whisky caravan
adventus

SONISPHERE 2010: MORDIENDO EL POLVO

14 julio, 2010 1:31 pm Publicado por  – 9 Comentarios

Véase aquí un brevísimo resumen de todo lo que aconteció el pasado fin de semana en Getafe y que podréis encontrar más detallado en los próximos números de Heavy Rock y Kerrang.
Sin duda los principales protagonistas de ambas jornadas además de la buena música fueron el calor y el polvo.

Tao Te Kin

De nuevo sufrimos en nuestras carnes la impenitente climatología patria y la inadecuación de los recintos cedidos para organizar este tipo de macrofestivales.
Amarguras aparte supimos sacarle bastante bien el jugo a todos y cada uno de los grupos que pisaron los dos escenarios y que fueron los que nos trajeron ese soplo de aire fresco que nos hizo aguantar todos esos despropósitos.

Los madrileños Tao Te Kin fueron los encargados de abrir el festi mientras las ordas rockeras iban tomando posiciones, buenas caras entre los que se acercaron curiosos a presenciar su directo.

Los daneses Volbeat gozan ya con un gran número de seguidores que disfrutan esa mezcla de clásicos de los 50 con guitarrazos más actuales. Abonados habituales a diversos festivales europeos parece que se van abriendo camino entre los rockeros españoles.

Faith no more

Todos sabemos que Anathema es un grupo que se luce más en salas pequeñas y que tocar a las cinco de la tarde con toda la solana no les hace ningún favor, pero los hermanos Cavanagh no se amilanaron en ningún momento y además de llevarse un moreno gamba de Getafe también llenaron sus bolsillos con nestros aplausos gracias a cortes como “A Natural Disaster” (con corista femenina), “Deep” o “Fragile Dreams” canción con la que terminaron su show. Si te gustaron en el Sonisphere te puedo asegurar que te entusiasmarán en un ambiente más recogido.

Me sorprendió gratamente la buena acogida de Bullet for my Valentine que arrastró a numerosa chavalería a las primeras filas. Esto supone una base sólida para la continuidad del grupo y por qué no decirlo del rock en general al apoyar nuevos sonidos y nuevas generaciones. Los entregados fans agradecieron efusivamente temas como “Your betrayal”, “Fever” y “Alone”.

De nuevo tiramos para los de casa y nos plantamos en el escenario grande para ver de nuevo a Söber; si ya me dejaron buen sabor de boca en el Rock In Rio, en Getafe me convencieron del todo. La planta de los Escobedo arropados en todo momento por el resto de la banda se llevó la ovación de todos los presentes por su entrega y un set list muy acertado donde debo destacar “Hombre de hielo”, “La nube” y “Arrepentido”.
Los británicos Saxon son un valor seguro en todo festival que se precie; removieron las masas gracias a clásicos como “Wheels of steel” y “Princess of the night” y si encima hacen mención a la selección española la ovación estaba asegurada.

Annihilator

Uno de los directos más esperados fue el de Porcupine Tree. Sin duda los que más disfrutaron de los ingleses fueron los amantes de los sonidos progresivos y ambientales como demostraron en “Circle of Manias” o “Hatesong”. Como ya dije más atrás con Anathema, sigo pensando que este tipo de grupos se disfrutan más fuera de toda la locura que supone un festi pero a los sibaritas musicales pareció no importarles.

En el escenario pequeño vimos a unos renovados y puritanos WASP que aunque ya no suelten tacos ni mencionan a Satán nos enloquecieron igualmente con las salvajes “On your knees”, “Wild Child” y “The idol”. Sin duda la gran ausente fue “Blind in Texas” que no sonó en la árida estepa getafense.

La polvareda que se montó con los pogos en Slayer nos hizo estar estornudando mocos marrones hasta dos días después, y no es para menos si nos enchufan sin miramientos “War ensemble”, “Seasons in the abyss” o “World painted blood”. Por supuestísimo que no faltaron los hits “Raining blood” y “Angel of death” y a pesar de los rumores de separación que sobrevuelan sobre la banda tras la lesión de espalda de Tom Araya, los americanos no dieron muestra de debilidad alguna ante su público. Esperemos que esos chismes se queden en algo anecdótico y podamos seguir disfrutando de su thrash a la vieja usanza.

Deftones

Y qué decir de Faith no More y de su incombustible e hilarante frontman Mike Patton. Ese comienzo pasteloso y rancio no vislumbraba buenos visos de un gran directo pero poco a poco nos fuimos tragando nuestras palabras para acabar saltando encabritados en pos del ritmo que nos marcaba la banda.

Tuvo momentos de todo tipo, desde revolcarse por el suelo hasta lanzarse entre la gente para dejarse llevar de mano en mano o cantar trozos en español como en “Evidence”; se ve que el tío domina el idioma, un poco mejicanizado eso sí.

Si me tengo que quedar algún momento como recuerdo, sin duda fueron los temas “Ashes to ashes” y “Easy” aunque “Be agressive” o “Just a man” no se quedaron atrás. Sin duda un concierto memorable de los que te dan ganas de repetir.

Después del subidón anterior desechamos las pocas fuerzas que nos quedaban con Suicidal Tendencies. Para mi gusto la voz de Mike Muir no estuvo a la altura y aunque no paró de correr de un lado a otro del escenario en ciertas partes se le notaba ahogado. No por ello dejamos de disfrutar de un directo en el que salieron claramente a ganar porque nada más empezar nos descargaron a bocajarro “You can’t bring me down”, “War inside my head” y “Subliminal”, ahí es nada!

Alice in chains

Hasta aquí dio de sí la primera jornada del Sonisphere, algunos todavía querían dejar constancia de su presencia en la carpa djrockera pero los demás teníamos que recuperar fuerzas para la siguiente jornada.

El sábado el sol no nos dio ningún respiro y la crema protectora fue la primera en introducirse en nuestro petate festivalero.

En las pocas sombras del recinto nos refugiamos para disfrutar de Quinta Enmienda grupazo que tiene mucho que decir en el power metal estatal. Muchos se acercaron hasta las primeras filas al escuchar como los madrileños se empleaban a fondo con el “Walhalla” de Blind Guardian.

Hamlet se apoyaron en su público que aplaudió los cortes de siempre como “Denuncio a Dios” o “Limítate” casi tanto como los nuevos temas “Siete historias diferentes”.

Los que metieron una caña de flipar fueron los franceses Headcharger que espabilaron a la peña en un abrir y cerrar de ojos con “Intoxicated” y “Would you”. Demostraron que el death melódico también es cosa de europeos.

Slayer

Inmensos también estuvieron Coheed and Cambria. El guitarrista y cantante Claudio Sánchez nos agradeció una y otra vez nuestra entrega y prometieron volver pronto. Inconmesurable la ovación que se llevaron en “Welcome Home” y “The Broken”.

La sorpresa del día vino de la mano de Chino Moreno y sus Deftones. Visiblemente más delgado y participativo se llevó de calle por su empatía a todos los fans que copaban el escenario grande y que aplaudieron y saltaron sin miramientos “Passenger”, “7 words” y “Birthmark”. Me alegró ver que la banda ha recuperado la buena salud de antaño y que dejaran constancia de que tienen cuerda para rato.

No puedo decir lo mismo de Max Cavalera que acaparó muchas miradas con sus Soulfly. El grandullón y cada vez más obeso voceras tuvo que tirar de tesituras menos guturales para poder acabar dignamente su actuación. En repetidas ocasiones pudimos verle, señalando a su garganta, decirle al mánager que no daba para más. Aún así le perdonamos en cuanto nuestras orejas captaron las viejas glorias de Sepultura como “Roots Bloody roots” o “Refuse/resist”. Entrañable fue ver el buen hacer de Igor Cavalera junior tras los platos dándolo todo en “Attitude”. Con esos genes no es difícil ser buen músico.

Rammstein

Alice in Chains nos devolvió un poco la calma. Tirando del rock más alternativo, la banda nos sedujo con una calidad musical incontestable. Jerry Cantrell sigue siendo un guitarrista majestuoso y su sola presencia sobre las tablas ya imprime al show un carácter especial. Me siguen emocionando “Would? y “Man in the box”.

Megadeth

Por fin llegaba para mi el plato fuerte de la noche, los que me conocen ya saben que además de Metallica mi otra pasión es Megadeth. Ver al muñeco de la portada de Rust in peace como telón ya me puso los pelos de punta, pero si encima te enchufan más de la mitad de los cortes de ese discazo pues ya sólo puedes alzar las manos y dar gracias.

El comienzo del show (“Wake up dead”) se vio un poco deslucido por el sonido, ya que se oía bastante poco a Mustaine pero tema tras tema se fue solucionando.

Dave como siempre es parco en palabras pero agradece nuestro entusiasmo con pequeños gestos.
Entre todo lo bueno que escuchamos, cabe destacar “Holy Wars”, “Symphony of destruction”, “She wolf” o “Sweating Bullets” y de lo nuevo sin duda “Headcrusher”, pero mi favorita siempre seguirá siendo “Tornado of souls”; es difícil desechar alguno de los temas porque todos fueron brutales.

Tras el concierto, nuestro peregrinar hacia el escenario grande para ver a Rammstein fue lento y fatigoso y no sólo por el cansancio de habernos batido mano a mano con Mustaine y los suyos, sino por la inmensa polvareda que asolaba el recinto y hacía el ambiente irrespirable.

Había muchos novatos en las lides de los directos de los alemanes pero puedo asegurar que salieron de Getafe con la boca abierta. Y no es para menos si contamos la parafernalia que montan entre fuegos, explosiones y atrezzo desde el comienzo con “Rammlied”.

En “Benzin” queman vivo a un especialista que hace de espontáneo, en “Feuer frei” sacan lanzallamas y en “Ich tu Dir Weh” al teclista Flake le cae una lluvia de fuego; todo esto y más es simple aderezo de una banda de metal que ya sólo con su música nos vuelve locos.

Para Messhuggah ya estábamos para el arrastre y salvo leves cabezazos y cuernos al aire poco más pudimos ofrecerles a los suecos. No por ello el bueno de Kidman dejó de animarnos a seguir así que muchos le echaron huevos y rompieron el suelo a base de saltos con “Combustion” y “Bleed”.

Como toque de atención a los organizadores por favor para próximas ediciones sugerimos encarecidamente más fuentes de agua, más zonas de sombra, un recinto apropiado a ser posible sin tierra y precios populares en la barra. Aunque nos guste el metal no somos de hierro y muchos aún sufrimos las consecuencias de estos desatinos organizativos.

En cuanto a sonido, horarios y grupos elegidos, el festi pasó el examen sin un borrón.

TEXTO: MartametallicA
FOTOS: JUAN DESTROYER

Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por

9 comentarios

  • Mandril dice:

    Me gustó el festival en cuanto a nivel musical pero lo de la organización y el recinto es lo de siempre… un robo. Cómo es posible que no hubieran regado ese terrazal. El viernes lo delpolvo fue llevadero, por decirlo de alguna manera, pero el sábado fue insufrible. Otro aspecto fue la falta de duchas y servicios en el la acampada del festival, menos mal que no me quedé alli, pero colegas que sí lo hicieron me contaron lo sucedido. A ver si van aprendiendo todos estos un poco y nos tratan de un puñetera vez con más respeto, como buen e incombustible público que somos. Otra cosas, ¿desde cuando los Saxon son teutones?

  • Alejandrock! dice:

    A pesar de que musicalmente el festi fuera de 10 (sobre todo por unos tal Faith No More que fueron apoteósicos, unos Megadeth destructivos y unos Rammstein espectaculares) la organización ya directamente nos trata como al ganado, 2 sombras de mierda que hacian más bien poco, precios en barra destartalados ¿2€ una botella de agua? y que más… ni una puñetera fuenta, una explanada árida con más polvo que en el desierto? a ver si arreglamos esto…

    Aun así yo me fui contento musicalmente fue una maravilla

  • vince31 dice:

    el concierto de rammstein fue espectacular pero siendo cabezas de cartel de un festival como este ya podrian tocar un poco mas.no creo que su concierto pasara de 90 minutos con bises incluidos.

  • otamotxa dice:

    Lo de la organización de los macrofestivales tiene su miga. No debe ser fácil, pero desde luego manifiestamente mejorable.

  • fran dice:

    uno de los mejores recintos para festivales de toda españa esta en villarrobledo, ciudad de donde nunca se tenian q haber llevado el metalmania.ese festival ha sido uno de los mejores festivales que se han organizado y se organizaran en españa aunq lo hiciera la ranita pordiosera, q desde q se fue de villarrobledo no ha dado una.

  • langreo dice:

    Lo mejor del festival fueron lo rammstein y sober como no que se lo curraron de la hostia

  • santirc dice:

    que vuelva sonisphere a barcelona, alli no hay polvo y corre la brisa del mar. mechine head, slipknot, metallica y compañia estubieron de lujo.

  • fer dice:

    hace tiempo que tome la sabia decision de no asistir a conciertos en madrid, por falta de salas adecuadas y peor personal.este fin de semana hice una escepcion y lo pague caro.que listos los de la organizacion , te hacen aparcar el vehiculo en el quinto pino y a los que teniamos la entrada para un dia no le permitian volver a salir del recinto,claro para que no hiciesemos botellon en el coche y nos dejemos la pasta en este desastroso festival.no me canso de repetir que el realizar un espectaculo sin sevicios minimos como es el agua potable, o no dejarte pasar comida y bebida es una infraccion a la ley de expectaculos publicos, lo unico que prohibe es pasar al recinto con objetos que puedan suponer un riesgo para los artistas o publico, y no creo que un bocadillo, botella de agua o vaso de plastico pueda matar a nadie.pero en fin si no se vuelve a celebrar el festival no llorare, luego vendra el promotor de turno diciendo que no tienen apoyo.cumple la ley, trata al publico con respeto y veras como la gente responde, hasta entonces no me vereis en ningun evento madrileño.metalway en gernika otra vez, tomar ejemplo.no soy vasco ni nacionalista, por si acaso.

  • Anónimo dice:

    los mejores fueron Faith No More. de comiezo moña nada, empezaron con la intro de todos los conciertos de la gira. faltaron temaz como real things pero poco mas..
    y yo creo que ninguno defraudo, rammstein es la segunda vez que los veo y el espectaculo al aire libre da mas potencial ala pirotecnia ya que en el palacio de los deportes podria aver ardido xd
    lo malo: el recinto, vaya ladera de mierda, el horario de apertura y por supuesto la polvadera
    pero muy buen festival, los mojitos muy bien jaj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.