parabellum
color mendigo
dinky dau
nurcry sin temer al sol
devil\\\
serafin mendoza
proyectoplasma
brunhilde
dirty honey
comeback studios

Entrevistas |Chicle

«Vivimos en una época en la que parece que importa más el envoltorio que lo que hay dentro»

Por: Alfredo Villaescusa

Cualquier manual de seducción siempre dirá que es mejor sugerir a mostrar, algo que cobra más relevancia que nunca en un tiempo en el que todo tiene que entrar a la fuerza por los ojos, del mismo modo que en el mercado uno valora los productos únicamente por su apariencia. Pero ha surgido un grupo que ha dado un puñetazo en la mesa frente a tanto postureo y ha decidido revelar su música antes que la identidad de sus componentes. Recientemente nos hicimos eco de ‘Envenenado’, el segundo EP de una serie de diez lanzamientos previstos en apenas año y medio, y Alfredo Villaescusa no renunció a la idea de hacer llegar unas preguntas al cantante y guitarrista de Chicle, la banda más elástica del momento.

Lo primero de todo, ¿cómo se gestó este proyecto?

“El proyecto ha sido de maduración lenta, muy lenta, de hecho. Un proceso de casi 10 años de cocción. No terminábamos de dar con el concepto que queríamos mostrar, fuimos probando cosas diferentes hasta que hace más o menos tres años ya estuvimos satisfechos con el sonido, el mensaje, la producción y demás”.

De momento, Chicle sigue siendo una banda anónima, ¿revelaréis vuestra identidad en algún momento? ¿Podríais dar alguna pista acerca de los actuales componentes?

“Lo del anonimato es simplemente porque queremos que se focalice todo en la música, en las canciones. Es lo único importante. Vivimos en una época donde parece que importa más el envoltorio que lo que hay dentro. Queríamos ir contra esta corriente, reivindicando que lo importante es la esencia, el alma y no cómo vendas un producto. Cuando empecemos a tocar en directo, lo haremos con naturalidad, seguramente mostrándonos, pero seguiremos sin utilizar nuestra imagen para “ayudar” a nuestra difusión. Queremos que lo único importante sea lo citado anteriormente”.

Por cierto, me encantó eso de mandar una nota de prensa solo con un vídeo y un espacio debajo para que cada cual escriba lo que considere pertinente. ¿Cómo surgió esa idea?

“No nos gustan las etiquetas. Cuando aparece una nueva banda, rápidamente quieren ponerte una etiqueta y meterte en ese lugar donde viven el resto de etiquetados como tú. Entendemos la música rock como libertad de expresión, artística y de mensaje, y cada uno recibe eso de forma diferente. Así debería asimilarse y consumirse la música, sin estereotipos ni prejuicios ni etiquetas”.

Tengo entendido que vuestra intención es editar diez EPs a lo largo de año y medio. ¿Por qué esa fijación con ese formato? ¿Los discos tradicionales se han convertido en un formato obsoleto?

“Es un tema al que le estuvimos dando muchísimas vueltas. No pensamos que el disco esté obsoleto, todo lo contrario, amamos ese concepto. Crecimos consumiendo discos completos, que tienen un sentido como obra de esa manera, reflejan un momento único de esa banda, etc. Compartimos esa forma de crear y de consumir y no tanto el sacar singles cada mes como chorizos sin demasiada coherencia, solo por el hecho de estar de actualidad, algoritmos y demás trucos de la industria actual. Lo que ocurre es que teníamos (y tenemos) casi 300 canciones maquetadas y se nos ocurrió hacer esta locura de salir con 10 EPs consecutivos en poco tiempo. Se nos quedaban demasiadas canciones imprescindibles fuera si no hubiéramos hecho algo así. Además, nos seduce el hecho de que nunca se ha hecho. Nos preocupaba que no tuviera una coherencia musical, pero hemos trabajado para que así sea y, si vamos ganando adeptos, así lo sientan también”.

¿Qué diferencias habría entre el recién estrenado ‘Envenenado’ y el anterior EP ‘Ángel’?

“‘Envenenado’ es un EP más oscuro, quizá algo menos de primera escucha que ‘Ángel’. Nos está resultando muy difícil elegir los repertorios, ya que hay canciones hechas hace dos meses y otras hace tres años y sueles perder la perspectiva y la objetividad. Intentaremos que sigan teniendo coherencia a nivel de sonido y ofrecer diversidad en el tipo de canciones que trabajamos, desde las más oscuras que coquetean con el metal en cuanto a riffs y sonidos, hasta las que se acercan más al pop. No renunciamos a nada que nos seduzca, siempre y cuando la banda sea reconocible en dichas canciones”.

En lo musical veo bastante deje de Muse, e incluso de grupos tipo Biffy Clyro. ¿Cuáles en concreto serían vuestras influencias?

“Esas son dos de nuestras bandas predilectas. Nosotros creemos que, después de tanto tiempo de búsqueda para el concepto de la banda, esta refleja un poco todo lo que hemos escuchado en nuestras vidas y todo lo que nos ha influido. Queríamos que el grupo sonara actual, pero también con el espíritu de las bandas de los ochenta y noventa, que suene a gente tocando de verdad, en un garaje, que no suene plastificado, que sea lo más orgánico posible”.

Diría también que las letras son una importante seña de identidad del grupo, ¿estáis de acuerdo?

“No somos amantes de las letras evidentes. Es mucho más interesante que cada uno interprete el mensaje a su manera o que juegue a adivinar cuál es el contenido que esconden las letras. También es cierto que hay ciertos temas que se irán repitiendo en los mensajes, ya que es inevitable hablar sobre lo que te revolotea por la cabeza con más asiduidad”.

Creo que en este último aspecto os inspiran bastante los comportamientos sociales, como en el caso de “Impostor” o “Cansado”. ¿Las muchedumbres son una fuente de inspiración constante?

“Somos de una generación que crecimos sin redes sociales y, seguramente, en una amplia mayoría, dicha generación no era tan de rebaño como las de ahora, ni teníamos la oportunidad de mostrar vidas de mentira como muchos hacen ahora. Lo vemos como una bendición. Tenemos la impresión de que se pasa mucho tiempo invertido en cosas que no tienen una importancia real”.

¿Qué hay acerca de la portada del EP? ¿Cómo surgió?

“Tuvimos claro que queríamos manzanas podridas rodeando a una que no lo estaba, pero visualmente no nos terminó por convencer y decidimos poner todas podridas”.

¿Hay planes de conciertos a la vista? ¿Saldríais con máscaras o cómo serían?

“En breve decidiremos cuándo empezaremos a mostrarnos en directo. Será a finales de este año o a primeros del siguiente. Le hemos estado dando vueltas al hecho de salir camuflados o no. Seguramente sea que no. Tampoco queremos que el hecho de ocultar nuestra identidad sea interpretado como un gesto de marketing, cuando el origen de esto era precisamente lo opuesto. Así que seguramente apostemos por la naturalidad”.

¿Cómo será y cuándo saldrá el próximo EP? ¿Seguirá la línea de ‘Envenenado’?

“Saldrá un EP nuevo cada tres meses hasta un total de 10. Y luego veremos qué pasa, ya que hay mucho material. El sonido de la banda seguirá siendo reconocible, pero cada EP tendrá sus matices en relación directa al tipo de canción elegida para formar parte del mismo”.

En vuestro primer vídeo oficial aparecía el guionista y monologuista Raúl Cimas, ¿era conocido vuestro o cómo surgió esta colaboración? ¿Habrá más colaboraciones de este tipo en el futuro?

“A Raúl le enseñamos la canción, le contamos el proyecto y se subió al carro de inmediato. Estuvo predispuesto y encantador. Le estaremos agradecido eternamente. Aún no sabemos el tipo de vídeos que iremos haciendo o si habrá más colaboraciones de este tipo”.

¿Por qué elegisteis el nombre de Chicle?

“Barajamos infinitas opciones, como puedes imaginar. Chicle siempre nos gustó cómo sonaba fonéticamente y, seguramente, no pega con el tipo de música que hacemos. Quizá por eso también nos decantamos por este nombre”.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.