parabellum
color mendigo
dinky dau
nurcry sin temer al sol
devil\\\
serafin mendoza
proyectoplasma
brunhilde
dirty honey

Cuando Txus Di Fellatio (Mägo de Oz) y Óscar Sancho (Lujuria) conocieron a Lemmy Kilmister (Motörhead): La historia detrás de la foto

27 enero, 2022 3:39 pm Publicado por  1 Comentario

Charly, Óscar, Lemmy, Txus y Julito

A mediados de este mes que ya vamos dejando atrás, nos hacíamos eco de la publicación en redes sociales de Óscar Lujuria en la que mostraba las fotografías de los viajes que realizaba a finales de los 80 y principios de los 90 a visitar festivales internacionales como los legendarios Monsters of Rock que se celebraban en Donington Park, Inglaterra. Fotografías que también mostraban los inicios de la larga amistad que une a Óscar y Txus di Fellatio, el líder de Mägo de Oz, que también se unía a estas largas y rockeras expediciones.

Unos días después, publicamos la imagen en la que los dos protagonistas posaban con el gran Lemmy Kilmister, acompañados por Julito, el que fuera guitarrista de Lujuria, y otro compañero de viaje, Charly, tal como han contado tanto Óscar como Txus cuando nos han ofrecido sus recuerdos de esta imagen captada en 1988. Por la blancura de la pared, parece el interior del local londinense St. Moritz, aunque la memoria de Óscar siempre ha guardado que aquel episodio se produjo en el cercano y ya desaparecido The Intrepid Fox.

"A veces interesa que los recuerdos queden como uno los acomoda con el paso del tiempo", comienza a contar Óscar sobre la ubicación en la que se tomó la fotografía. "Toda la vida hemos contado que era en el Intrepid Fox, pero parece ser que es en el St. Moritz, la diferencia por lo que me han contado son doscientos metros de uno a otro".

Lo que sí sabemos con certeza, gracias a di Fellatio, es cuándo fue tomada: "Fue en el Donington de 1988, yo tenía 18 años, era la primera vez que viajaba fuera de España, que me dejaron mis padres porque llevaba todo el año dando la tabarra con que quería ir a ver a Iron Maiden a ese festival. Yo era hiperfanático de Iron Maiden, toda la habitación la tenía llena de pósters con todos los discos de Iron Maiden, y mis padres, curiosamente y ante mi sorpresa, me dejaron ir".

El cantante de Lujuria nos pone en situación: "Todo esto viene de finales de los 80, e incluso algo de los 90. Creo recordar que fuimos unos cinco años consecutivos al Donington. Fuimos un año con Mariano García, fuimos con Heavy/Rock, que creo que por entonces lo montaba con Mario Scasso, o estaba por separado, tampoco me hagáis mucho caso. Era cuando íbamos con el famoso autobús "El Dragón Rojo", un autobús de dos pisos que lo flipábamos. También recuerdo un año ir con el Pirata… o no… La verdad es que no recuerdo bien con quién iba. Sí que recuerdo ir con Mario Scasso, porque con él tuvimos un accidente una vez, que eso da para otro episodio, porque fue muy divertido, la verdad. Durante cinco años consecutivos fuimos, aunque uno de esos años no fuimos a Donington, porque se suspendió, que fue el año en que fallecieron dos chavales en una avalancha en el concierto de Guns N' Roses y al año siguiente no se celebró el Monsters of Rock. Nos fuimos a otro que era Milton Keynes, que también estaba muy bien, aunque no era el Donington".

Óscar y Txus a la izquierda

Txus puntualiza sin perder de vista la foto con Lemmy: "Tú fuiste cinco veces, yo solo he ido dos. Fui al Donington del 88 y al año siguiente a Milton Keynes, que fui contigo también y con Mario Scasso. Luego, más adelante, fui al Donington de no sé qué año, en la gira del 'Fear of the Dark'. Pero esa foto es del 88, porque ahí me estaba yo empezando a dejar el pelo largo, tenía 18 añitos. Viajábamos en un autobús más o menos cutre, y esto lo organizaba Mario Scasso. Eran muchísimas horas hasta que por fin llegamos a París, allí hicimos un pequeño descanso. Luego estuvimos en Ámsterdam, que alguna de las fotos que he visto que habéis publicado son de Ámsterdam, en frente del Barrio Rojo, que no hace falta que sepáis mucho para adivinar qué es lo que hacíamos allí unos chavales jovencitos con pasta en el bolsillo. Luego, desde allí, cogimos un ferry y nos fuimos a Inglaterra, y allí no sé si estuvimos un par de noches antes de viajar a Donington".

Óscar recuerda cómo eran las amistades en aquellos años sin internet: "Lo que hacíamos era que, durante todo el año, nos escribíamos cartas, y teníamos los teléfonos fijos de casa, por eso hablamos mucho Txus de su madre y yo de la mía, porque muchas veces, cuando nos llamábamos, eran nuestras madres las que: "Tu amigo, el Txus, de Madrid…" Ya le conocía mi madre. Y si yo llamaba a su casa: "¡Txus! Tu amigo Óscar". Entonces, o nos llamábamos por teléfono o nos mandábamos cartas contándonos los planes, cuánto llevábamos ahorrado, porque queríamos ir con un montón de pasta para comprarnos chupas, que íbamos a Carnaby Street, recuerdo, a una tienda que por entonces estaba llena de chupas, de muñequeras, de todo".

Txus en el centro con pantalón blanco, Óscar el segundo por la derecha

El cantante de Lujuria también tiene buenos recuerdos de Holanda. "Cada viaje iba evolucionando. Uno parábamos en París, otro en Ámsterdam, que en Ámsterdam cada año se pedían más días, todos sabéis por qué, para qué explicarlo”. Pero es en la capital inglesa donde echaban el resto. “Las estancias en Londres eran de un día o dos, no me parece que fuera mucho más. Nos sorprendió lo que se encuentra un español la primera vez que va a Londres, que entonces no había tanta información como ahora, y es que los pubs a las once chapaban sí o sí. Además, tenían una campanilla y cuando faltaban unos minutos la tocaban, y si querías te lo bebías de un trago o pedías otra corriendo o lo que fuera, porque a las once chapaban. Y Txus, que siempre fue un poco el líder de todo aquello, y siempre ha sido el juerguista eterno que es, tenía la teoría de: "Juerga tiene que haber. En todos los sitios se toman copas hasta las tantas, a mí no me jodáis"".

El batería sigue entrando en detalle: "Ya sabéis cómo es Inglaterra, allí a partir de no sé ni de qué hora era, las diez o las once, suena un timbre en todos los pubs y ya no te venden alcohol. Yo les decía a Óscar y a Julito y a Charly, un chaval súper majo, súper simpático que también está en la foto: "Tiene que haber algo abierto seguro. Los ingleses no pueden estar en su casa con un vaso de leche, no me jodas". Y nos metimos en unos cuantos tugurios raros, que no llegaban a ser puticlubs, pero eran muy raros. Nos sacaron las chavalas todo el dinero, nos echaron a la calle, y luego estuvimos por ahí dando vueltas, que estos se querían ir al hotel, y yo: "Vamos, no me jodáis, vamos a buscar que tiene que haber algo abierto". Y terminamos en el Intrepid Fox".

El segoviano también tiene fresco el recuerdo de cómo les tangaron la pasta: "No dimos con ningún garito, pero sí con una especie de… yo no lo calificaría de puticlub, pero sí un club extraño, en el Soho londinense, en unas callejuelas, que estaba abierto y allá que entramos… pues eso, jovencillos, forrados de pasta, y nos recibieron tías espectaculares. Nos sacaron toda la pasta que quisieron, ninguno pudimos hacer nada, por eso digo que puticlub no era, y como bebida… eso lo recuerdo perfectamente, un vaso de plástico como esos que te dan en el hospital con las pastillas, de ese tamaño, con un culín de algún licorcín, que a saber lo que era, que nos miramos con una cara de tontos… Salió una tía e hizo un baile, y cuando acabó nos echaron a la puta calle y se acabó. Nadie tenía ganas de repetir la experiencia de averiguar lo que era la noche londinense salvo uno, que por supuesto era Txus: "Aquí se tienen que tomar copas, aquí tiene que haber garitos"".

Aquí es donde a Sancho se le confunden los recuerdos: "Entonces descubrimos un garito que era el Intrepid Fox, por eso siempre hemos contado que esa foto era en el Intrepid Fox. Costaba cinco libras entrar, no se entraba así como así, tenía una marcha de la hostia, era heavy… Por lo que me han contado es que el St. Moritz está al lado y más o menos llevaba el mismo rollo también, y había actuaciones en directo, o las actuaciones en directo eran en el St. Moritz… no os puedo asegurar qué garito era".

Txus en el centro, mirando a cámara

El local en el que sucedió no lo tienen claro, pero ambos coinciden en todos los detalles sobre el encuentro con Lemmy. Txus retoma la historia que habíamos dejado en el Intrepid Fox: "Allí estuvimos tomándola, y en el St. Moritz, que está al lado, lo que no recuerdo es en cuál de los garitos fue, de repente: "Coño, ese que está ahí al fondo… ¿No es Lemmy?" Y el tío estaba con dos jarras enormes, una con vodka con naranja, más vodka que naranja, y la otra llena de monedas de libra".

Óscar, gran defensor del vodka, sigue el relato: "Que conste que yo siempre he defendido el vodka con naranja, era vodka con naranja, de verdad, porque vamos, eso no se me olvida a mí. Y el tío estaba venga a echar monedas en la máquina, que casi vaciaba la jarra hasta que le tocaba el premio, que eran sus propias monedas, pero el tío las recogía, las volvía a echar a la jarra y seguía jugando".

"No dejamos pasar la oportunidad de hacernos una foto con Lemmy", sigue recordando Txus antes de que Óscar recupere la frase del líder de Motörhead que pasa a engrosar su leyenda: "Nosotros flipamos cuando le vimos y creo que nos atrevimos a preguntarle: "Bueno, y aquí dónde está la diversión". Y él, riéndose, nos dijo: "La diversión está en seguir bebiendo". Eso, la foto y poco más es lo que pudimos disfrutar con el dios del rock".

"Nos gustaba a todos muchísimo el sonido de la banda", nos cuenta Txus. "Siempre hemos sido muy fanáticos de los Motör, de hecho, con el transcurrir de los años, cada vez que venía Motörhead a la Riviera, yo quedaba con Óscar y con Julito, a lo mejor habían pasado diez años, pero sacábamos del armario el cinturón de balas, los chalecos de cuero y hala, a ver a los Motör, era como un ritual.La verdad es que fueron tiempos muy chulos. Yo con esa edad, con 18 años, justamente dos meses antes de ir a Donington había montado Mägo de Oz. Yo jugaba al fútbol, me dedicaba de forma semi-profesional al fútbol, ni fumaba ni nada, y en ese viaje fumé de todo, y probé absolutamente de todo, fue una especie de descubrir el mundo".

Txus en el centro, con pantalón rosa

El líder de Mägo de Oz es el encargado de rematar la historia: "Julito, Óscar y yo hemos tenido una amistad de más de veinte años, y treinta, hemos envejecido juntitos. Óscar todavía conserva el pelo, yo no, pero la verdad es que todavía conservamos los dos esa sonrisa cuando nos vemos y esa complicidad, y son fotos chulas, lo que pasa es que te da un poco de nostalgia y de pena de ver lo rápido que pasa el tiempo y lo fácil que envejecemos. Fue un viaje en el que yo descubrí el lado oscuro de la vida, el rock, la noche… en fin, era una época en la que yo quería experimentar".

El batería sigue recordando aquellos festivales, fuertemente ligados a su amor por Iron Maiden, pero le proporcionaron más alegrías: "En ese mismo Donington de 1988 era cuando tocaba Helloween, que yo me quedé flipado, y Maiden estaba presentando el 'Seventh Son of a Seventh Son'. Murieron dos chavales mientras tocaba una banda de Los Ángeles que a mí me dejó flipado, porque eran súper macarras, unos tal Guns N' Roses. Al año siguiente no se pudo hacer Donington, porque les pusieron multas, y nos fuimos a Milton Keynes, que estaban Bon Jovi, Aerosmith… Volví a Donington a ver a Iron Maiden con el 'Fear of the Dark'. Me gustaba mucho cuando era joven ir a festivales".

Es difícil imaginar a Txus en su primer viaje fuera de España, cuando cruzar el Atlántico se ha convertido ya en algo natural con cada nueva gira de Mägo de Oz, como la de 'Bandera negra', que recientemente confirmaba alcanzar un total de 66 fechas por el momento. Mägo de Oz retomará la gira el próximo 9 de febrero en Loja (Ecuador), primera de las cuatro paradas ecuatorianas antes de pasar a recorrer México del 19 de febrero al 19 de marzo, visitar Costa Rica, Colombia en tres ocasiones, y Chile, tras lo que la banda regresará a España con el primer concierto del mes de abril, el que se celebrará el día 8 en Málaga, primera de las veintidós fechas que ofrecerán de momento en nuestro país, incluyendo las citas dobles en Madrid y Barcelona.

Los excelentes resultados obtenidos por Mägo de Oz en el Rockferéndum de La Heavy han desembocado en una nueva entrevista con su líder y batería, que nos espera en el número 438, del que ya tienes toda la información y preventa en nuestra tienda online. En los próximos días también encontrarás en MariskalRock los resultados de los votos de nuestros lectores en esta edición de Rockferéndum.

PARA LEER MÁS:

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Interesante resumen hacia estos dos grandes músicos junto con sus colegas hacia la primera vez que visitaron la rockera Londres y el histórico DONINGTON 88 siendo en esta edición uno de sus mejores carteles de su historia. Cojonuda foto de los nuestros con el mitico Lemmy Kilmister en la capital inglesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.