no se detiene a pensar en si comparten un piso o alguna otra cosa, esa lucha entre el corazón y el cerebro está presente de muy diversas formas”.

¿Qué diferencia principal señalarías a nivel musical respecto al anterior trabajo ‘Hate Me’?

“Creo que hemos mejorado bastante como compositores y en esta ocasión hemos acertado por completo con lo que queríamos. Tenemos coros grandilocuentes, riffs pesados, solos de guitarra, ritmos de batería geniales y todos los elementos que hacen a Escape The Fate diferente de otros grupos, pero al margen de eso, creo que este es nuestro álbum mejor ensamblado”.

Has descrito “Empire” como un “himno de fiesta con connotaciones oscuras”, ¿podrías explicar eso?

“En realidad casi siempre solemos escribir canciones muy reflexivas, pero a veces nos apetece desconectar, salir de fiesta y demás, este es un gran tema para tararear en el que teníamos ganas de probar algo diferente”.

Hay también otros cortes muy pegadizos como “Four Letter Word”, ¿buscasteis ese enfoque accesible a propósito?

“Sí, por supuesto, queríamos hacer canciones para tararear, nos encantan. A medida que he ido creciendo siempre he escuchado ese tipo de música, ahí estaba Michael Jackson, por ejemplo, pero también escuchaba bastante pop, metal, rock clásico, casi cualquier cosa que se pudiera cantar…El estribillo de esta pieza quizás tenga un poco de almíbar, aunque aparecen solos de guitarra por ahí”.

¿Dirías que este es vuestro disco más comercial?

“No diría que es comercial en el sentido de algo prefabricado dictado por otras personas, pero sí que el sonido ha quedado bastante pulido con mucho corazón detrás de todo el proceso. Los elementos se han ensamblado perfectamente, como he dicho antes, pero con vistas a que el mensaje alcance a un público mayor”.


“En este disco las composiciones son más personales que nunca”


En títulos como “Broken Heart” (ndr: corazón roto), “Bleed” (ndr: sangrar) o “Digging My Own Grave (ndr: cavando mi propia tumba) parece que os va un poco el drama, ¿no?

“Sí, claro, en estos temas en concreto hablaba de episodios que estaba atravesando en mi vida personal y hacer eso me ayudó de alguna manera a seguir adelante. A veces cuando experimentas cosas de esas es útil saber el punto de vista de otras personas que hayan pasado por una situación parecida. Escribir sobre experiencias propias puede ser un tanto doloroso porque al final las canciones se convierten en parte de nosotros mismos. Creo que hacen falta muchas agallas para bucear dentro de ti y luego ofrecer eso a la gente para ser alabado o criticado, como si fuera una especie de diario. En este disco las composiciones son más personales que nunca”.

Echando un vistazo a vuestra trayectoria, este álbum podría compararse con ‘That’s The Spirit’ de Bring Me The Horizon, ¿estás de acuerdo?

“Sí, puede ser, el enfoque es similar en cuanto al sonido contemporáneo, programaciones y demás. Nos encanta esa banda, por cierto, aunque en esta ocasión antes de nada lo primero que hicimos fue componer las letras, así que la música fue una consecuencia de eso último. A mí en concreto me gustan esas producciones sobrecargadas con sintetizadores, orquestaciones, violines y demás”.

Estáis ya inmersos en una gira, ¿cómo va la cosa?

“Muy bien, creo que en los conciertos la gente está cantando más alto que nunca. Siempre que vamos a Europa les decimos a nuestros agentes para intentar tocar en España, pero todavía no ha sido posible, nos encantaría pasar por Barcelona, Ibiza y demás sitios. Yo por mi cuenta estuve una vez tres días en Barcelona dando vueltas por la playa y contemplando la arquitectura”.

Ahora mismo en Escape The Fate solo queda un miembro original, el batería Robert Ortiz, ¿por qué ha habido tanto cambio de formación?

“Bueno, eso es lo que sucede en todos los grupos, siempre ha pasado eso a lo largo de la historia de la música, mira por ejemplo AC/DC, que cambiaron de cantante un par de veces, Ozzy también ha cambiado miles de veces de guitarrista… no creo que exista ningún problema al respecto, al final una banda es más grande que cualquiera de sus miembros”.

¿Crees que este álbum os granjeará nuevos haters?

“Probablemente, como en cualquier decisión que tomemos, de hecho, algunos ya nos achacan que “Empire” suena muy diferente, si fuésemos un grupo que acaba de empezar, la reacción seguro que sería diferente. Luego otros se quejan de que las canciones hablan de drogas, fiestas y demás, pero si la banda empezó así…mismamente en el vídeo de “10 Miles Wide” con Josh Todd de Buckcherry aparece una fiesta en un avión, es gracioso leer ese tipo de comentarios… La gente tiende a decir tonterías por redes sociales porque buscan una reacción y un comentario de vuelta. A mí personalmente me importa un comino, aunque sé que el resto de los chicos a veces se preocupa un poco por eso. Pero hay que entender que en ocasiones hacemos temas para nosotros mismos, es lo normal cuando te pasas componiendo canciones todos los días”.

Alfredo Villaescusa

Alfredo Villaescusa

Eclecticismo en vena. No hay nadie que no dispare el viernes por la noche, ni hay quien esquive los disparos.
Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa