Madness Live!

Crónicas

Crónica de Insomnium + Tribulation: Otra noche sin dormir

«Una de las mejores bandas de death metal melódico del momento encabezó por vez primera una gira en nuestro país coincidiendo con la presentación de su disco más atrevido»

7 abril 2018

Texto: Jason Cenador. Fotos: Sami Auvinen

Su ascenso ha sido lento pero constante, y al fin, la gira de presentación de su disco más atrevido, el  séptimo de su carrera, ha sido el pretexto del primer periplo de la banda finlandesa de death metal melódico como artista principal en nuestro país. Hay que tener un buen par para marcarse un álbum de su género consistente en una sola canción, pero la entusiasta respuesta de sus fieles a ‘Winter’s Gate’ les ha dado la razón. ¿Qué importa el formato si las musas sonríen?

Abrían la lata los suecos Tribulation, que ya nos visitaron a comienzos de año acompañando a Arch Enemy y Wintersun, y cuyo show no fue muy diferente de aquel, en una sala de mayores dimensiones como es La Riviera. Los cientos de personas que dotaban de un magnífico aspecto a la renovada Sala Mon – antigua Penélope sin aquellas molestas columnas frente al escenario – dieron una cálida bienvenida a los cuatro integrantes de un grupo que prosigue con su imparable crecimiento, catalizado  por la publicación, en enero de este mismo año, de su cuarto esfuerzo discográfico, ‘Down Below’.

Con una puesta en escena marcada por el dinamismo de sus maquillados componentes, con particular protagonismo en los extravagantes movimientos del guitarrista Jonathan Hulten, quien incorpora un descarado componente teatral a su actuación; los cuatro integrantes supieron ganarse el favor de sus feligreses mediante un repertorio en el que cortes de su último cedé como “Lady Death”, “Nightbound” y “The Lament” se fusionaban en armonía con otros pretéritos como “Melancholia”, “Ultra Sivam” o la concluyente y aplaudida “Strange Getaways Beckon”.

Su estilo destila oscuridad y elegancia a partes iguales, pero hay cierto componente de monotonía que no termina por hacerme despegar los pies del suelo en sus actuaciones. Quizá sea cuestión de tratar de interiorizar más deliberadamente sus temas pasando por alto las demandas de mayor melodía o redondez, o tal vez el sexto sentido del gusto ha negado a quien suscribe estas líneas la devoción por la propuesta que sí mostraban otros muchos de los citados en el local madrileño. En cualquier caso, los suecos hicieron los deberes y salieron airosos.

Tras el preceptivo cambio de backline, fueron los finlandeses Insomnium quienes subieron la escalinata del escenario mientras la intro elegida desconcertaba a muchos de los asistentes. ¿La banda sonora de ‘Loca Academia de Policía’ para abrir las puertas del invierno más lúgubre sobre la Tierra? Pues parece que sí, así fue.

De golpe y porrazo cambió la tesitura de lo que resonaba en los altavoces de la Mon cuando los de Joensuu empuñaron sus instrumentos y acometieron con furia huracanada “Winter’s Gate”, la única canción contenida en su última obra. Sumidos en una penumbra agudizada por un humo tan excesivo que ni tan siquiera nos permitía verles la cara, los cuatro integrantes de una de las bandas de melodeath más en forma de nuestros días bordaron cada una de las siete partes de las que consta el tema ante un público más contemplativo que entregado que se quejaba, con razón, de un sonido que comenzó siendo pésimo para tornarse más tarde en medianamente aceptable. La interacción y la química quedarían para la segunda parte del show.

Los cambios de tercio entre fragmento y fragmento fueron pretexto para algún que otro respiro, si bien no se dirigieron con cercanía a la audiencia hasta después de completar los primeros dos temas con los que volvieron a la palestra tras el extraordinario ejercicio de énfasis y dedicación puesto en una pieza de metal extremo versátil y expresiva digna de enmarcar.

La introductoria “The Primeval Dark” fue sucedida por la ya imprescindible “While We Sleep”, que desató el delirio de la audiencia. Ya se les veía la cara, el concierto había cambiado de fase y el bajista y volcalista Niilo Sevänen agradecía con efusividad la acogida. “Mortal Shape” fue la antesala de una de las piezas más aclamadas de su discografía, la melancólica pero brutal “Down With the Sun”, que estimuló nuestros latidos como ninguna otra en toda la velada. Esas melodías rebosantes de emoción y profundidad ligadas con las agresividad rítmica coronada por las voraces guturales de Niilo les dotan de una personalidad única.

Sin olvidarse de la colaboración de Mikael Stanne de Dark Tranquillity en la original, arremetieron con la genial “Weather the Storm”, manteniendo el nivel de excelencia después con “Ephemeral” y “The Prometean Song”. Los bises fueron para “The Only One Who Waits”, desarrollada con una fabulosa comunión entre una banda que disfrutaba del momento y un público que se contagiaba de ello.

Está claro que tocar íntegramente un último disco, por más que sus particularidades lo justifiquen, tiene sus contrapartidas, y no podemos negar que se echaron en falta canciones tan imprescindibles de la ya dilatada trayectoria de Insomnium como “Since the Day It All Came Down”, “Weighed Donw With Sorrow” o “Through the Shadows”, pero en cualquier caso, mereció la pena sumergirse en otra grandiosa noche sin dormir. Por muchas más de vigilia metalera.

 

Jason Cenador
Algún día en

Jason Cenador

Periodista y redactor at Mariskalrock
Periodista musical por vocación y Licenciado en Periodismo. Apasionado del rock y el metal en toda su riqueza. Libertario convencido.
Jason Cenador
Algún día en
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Jason Cenador