proyecto hatta

SCORPIONS: BIG CITY NIGHT EN SANTIAGO

24 septiembre, 2012 10:11 am Publicado por  4 Comentarios

Movistar Arena, Santiago de Chile

Acabo de llegar desde Lima, es de mañana aún y no puedo contener mi ansiedad. Tampoco he podido evitar que desde hace varios días, mis pensamientos hayan girado en torno al show que estoy a punto de presenciar esta noche en el Movistar Arena. Han pasado dos años desde su última visita a tierras chilenas y será  aquí donde muchos como yo tendremos la última oportunidad de ver a Rudolf Schenker y compañía descargar toda su artillería sobre un escenario. No podemos estar más que agradecidos por ser parte de esta experiencia.

Scorpions, la banda que ha acompañado la vida de cuatro generaciones de fanáticos y creado varios de los himnos del rock más memorables del planeta regresa a Sudamérica en el marco de este Final Sting World Tour, que parece no terminar, y que ya lleva dos vueltas por el mundo.

Al ingresar encuentro un recinto variopinto, con fanáticos de todas las edades mezclados,  desbordando de impaciencia y con el único anhelo de ver a los héroes de la noche. Veo también banderas peruanas y argentinas, países que no fueron incluidos en esta gira,  lo que supone que los fans que las portan viajaron un largo camino para estar presentes esta noche.

Son las 21.25, las luces del Movistar Arena se apagan, lo que anuncia el inicio de lo que será uno de los shows más memorables y emotivos a los que he asistido. Las tres pantallas gigantes situadas al fondo del escenario muestran emotivas imágenes en blanco y negro de lo que fue el mítico US Festival en San Bernardino de 1983 y una voz en off , como todas la noches, anuncia lo esperado, Scorpions está sobre el escenario. Un grito de guerra colectivo les da la bienvenida mientras empiezan los coros de “Sting In The Tail”, tema del último álbum. Klaus Maine, la voz que ha traspasado los años y los ha catapultado al Olimpo del Rock se escucha fantástica como siempre. En un momento en el que bajé la cámara porque quería verlo unos segundos con mis propios ojos y no a través del visor, recordé un cassette que compré cuando recién salió a la venta el ‘Live Bites’, lo escuché innumerables veces e imaginaba que una de las voces del publico era la mía, ahora casi 20 años después estaba presenciando mi sueño.

Es el turno de “Make It Real”, Maine inmóvil al pie del micrófono y Rudolf Shencker corriendo por la pasarela frontal que se introduce entre el público. Llega el momento del solo y Mathias Jabs se sitúa a su lado creando aquella imagen perfecta e icónica que he tenido grabada en mi memoria mientras crecía y que ahora podía capturar, fue un momento indescriptible para mí como fotógrafo porque recuerdo tener un poster en mi habitación con una imagen parecida, claro, con varios años menos, pero con la misma fuerza y carisma.

“Buenas noches Santiago” fueron las primeras palabras de Maine hacia el público e inmediatamente se escucha el intro y coros de “Is There Anybody There?”, tema del ‘Lovedrive’. Percibo una mayor entrega por parte de los fans con este tema pero para el siguiente que fue “The Zoo” se desbordó de energía todo el Movistar Arena. Los viejos zorros alemanes saben con la experiencia de los años cómo sacar la mayor entrega por parte de sus fans soltando de a pocos lo mejor de su repertorio y se regocijan observando el delirio que producen con cada uno de sus temas. Mathias se luce con el talk box como lo ha hecho en los más de 30 años que tiene de vida esta pieza maestra inspirada en el New York del año 79, en la primera gira de los Scorpions por territorio norteamericano.

Llega “Coast to coast”, tema instrumental donde Maine acompaña con una tercera guitarra, siguiendo con “Loving You Sunday Morning” y la primera balada de la noche: la hermosa “The Best Is Yet To Come”, también del último disco, con Maine invitando al público a cantar los coros y creando el ambiente perfecto para el set acústico que se inicia con “Send Me An Angel”, con toda la banda situada en el extremo de la pasarela. Velada intima llena de emociones y recuerdos. Para “Holiday”, el siguiente tema legendario, quedan solos al borde de la pasarela Meine, Schenker y Jabs. Maine atrapa una bandera que un fan se la arroja colocándosela sobre los hombros desatando una ovación colectiva.

Luego de “Raised On Rock” los Scorpions tienen otro as bajo la manga que llega con “Tease Me Please Me”, primer sencillo del ‘Crazy World’. Fue tal la potencia del sonido y el público que los cimientos del Movistar Arena parecían ceder. De inmediato enlazaron con “Hit Between The Eyes”, también del ‘Crazy World’.

Es el turno de un personaje que llamó la atención desde el inicio del show por su dominio en la percusión y desbordante vitalidad, el ex Kingdom Come: James Kottak. Todo un maestro en la conducción de las masas, descarga todo su poderío en los tambores mientras que detrás de él, las pantallas nos muestran un viaje por su mente, con paradas en varios capítulos de la historia musical y visual de la banda que terminan cuando nos enseña la parte trasera de su camiseta donde lleva escrita la palabra Rock N Roll Forever, palabra que también lleva tatuada en toda la espalda. Todo está listo para dar paso al estruendoso “Blackout” trasformando a la masa en un gran coro de almas totalmente rendidas. A partir de este momento hasta el final los Scorpions despliegan todo su armería para dejar en claro que ellos reinan, desfilan uno tras otro clásicos del hard rock alemán más arrollador como:“Six String Sting” y “Big City Nights”, la conmovedora:“Still Loving You” con un Movistar Arena teñido completamente de rojo cantando a todo pulmón, la emblemática: “Wind Of Change” mostrándonos por la pantallas lo diferente que era el mundo hace escasos 20 años, cuando esta canción era un himno por la paz adoptado en todo el planeta, cubierto bajo el emotivo silbido de Maine.

Para cerrar esta fantástica noche: “No One Like You” -también del legendario ‘Blackout’- y “Rock You Like A Hurricane” del multiplatino ‘Love At First Sting’, dos de los mejores discos de Hard Rock de todos los tiempos. Ambas canciones desplegadas con toda la intensidad y fuerza que no podrías imaginar, dejando en claro por qué siguen en pie y son más grandes que nunca, tan sólidos y llenos de energía como años atrás.

Mantengo las esperanzas de volverlos a ver por dos sucesos que se acaban de anunciar mientras escribo esta crónica, el primero: que estarán presentes en la inauguración de mundial de fútbol 2014 en Brasil y el segundo la promesa de la banda de reprogramar el concierto en Paraguay que fue cancelado debido a los fuertes temporales que azotaron la región.

Solo me queda decir gracias por todos estos años de compañía e inspiración.

Texto y fotos: Lukas Isaac

Setlist

  1. Sting In The Tail
  2. Make It Real
  3. Is There Anybody There?
  4. The Zoo
  5. Coast To Coast
  6. Loving You Sunday Morning
  7. The Best Is Yet To Come
  8. Send Me An Angel
  9. Holiday
  10. Raised On Rock
  11. Tease Me Please Me
  12. Hit Between The Eyes
  13. Kottak Attack
  14. Blackout
  15. Six String Sting
  16. Big City Night
  17. Still Loving You
  18. Wind Of Change
  19. No One Like You
  20. Rock You Like A Hurricane
Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • juandie dice:

    Que envidia viendo a nuestros hermanos latinos disfrutando de los SCORPIONS en directo con uno de los mejores repertorios rockeros de la historia.GRANDES SCORPIONS!!!!

  • Anónimo dice:

    SON ADMIRABLES NO SOLAMENTE DESDE EL UNIVERSO DEL ROCK, SINO TAMBIEN DESDE EL ASPECTO HUMANO. SON DE LOS POCOS GRUPOS DE ROCK QUE NOS HAN HECHO VISLUMBRAR EL LADO POSITIVO DE LA MUSICA Y HAN SABIDO MADURAR Y ENVEJECER DIGNAMENTE. EN ESTOS TIEMPOS DE SEDICION E INCONFORMISMO MUNDIAL, LA MUSICA Y EN ESPECIAL EL ROCK SON DE LAS POCAS COSAS QUE SIGUEN UNIENDO ESTE DAÑADO PLANETA. FOREVER ROCANROL.

  • jota dice:

    aún aguantan el tipo, que grandes! http://detripasrockandroll.blogspot.com

  • LuisAlfaro dice:

    Recien leo la reseña, es muy buena grandes los Scorpions y tu también Lukas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.