ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

TRANSATLANTIC: CRUCERO DE PLACER

19 mayo, 2010 11:03 am Publicado por  – 1 Comentario

Sala La Riviera, Madrid – 13/05/2010
10/10

Se me hace realmente complicado expresar con palabras lo acontecido la noche del jueves en la capital madrileña, muy difícil de plasmar por escrito lo fastuoso y grandioso del recital que estos 4 genios de la música con pasado y presente en grupos punteros como Marillion, Dream Theater, Spock’s Beard o Flower Kings ofrecieron, tanto a nivel musical como de entrega, sonido y comunión con el público. Fueron casi tres horas y media, y podéis creerme que en ningún momento se hizo largo ni pesado, pues lo principal desde el inicio es que te das cuenta que los músicos están disfrutando, y que gozan de esa complicidad que sólo aquellos que se sienten a gusto con su trabajo y la compañía demuestran; y a todo esto hay que añadir como guinda la sensacional aportación como músico acompañante de Daniel Gildenlow de Pain of Salvation a los coros, percusión, teclados y guitarras eléctrica y acústica que hacen de él un miembro de pleno derecho con un papel quizá más secundario, pero vital para un concierto de Transatlantic.

Con un sonido excelente desde el primer minuto (increíble en una sala como esta), aparecen en escena para acometer íntegramente su nuevo trabajo, The Whirlwind, casi 80 minutos ininterrumpidos de perfección musical, de sonoridad impresionante y de cambios continuos de melodías y ritmos; todo ello acompañado por un escueto juego de luces y con un telón de fondo con la portada del último disco, pero es que no necesitan más, pues la sobriedad de Stolt en la guitarra, la majestuosidad de las voces y los teclados de Neal Morse, unido por la agresividad de Trewavas al bajo (este chico en Marillion se aburre) y la soberana presencia de Portnoy en la batería son presentación más que de sobra y es el mejor “fondo de escenario” que puede tener. Dentro de los temas que componen este trabajo se puede destacar la sensacional versión que se marcaron con Is It Really Happening?, que gana de manera impresionante y nos pone los pelos de punta con el sensacional juego de voces de los 5 componentes del grupo, la melódica Out of the Night o la genial On the Prowl, iniciada con ese sensacional solo de bajo para lucimiento de Trewavas que va increscendo en cuanto a instrumentos y voces y que estalla literalmente en la sala, y el cierre previo al descanso de unos 20 minutos con Dancing With Eternal Glory, un auténtico orgasmo musical que sirve para que el grupo se tome unos minutos de “asueto” más que merecidos.

Quede constancia la sensacional complicidad entre grupo y público (un poco escaso, pues podemos decir que no llegó a la mitad del aforo) que se podía sentir sobre todo en la parte baja de la pista, con la gente disfrutando y alucinando con lo que tenía delante de sus narices. Para la segunda parte, 5 temitas más de su discografía, tocados con la misma maestría y entrega, y es que es necesario decir que este grupo quizá sea una vía de escape para auténticos maestros deseosos de demostrar sus cualidades y virtuosismo y que posiblemente en sus grupos originales, por temas de “comercialidad” no tengan esa posibilidad. La media hora de All of the Above nos devuelve al limbo musical, aderezado con las voces de Stolt en la balada We All Need Some Light. Además, coincidiendo con la consecución de la Europa league por parte del atlético de Madrid el día anterior (enhorabuena, atléticos!!!!!) el amigo Portnoy sale vestido con una elástica rojiblanca ejerciendo como animador y maestro de ceremonias entre grupo y público; así iban a cerrar la segunda parte con Duel With the Devil, con una extraordinaria jam de todos los músicos donde introducen un guiño al Highway Star de los Purple y que da paso a los bises; primero de la mano de Bridge Across Forever para lucimiento del señor Morse, donde queda patente que este señor podría perfectamente hacer las funciones de “telepredicador”, pues sus gestos sobre todo con las manos parece que nos intenten “convertir”, y un sensacional y divertidísismo final con Stranger In Your Soul, donde en un momento dado Morse corre a quitarle su puesto en la batería a Portnoy dejándonos a todos anonadados con su buen hacer a las baquetas, mientras este último le quita el bajo a Trewavas, hecho que el bajista aprovecha para ocupar el puesto vacante dejado en los teclados; y, por si fuera poco, el batería se lanza al público que le lleva en volandas de uno a otro lado. Final apoteósico, sublime y perfecto que cierra uno de esos conciertos que contarás a tus futuros familiares como ejemplo de lo que puede llegar a ser la música con dedicación, ganas, gusto y un poquito de esfuerzo; incluso el único pero que se puede poner es positivo, pues a mitad de la actuación hubo un fallo en la iluminación del escenario quedándose el mismo literalmente a oscuras (miedo me entró con los antecedentes de las salas en la capital pensando que habían “desconectado” por la hora), pero sin que ello hiciera que el grupo parara lo más mínimo, ejemplo de profesionalidad y saber estar. Lo dicho, sensacional concierto, sensacionales músicos y extraordinaria velada.

Texto: LUIS DE LA ENCINA
Fotos: JOSÉ LUIS MARTÍN

Set list

1.- The Whirlwind
(descanso de 20 minutos)
2.- All of the Above
3.- We All Need Some Light
4.- Duel With the Devil

Bises
5.- Bridge Across Forever
6.- Stranger in Your Soul

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

1 comentario

  • Whirlwind dice:

    Ni en “pullmantur” tienes un crucero como este!!!

    Yo fui expresamente desde Mallorca para verlos y la verdad es que mereció totalmente la pena. No puedo estar más de acuerdo con esta crónica. Y es que pese al “apagón” repentino y a los problemas con uno de los toms de Portnoy que chirriaba un poco, se pudo ver a un grupo muy bien conjuntado, con muchísimas tablas y que encima se lo pasaban como enanos!!!

    Ojalá podamos enrolarnos en cruceros como este en años venideros 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.