john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

PL GIRLS: DE CARNE Y HUESO

30 marzo, 2012 6:04 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Caravan, Madrid

No es ni mucho menos una entelequia P.L. Girls, un prometedor conjunto compuesto íntegramente por chicas que, con su primer álbum tomando forma en la fragua del estudio, han ido asaltando en las últimas fechas pequeños escenarios de Madrid y alrededores,  aprovechando con gran entrega la oportunidad de descubrirse en directo y demostrar que tienen mucho que decir en la escena.

Son reales, de carne y hueso, sus instrumentos suenan sincronizados al milímetro y desde el primer minuto de show se reivindican como mucho más que cinco caras bonitas. Lo suyo es el rock n’ roll garajero capaz de retrotraernos a los setenta más genuinos en un abrir y cerrar de ojos. Sus influencias comprenden desde David Bowie, T. Rex o The Doors hasta AC/DC, Black Sabbath pasando por Rolling Stones o New York Dolls; y seguramente cualquier miembro de estas formaciones habría disfrutado el concierto sobrio y familiar que acogió la Sala Caravan.

Para nada se las ve parcas de actitud. Su decidida puesta en escena se une a una coordinación varios pisos por encima de lo esperable para un grupo cuyo debut discográfico aún no ha visto la luz, con las dos guitarras de Gemstar y Ashen desprendiendo frescura, el bajo de Tania abrumando con su presencia y nitidez sorprendentes, y la batería de Mad Nicky embistiendo con naturalidad y firmeza.  Canciones con alma y carisma como “Lady Bitch”, “Glamorous Rock” y “High Heels” contaron con un buen sonido como aliado y fueron el perfecto ejemplo de que en la sencillez puede manifestarse el talento sin que suponga un hándicap. De hecho, esos acordes desbarnizados, esos coros directos y estupendamente canalizados con el espléndido chorro vocal de la apuesta cantante Uve Vickowski; esos estribillos accesibles, son valores que saben cuidar y explotar muy bien. Buena muestra de ello fueron “I Don’t Care” y “Undead”, que precedieron a una meritoria versión del “My Generation” de The Who con la que dejaron bien clarito cuál es su escuela principal.

Volvieron a su propia cosecha con “Awake”, para hacernos cantar hasta la extenuación en “Shut The Fuck Up”, un tema de estribillo directo y adictivo, muy propio para llevarse la palma ante el público. La segunda versión de la noche fue “Never Marry a Railroad Man”, de los holandeses Shocking Blue, extintos hace la friolera de treinta y ocho años. Pero la época no es obstáculo para estas cinco jóvenes, que parecen encarnar un nexo de unión intergeneracional, reinventando con buen criterio estilos que florecieron en épocas pasadas pero que siguen latentes en una considerable masa de público. Ellas no necesitan virtuosismos, se valen de su dedicación y de un sentido de la canción sin el que no se conquistarían cortes como “Mad Mad Girls”, “Burning The Horizon” o “Hit’n Run”, con cuyos acelerones quemaron los últimos cartuchos de un concierto breve, intenso y sobre todo, muy auténtico.

Texto: Jason Cenador

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.