adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

MOTÖRHEAD (MAD): WE ARE

21 diciembre, 2010 6:30 pm Publicado por  – 2 Comentarios

Enorme expectación la desatada ante la visita de Motörhead a España en tres fechas confirmadas que les llevarían a Barcelona, San Sebastián y Madrid, con una masiva afluencia de público que hizo necesario ampliar recintos en Barna y San Sebastián. También lo fue para su fecha en la capital, ya que una semana antes se colgaba el cartel de "no hay billetes", aunque según nos filtraba la organización, había sido la misma banda la que se había negado a ampliar el recinto; era su última fecha y querían hacerlo en una sala, una sala grande, pero una sala.

Las inmediaciones de La Riviera se encontraban atestadas desde tiempo antes del inicio de muchas motos, chupas de cuero y barbas de mariscal alemán, así como de algunos que, a la desesperada, ofrecían casi cualquier cosa por una entrada que les permitiera ver a la leyenda inglesa. Toda una reunión de amantes de un rock tan clásico como duro, potente e inmortal.

El show se abría con Atlas, la banda madrileña que continuaba presentando su disco "Contra viento y marea" y que pudo disfrutar de una sala con una gran parte del aforo ocupado, desarrollando ante ellos su espectáculo de hard rock bien engrasado con una magistral ejecución por parte de cada uno de sus músicos. Lástima que, como ocurre habitualmente, el sonido podría haber sido mejor, pero ya sabemos lo que es tocar precediendo a una estrella internacional. No obstante, un más que sabroso directo que supo enganchar a todo el recinto.

Pero a las 21.15 el momento esperado hacía eclosión con la salida al escenario de la banda, y es que el "simple" hecho de que los asistentes vieran asomar las botas de Lemmy hizo temblar desde las paredes hasta las palmeras de la Riviera. Kilmister sigue igual, él es clase, es actitud, es historia, es rock and roll, y ante los más de 2.500 pares de ojos abiertos como platos y gritos de éxtasis arrancaba la descarga con el habitual "We are Motörhead".

Desde ahí en adelante el concierto trascurre a toda prisa, con Lemmy, sus verrugas y su cara de pocos amigos en el centro de la orquesta, un delgado Phil Campbell dominando su guitarra de lado a lado del escenario y con Mickey Dee encaramado tras su nube de batería y al cual apenas podíamos ver su pelo rubio sacudido a cada golpe de caja.

El recorrido musical del set-list no se diferenció mucho del que dieran en Barcelona o San Sebastián, basado en los hits que han ido cosechando a lo largo de los últimos años de su larga carrera, y que denotan el buen hacer de sus labores como músico, es decir, no vivir de las rentas sino seguir aportando nuevas soluciones a los incontables seguidores a lo largo de todo el planeta.

En total se contaron 18 canciones, entre las cuales, evidentemente, tampoco faltaron cortes clásicos imprescindibles como "Going to Brazil", "Killed by death", "Ace of Spades", "Born to Raise Hell" o una definitiva "Overkill" a toda velocidad bajo exposición de luces cegadoras que convirtieron la canción en el mejor final posible.

¿Se les puede pedir un repertorio aún más basado en clásicos? Seguro que sí, pero deberemos hacerlo en el momento en el que Motörhead comiencen a decir adiós, porque a día de hoy, siguen siendo una banda de actualidad, no del recuerdo.

Vinieron en verano con el Rock in Rio, han venido por triplicado en diciembre, y ya han confirmado una fecha más en 2011 junto a Judas, y también ahí estaremos con ellos. Que nunca nos falte esta banda "49% motherfucker, 51% son of a bitch".

Texto y fotos: XANTI FAKIR
twitter.com/xantifakir

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por

2 comentarios

  • José Manuel dice:

    Yo no he visto nada igual!!!

  • motorvejete dice:

    solo comparables a los espectáculos dados en barcelona por acdc, black ice tour, y los conciertos de Kiss en españa el año pasado, Motrhead, puro espectaculo, a la vejez viruela, pero en este caso a la vejez rock y bourbon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.